Entradas

Cierre del jueves

No hemos sido muchos los participantes en este jueves, pero vuestras aportaciones han sido maravillosas.
Cada uno ha mostrado una escalera distinta en la que suceden acontecimientos distintos,  bajo el amparo de unos escalones que nos llevan haccia arriba, hacia abajo o que nos hacen detenernos. La escalera es parte de nuestra vida y de nuestra existencia y en ella se fraguan amores, anhelos, muertes e historias para vencer los miedos.
De esta manera, despedimos este jueves y damos la bienvenida al siguiente que será en el blog de: Myriam

La escalera

Imagen
Puri miró el reloj de la cocina y cogió la sopera. Nada más entrar en el comedor la recibió la grave voz de su marido. —¿Este hijo tuyo no sabe que se cena a las diez?—Como no lo va a saber, si se lo has repetido cientos de veces. Le habrá surgido algo. No creo que sea para enfadarse. Ya tiene dieciséis años.—¡¿Cómo que no?! —gritó Arsenio, dando un puñetazo en la mesa.Puri no replicó y comenzó a servir la sopa. Era lo mejor. Lo había descubierto con el paso del tiempo. En cuanto comenzara a comer se calmaría. Rosa, la hija de 13 años, asistía inquieta al espectáculo mientras sorbía la sopa.—No entiendo por qué este hijo tuyo me desafía —seguía refunfuñando Arsenio.Puri bajo la mirada al plato. —Antonio ha quedado en la escalera con la vecina del segundo —dijo Rosa, con idea de que el padre se callara de una vez—. Los escuché esta tarde mientras hablaban por el patio.—¿Con Pilarito? ¿Pero si esa cría no tiene más de 14 años y aún lleva calcetines? Bueno..., esa edad tenías tú cuando n…

Este jueves un relato: La escalera

Imagen

Este jueves un relato: la escalera

Imagen
Mis queridos jueveros, una vez más vengo a invitaros a participar en nuestro jueves de relato; en concreto, el próximo jueves día 2 de julio.
En esta ocasión, y después de pensar, mucho se me ocurrió un tema que creo va a dar mucho juego: la escalera.
La escalera es algo que nos invita a subir y a bajar, que casi todos utilizamos a diario en casa, en el trabajo o cuando vamos de paseo, que nos conecta con nuestros vecinos, que admite múltiples formas y decoraciones...; en definitiva, que puede llevar a la luna y a los infiernos. Así que, si os parece, escribamos sobre ella de la forma que queramos pero mantenidendo las normas. A ser posible no más de 350 palabras, dejad en los comentarios el link de vuestro blog para que os enlace a partir del miércoles por la noche y tenéis de plazo hasra el viernes por la mañana. Espero que la inspiración nos llegue a todos y tengamos un bonito jueves de relatos.
Podéis coger esta imagen o cualquier otra que os guste.

Este jueves un relato: Mudanza

Imagen
Rogelio aceptó trabajar en la mina, como habían hecho su padre, su abuelo y su bisabuelo, por un escaso sueldo y una mísera vivienda. En el fondo, se sentía muy afortunado al poder ofrecer a su mujer, entonces embarazada de su primer hijo, un techo que los cobijara. Diez años después y dos hijos más habían dado al traste con su felicidad. La habitación estaba en los barracones de los mineros, era en parte semienterrada y en apenas seis metros cuadrados vivían hacinados los cinco miembros de la familia. En la cantina, Rogelio ojeaba un periódico atrasado y se quedó mirando un anuncio que a duras penas pudo leer. En él se ofrecía  trabajo en la capital con vivienda incluida. Muy contento, fue al locutorio del pueblo y llamó al número de teléfono que, a gran tamaño, aparecía en la noticia y aceptó el trabajo, si consultarlo con nadie, en una gran fábrica de piezas de automóviles.La familia, ilusionada al de poder mudarse de aquella opresiva estancia en la que apenas entraba la luz por la…

Este jueves un relato: Fragmento inspirador: COBARDE

Imagen
Este es mi pequeño homenaje de ficción, aprovechando el relato del jueves, al cruel crimen machista acaecido hace unos días en Úbeda.


«A todos, en algún momento, se nos ha revelado la existencia como algo particular, intransferible y precioso» (Octavio Paz); al menos, eso pensaba Dolores cada vez que miraba a sus hijos, los veía sonreír, discutir, enfadarse o cuando les daba sonoros besos y abrazos de los que hacen época. Sus hijos eran su bien más preciado, el resultado del amor eterno que su marido y ella que se habían prometido en una preciosa ceremonia con muchísimos invitados. Amor eterno...; hasta que en algún momento de su existencia, que no sabría ubicar, él se transformó en un ser irreconocible, un monstruo con el ya estaba cansada de bregar y del que se separó por el bien de sus hijos, ante todo. Desde entonces vivían medio en paz, pero al menos, el ambiente era respirable y las risas habían vuelto al hogar, supliendo los gritos, los malos modos y los empujones. Dolores acab…

Este jueves un relato: Cuento de botica

Imagen
Un cuento de botica
Faltaba un minuto para las ocho de una tarde fría y lluviosa de invierno. El boticario iba con pasos cortos y cansados a cerrar la puerta. Echó la llave y cuando estaba dando la vuelta al cartel que anunciaría que la farmacia estaba cerrara, un relámpago iluminó la calle principal, de un pueblo de poco más de quinientos habitantes. La cara suplicante de Carmencita para que le abriera, apareció de improviso al otro lado de los cristales.Ramón se apresuró a descorrer el pestillo y le abrió.—Pero, hija mía, que haces ahí. Estás empapada. Pasa, ¡venga! Carmencita entró en la botica, apurada y sin saber por dónde empezar.Un largo e intenso trueno los pilló desprevenidos y los dos se asustaron.—Vaya nochecita que nos espera. Y dime, ¿en qué te puedo ayudar? —preguntó, Ramón.La joven se echó a llorar y al boticario se le partió el corazón al verla tan desolada.—Usted ya sabe como es mi marido.., ya no puedo más —dijo, entre sollozos. Ramón se le acercó, le echó el brazo so…