Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Este jueves un relato: Ella y sus circunstancias

Juana masajeaba sus rodillas doloridas. Sus ciento veinte kilos de peso no hacían bien a su artrosis; por eso esperaba delante de la puerta del endocrino.  La enfermera voceó su nombre y lo más aprisa que pudo, dad sus circunstancias, se levantó del asiento.        —Ha perdido solo un kilo. Tiene que ser más estricta con la dieta. Le voy a prescribir una de ochocientas calorías, espero que sea estricta si no será complicado que pierda peso —dijo el médico malhumorado. Juana quería morirse. ¡Un mes comiendo espinacas y lechuga! Sin protestar abandonó la consulta con la nueva dieta en la mano.  Despacio se encaminó hasta su casa cuando avistó una pastelería y sus pies le llevaron en esa dirección. Entró decidida y pidió una bandeja de merengues, la más grande que tuvieran. De pie en el mostrador, uno a uno, se los comió todos.  Aún apreciaba el gusto de limón y azúcar en su boca cuando escuchó un vozarrón que gritaba su nombre. —¿Doña Juana García? ¿Doña Juana García?... —Sí, soy yo —respondió…

Mercedes Gallego: Dama española de la novela policíaca.

De siempre me ha gustado el género negro "light", como yo lo llamo, o  novela policíaca.  Será mi deformación profesional, pero toda novela en la que hay un malo, malísimo, que con mente perturbada (y digo perturbada que no enferma) va cometiendo asesinatos a diestro y siniestro, llama mucho mi atención.  Si hiciera un repaso en mi biblioteca física y en la virtual, seguramente sería el género en el que encontraría un mayor número de novelas.  Uno de mis escritores preferimos en H. Mankell. He leído todo sus libros protagonizados por el inspector Wallander  y los he disfrutado de principio a fin. Además he visto la serie protagonizada por  Kenneth Branagh que hacía de Wallander y también gustó en ese papel muy cercano a como lo había fantaseado en mis lectura. También he leído casi todo de Vazquez Montalban, de Andrea Camillieri, Jose María Guelbenzu ...y muchos más. Respecto a las damas de la novela negra, también he hincado el diente a sus novelas. En el 2002 se publicó un art…

¿Qué siente el escritor mientras escribe?

Las primeras palabras quedan impresas en la página en blanco, van conformando una frase, esa primera de muchas que constituirán tu novela.  Desde hace semanas la tienes en tu cabeza revoloteando todo el día, añadiendo escenas, cambiando diálogos hasta que decides que es el momento de plasmarlo y comienza un período en el que te sumes en la trama, te sitúas en el espacio y tiempo de la ambientación y vives la vida de los personajes. Ahí es donde quería llegar, porque al vivir sus vidas, también las vivencias y por ello sufres, ríes, lloras, te enfandas... con ellos y por ellos. Durante el pasado año (debido a mi trabajo en la universidad mi año va de septiembre a junio)  he estado dedicada a escribir la segunda novela de la trilogía sobre el Mal.  En la primera novela, La Caricia de Tánatos, la trama giraba en torno a la violencia psicológica tan frecuente y tan poco abordada en comparación con la violencia física.  En esta segunda, me centro en otro aspecto del Mal, también muy frecuente,…

Paseando con... Josep Capsir

En este caluroso día estival paseo de la mano del escritor Josep Capsir por la calles de Barcelona, ciudad en la que vive. 

Bajamos por el Paseo de Gracia desde la Avenida Diagonal, nos detenemos a contemplar La Pedrera o la Casa Batlló y llegamos hasta Plaza Cataluña;  ahí, nos perdemos entre el gentío del Portal de l’Àngel, llegamos hasta la Catedral y después nos paramos  para impregnarse de la historia que soportan los muros del barrio judío (el call). Deshacemos  el camino y vamos hacia Las Ramblas, pasando por la Plaça del pi y enfilamos Petritxol hasta encontrarse de cara con El Liceo. El paseo llega hasta el monumento a Colón y el puerto. 





Una larga caminata que da para mucho. Esto es lo que hablamos mientras paseamos con él:
¿Quién es Josep? Buena pregunta... Cada mañana me lo pregunto mientras trato de afeitar al tipo que se refleja en mi espejo. A veces creo que soy un niño atrapado en el cuerpo de un hombre de casi 44 años. En fin... Pues soy un padre de familia, la profesión m…

Cierre del jueves

Ha llegado el momento de proceder al cierre de este jueves, en el que una máquina del tiempo nos ha llevado de un lado para otro y en el que hemos estado de acuerdo en que  a falta de máquina la imaginación y la fantasía es lo mejor para viajar a cualquier lugar y época: pasada, presente y futura. De ahí la riqueza de los relatos.
Agradezco a todos los que han participado este jueves en mi casa con este tema apasionante y a los que no, los animo a que lo hagan el próximo jueves que tendrá lugar en el famoso periódico en el que trabajan nuestro famoso jueveros Lois y Clark : The Daily Planet's Bloggers

Este jueves un relato: La máquina del tiempo

El azar hizo que aquella tarde la visitara su prima Alice, a la que no veía desde hacía bastante años. Tras ponerse al día de lo acontecido en sus vidas decidieron hacer algo interesante con  idea de pasarlo bien y celebrar el reencuentro. En el periódico encontraron el anuncio de una feria que habían ubicado a las afueras de la ciudad. Entre risas y cotilleos subieron al coche. Nada más llegar, Alice vio una atracción que llamó su atención: La máquina del tiempo. Sofía, partida de la risa, se dejó convencer por su prima para entrar. Entre las sombras distinguió una extraña máquina de bellos colores, iluminada por una potente luz que caía del techo, que podía albergar a un pasajero. Se dirigió hacia dentro hasta que un hombre de edad indefinida, pero con muchas arrugas en su rostro, la detuvo: —Donde quiere ir señorita, hacia atrás o hacia delante. No lo había pensado. Miró a su alrededor, se fijó en un cartel muy bonito de otra feria en la había una gran noria en primer plano y difuminad…

Este jueves un relato: La máquina del tiempo