Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

Se nos va 2017, bienvenido 2018

Imagen
El año pasado me despedía de todos vosotros expresando que no quería hacer balance del año que había pasado, tan solo exponía mis deseos para todos en el año venidero.  Esos deseos, en mi caso, se han cumplido en su mayoría (con algún que otro sustillo ;-), aunque imagino que no habrá sido así para muchos de los que entráis en mi blog.
La vida es un duro camino empedrado y tropezar en una de esas piedras nos toca unas veces a unos y otras a otros. Lo que es completamente cierto es que antes o después todos vamos a dar con una, bien grande, que por más que queramos esquivarla se va a constituir en un acontecimiento con trágicas consecuencias. 
Sin embrago, muchas de esas piedras podemos y debemos sortearlas porque estamos sanos, llenos de amor, rodeados de la familia, de amigos, de compañeros, de posibilidades,  de cosas buenas..., en definitiva porque estamos VIVOS (lo único importante).  Nunca debemos olvidar esto.  En ocasiones, tropezamos con una piedra pequeña, sin importancia real y v…

Mi nieto cumple 2 años

Imagen
Han pasado 365 días en un soplo.  Casi no me he dado cuenta y Alberto cumple hoy su segundo año de vida.  Acabo de releer la entrada que hice para felicitarle en su primer año y terminaba diciendo que Alberto era «todo un personaje». Hoy puedo afirmar que así es.  Un año en el desarrollo de un niño, a esta edad, es muchísimo tiempo y este segundo año se caracteriza porque la bipedestación les hace dejar de ser bebés. Se hacen mayores. Por un lado te gusta porque la interacción con ellos es tremenda, por otro te da penilla que dejen esa etapa de dependencia total.

El telefonillo de la puerta de la calle suena y cuando miro por la pantalla veo su cara con una gran sonrisa y con sus bracitos empujando la puerta. «abrir, abrir».  La alegría  llega a casa.  Sale del ascensor como un caballito desbocado nervioso porque no sabe dónde me va a encontrar. Cuando me ve me abraza y me dice «hola, yaya» o sale huyendo para que vaya corriendo tras él y cuando lo pillo y lo alzo ríe a carcajadas. Supongo …