Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2009

El retorno (y no del Jedi)

Ya estoy en casa, lo que significa que aún me quedan muchos días de cuarenta y muchos grados.
El retorno me impidió participar esta semana en los sábados literarios de Mercedes, pero me ha permitido, una vez que he conseguido aclimatarme y poner en orden lo que traía, pasearme por los distintos blogs. He de decir que he disfrutado leyendo tranquilamente lo que los distintos viajer@s han comentado acerca de lo que supone tener y mantener un blogs y lo que más me ha gustado es que mucho de lo que yo hubiera escrito (en el caso de poder hacerlo) lo he visto reflejado en las distintas entradas. Es decir, coincido en las apreciaciones y quizás eso sea lo que en definitiva nos une.

¿Que queda ahora...? Reintegrarse o morir en el intento.
Hay por ahí un "concepto" muy controvertido pero cada vez más extendido que hace referencia a la "depresión postvacacional".
En realidad no es una enfermedad, aunque muchos (no sabemos motivados por qué... o quizás sí...) quieran incluirla …

Los sábados literarios estrenan sede

Gracias a una mágnifica idea de Mercedes, los sábados literarios estrenan blog : http://sabadosliterarios.blogspot.com/2009/08/sabados-literarios.html. En él nos encontraremos los viajer@s que participemos en estos encuentros literarios de los sábados, y allí nuestro conductor nos organizará de la mejor manera posible. Siempre es bonito tener una casa a la que retornar en determinados momentos.
Esta semana conduce Mercedes y el tema que nos ha propuesto es apasionante:


"Algo sobre mi blog" dice Mercedes: Se trata de que nos cuentes cómo entraste en este mundillo de los blogs, por qué, qué anécdotas recuerdas, dificultades con las que te encontraste, cómo eligiste tu plantilla, qué te sorprendió, tus primeros visitantes, tu andadura... En fin, lo que quieras. Eso sí, procura no extenderte mucho (bueno, lo que necesites), para que nos de tiempo a visitarnos todos.

http://mercedesmartinalfaya.blogspot.com/2009/08/algo-sobre-mi-blog-sabados-literarios.html
A mi me va a coincidir con…

Sábados literarios de Mercedes

Se trata sobre todo de realizar un pequeño cuento en el que un descubrimiento científico, o la utilización de una técnica por primera vez sea el germen o centro del texto.


Conduce esta semana Juan Manuel Rodríguez de Sousa

http://rodriguezdesousa.blogspot.com/

El palo de mesana

Ian Osterloh, investigador de la empresa farmacéutica Pfizer, trabajaba en un nuevo medicamente para la angina de pecho. Era un potente vasodilatador por lo que su efecto terapéutico sobre los vasos coronarios era más que manifiesto. Ian, estaba muy orgulloso de los resultados que el ensayo clínico estaba teniendo en la fase I, II y III. Ahora venía la fase IV, el ensayo en humanos.
Reunidos en el despacho del director del proyecto de investigación, discutían la población en que sería probado el medicamento. Estaban de acuerdo con que la muestra estaría constituida por varones, puesto que el ángor es más frecuente en ese sexo, y con edades comprendidas entre cuarenta y sesenta años. El lugar fue escogido al azar. Ha…

Sábados literarios de Mercedes

LA GUARIDA DEL LOBO

Conduce una vez más Mimí:

http://xqsabes.spaces.live.com/blog/fakehandlerpage.aspx?sa=488330665
ROJO SOBRE NEGRO
Una mano, de sedosos y delicados dedos, me atrapa sacándome de un oscuro cajón donde comparto espacio con sujetadores de puntilla a juego con braguitas y tangas.
Hoy vamos de fiesta, pienso mientras siento como me deslizo por la pierna derecha gracias a la suavidad de la seda de la media. Llego a mi posición exacta. Cinco dedos por debajo de la ingle. Ella me retoca intentando que quede en mi lugar y no me escurra con el paso de las horas, en lo que se presume será una larga noche. Sabe que soy su mejor compañero. El más fiel. El que en un determinado momento lucirá para poder seducir.
El contraste es magnífico. Rojo sobre negro. Sí, el rojo soy yo, un liguero, hecho de un delicado tejido con un fino volante de encaje a mí alrededor que termina en un pequeño lacito. El negro la media, mi amiga, mi cómplice.
Sobre nosotros cae una falda. Espero con impaciencia s…

ENAMORADA

Siempre cuidando de los suyos y ahora tan sola. El tiempo que pasa veloz y no atiende a lamentos la surcó de profundas arrugas en el lienzo de su piel, pero no en su alma, tersa y joven, como de quinceañera.
Esa mañana cuando se engalanó con su preciada camisa de seda azul lo hizo como siempre, por pura complacencia, por sentir el agradable tacto del suave tejido; porque algo que no fueran sus callosas manos, rozaran su estéril cuerpo.
Lo que ella ignoraba era que los hados la visitarían y su vida daría un giro de ciento ochenta grados. Le ocurrió de manera desapercibida. Cuando quiso acordar charlaba animadamente con aquel hombre de piel morena y cuerpo enjuto que vendía tomates en el puesto de la esquina del mercado. Nunca antes le había visto y parecía que le conociera de toda la vida.
Una risa, una mirada, un suspiro, un roce al pagar y el deseo la desbordó como agua de manantial. Sentía lo que nunca había sentido; tan fuerte, que presentía que debía de ser pecado, pero le miró a los…

Sábados literarios de Mercedes

El viento

Conduce Mimí
http://xqsabes.spaces.live.com/blog/
http://xqsabes.spaces.live.com/blog/fakehandlerpage.aspx?sa=214011868

Leandro llevaba cuatro horas trabajando en las labores agrícolas cuando hizo un descanso para limpiar el sudor de su frente y echar un trago de agua en su seca garganta. El calor era agobiante desde primera hora de la mañana y ahora, cerca del mediodía, el astro rey brillaba en su mayor esplendor. Se quitó el sombrero y miró hacia al cielo cubriendo sus ojos con las manos a modo de visera y contempló como relucía. Sacudió la cabeza y pensó que el verano estaba siendo terrible mientras volvía a coger la azada, con intención de seguir trabajando. Las temperaturas no habían descendido de los cuarenta grados en todo el mes, no dando tregua para que, tanto las personas como el campo se recuperaran. No corría ni pizca de aire. Los árboles cercanos parecían pintados.
Por el camino que venía de la montaña cercana, vio aparecer a su mujer que le traía el almuerzo. La sal…

Alienación

Todo cambió cuando leyó aquella frase en el periódico. De primeras, sus ojos pasaron de largo sin prestar la mínima atención. Sin embargo, algo quedó en su subconsciente porque antes de pasar a la página siguiente, sintió un tenue escalofrío y la necesidad de volver sobre sus pasos. Entonces lo vio: Se busca a Manuel GH.
Durante años se estuvo buscando sin hallar ninguna pista sobre su paradero. Cruzó tierras y mares; removió hasta las piedras sin poder dar consigo mismo. Ahora, por arte de magia, se encontraba entre aquellas líneas.
Se sintió renacer, el sol centelleba con un brillo especial y le alumbraba en su nuevo camino de supervivencia. No le importó estar encerrado. Por fin, se encontraba a sí mismo, sabía que existía, era alguien.
Tantos años anónimo y ahora, un rayo de esperanza asomaba entre los barrotes de la cárcel de su locura. Él era Manuel GH, siempre lo había sabido. No en el mundo de pesadillas en el que lo confinaron los medicamentos, sino en el de la certera realidad.…