Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Este jueves en domingo: Saltándome las normas.

Imagen
Una mano de sedosos y finos dedos me desentierra del lugar oscuro en el que me guardan. Recibo una bocanada de aire fresco.  Ella me desliza con delicadeza  de abajo hacia arriba y luego me deja reposar en la parte superior de su muslo tras colocarme en la posición exacta que desea. Me domina la impaciencia.  Risas, palabras vacías, más risas… y yo, alerta, expectante hasta ver qué sucede. Me rozan diferentes dedos  que me sacan de mi  letargo y me vuelven loco. Crezco casi un palmo. Cruce y descruce de piernas. Palabras obscenas, divertidas, ardientes, febriles, caricias que no cesan. Me aprietan, oprimen y comprimen. Juguetean conmigo. ¡Uf uf…¿qué será de mí? No puedo aguantar más frenesí.  De pronto…cuando menos lo espero, un tirón. Una larga uña me desgarra. Siento un intenso dolor. ¡Cielo santo! ¡Pobre de mí!  Me rompo. Soy todo hilachos que terminan por desprenderse. Caigo con lentitud en el asqueroso suelo donde me pisotean de manera repetida un

Este jueves un relato: Un segundo de eternidad

Imagen
Mantequilla, azúcar, harina, leche y vainilla. Juntas, revueltas, las caliento hasta hervir y con paciencia  espero a que vayan tomando cuerpo. Un huevo, dos huevos, tres huevos...Las claras por un lado y las yemas por otro. Las varillas baten y baten las saladas claras, al ritmo que  impone mi muñeca, y al rozar con el cristal del recipiente producen un esperanzador soniquete. Las claras bailan al son de la música, se esponjan, burbujean, adquieren un nacarado brillo, suben y suben, hasta formar una consistente montaña que rocío sobre la dulce base. El calor del horno lo mezcla todo, le insufla  aliento divino. El souffle crece y crece, se dora, crece y vuelve a crecer. Excitada ante tal maravilla miro por el cristal perpleja, obnubilada por mi creación. ¡Lo he conseguido! El sonido del reloj me sobresalta, han pasado 25 minutos, ya es la hora. Mis manos, enfundadas en acolchados guantes, cogen con mimo el molde del que sobresale en altura el sou

Escritores-lectores y viceversa

Imagen
El tiempo transcurre a más velocidad de lo que me gustaría.  Parece que fue ayer,  y era agosto de 2011, cuando tuve la loca idea de poner en descarga gratuita mi novela corta de humor Vida y milagros de un ex, que tanta alegrías me había proporcionado gracias a su protagonista Baldomero, hombre peculiar, cuyas aventuras y desventuras proporcionan un buen rato, según dicen los lectores. Con el paso de los meses la novela llegó a 20.000 descargas gratuitas . Aquella loca idea me confirmó que se podía llegar a un extenso público mediante la red. Internet se convertía en un aliado para la difusión de mis novelas.  La segunda fase de la loca idea era obtener algún beneficio por la descarga de las novelas. En marzo de 2012 me animé a subir mi novela Bajo Los Tilos a una plataforma de venta de ebooks, Amazon, que hacía poco se había instalado en España. Hoy, y aún no hace un año, puedo decir que la loca idea no era tal, que la red me ha permitido difundir mis novelas y ademá