Ir al contenido principal

Entradas

Aquello que fuimos

AQUELLO QUE FUIMOS Hay momentos en la vida en la que nos toca vivir situaciones desagradables, lamentables, de esas que leemos en los periódicos, vemos en la televisión o nos susurran al oído por miedo a comentarlas en viva voz. En definitiva, esas de las que nunca hubiéramos deseado ser la protagonista. Ante semejante situación, las personas nos solemos defender de tres maneras posibles. En un extremo tendríamos la más sana, desde una perspectiva psicológica, que sería encarar el problema, cargar con las consecuencias y buscar soluciones para seguir adelante, para sobrevivir. Por desgracia, esta no es la más frecuente, pero sí las que se sitúan en el otro extremo. Una de estas es la represión, es decir, el olvido. Se trata de esconder en lo más profundo de nuestro cerebro ese hecho traumático para que no se nos represente a diario y podamos seguir con nuestra vida más o menos normal; en este caso se trataría de una huida psíquica. La otra sería huyendo físicamente, en el sentido liter…

Pepe Pepino, un cuento para trabajar los valores

Jamás pensé que este personaje verde y con cabeza de pepino me diera tantas alegrías. 
Hace unos días estuve en Aranjuez y en San Martin de la Vega presentando el cuento a niños entre 3 y 8 años. La experiencia no ha podido ser más gratificante. No solo el interés con el que me escuchaban sino lo que les ha gustado este personaje tan diferente.
Por supuesto, a los más pequeños (en algunas de las clases, los niños fueron con la cara pintada de verde) lo que más le gustaba era el cohete y lo que menos el monstruo que tapó el sol y obligó a la familia de Pal a tener que buscar un sitio dónde vivir y que él papá no viajara con ellos. Con los de más edad trabajamos en la importancia de la familia, de la amistad, de la emigración y, lo más importante, en aceptar las diferencias. Todos somos iguales con independencia del color de nuestra piel, de la forma de la cabeza y de la procedencia (en este ejemplo concreto). 
Disfruté con la espontaneidad de los pequeños, con la proyección que hacían de…

La trilogía del Mal camino de la pequeña pantalla

No escribo en el blog desde el mes de febrero. Hace unos días estaba dispuesta a cerrarlo por el inconveniente que suponía adaptarlo a la nueva ley de protección de datos europea. Fueron, Mayte Esteban y Pilar Muñoz las que me frenaron. Demasiados años de trabajo en el blog para que lo tirara a la papelera. Me convencieron y me ayudaron a eliminar todo aquello que era un inconveniente para la nueva ley. Y mira por donde, estoy de nuevo en el blog, que me vio nacer como escritora de ficción, para anunciar algo con lo que siempre se fantasea y que parece, que esta vez, está en camino de convertirse en una realidad.
La actriz Macarena Gómez ha comprado los derechos de la Trilogía del Mal para llevarla a la pantalla en formato de serie de televisión. 
Así se pronunciaba sobre los personajes, Macarena Gómez, para la newsletter de Versátil ediciones: 
«Cuando la leí supe que quería llevar a la pantalla un personaje como Mercedes Lozano. Mercedes está llena de fuerza, es inteligente, analítica,…

La carta

Hola, seño Matilde: Ya hemos llegado al final del curso y mi madre me dice que como te jubilas y te vas del colegio, debía escribirte una carta para darte las gracias, pero que lo mejor era escribirla en papel porque a las personas mayores como tú les gusta recibirlas así. No sé qué saldrá de esto porque estoy hecha un lío. Por lo pronto he estado un buen rato con el papel delante y bolígrafo en mano buscando cómo poder escoger el tipo de letra y el tamaño, el interlineado, la justificación completa… y no había manera. Y como en mi vida he escrito a mano, me dije o empiezas o no terminarás nunca así que pensé que lo mejor era escribir despacio, con buena letra y tener cuidado de no ladearme mucho en los renglones, que ese es otro de los problemas y que no estoy consiguiendo. Perdona si te encuentras tachaduras pero por más que he buscado por casa, no he encontrado el tipex corrector líquido (se me había olvidado que no te gusta que usemos anglicismo), seguro que se lo ha llevado mi her…

Cierre del jueves: La carta

Y tras estas intensas cartas, cada una a su estilo, cerramos este jueves. Es una pena que la correspondencia epistolar se pierda porque creo que ahí sí que somos nosotros mismos. Mi agradecimientos a todos los que habéis participado. espero leeros y veros por aquí muy pronto. Nos vemos en proximo jueves en el blog de Nieves. 

Y nos llegan las primeras cartas:

Neogéminis
Gustavo
Vivian Rodríguez 
Carmen Andújar
María Perlada
Monserrat Sala
María José Moreno
Molí del Canyer
Campirela
Javier Miro
María Liberona
Alfredo
Rhodea Blason
Tracy
Sylvia
Fabián Madrid
El Demiurgo de Hurlingham
Roxana B. Rodriguez
El escritorio de Jandrés I
El escritorio de Jandrés II
Miralunas






La carta es un medido de comunicarnos que cada vez está más en desuso. Ya casi nunca escribimos ni recibimos cartas. Nos comunicamos por mensajes cortos de WahtsApp, por las redes sociales o por email. Sin embargo, la carta poseía unas connotaciones íntimas que ninguno de los actuales medios ha superado. El hecho de abrir el sobre, tomar el papel …

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …

Este jueves un relato: Un giro inesperado

Mi vida no es vida desde que Lola se marchó una mañana muy temprano, antes de que saliera el sol, o como yo le decía cuando madrugábamos, antes de que pusieran las calles. Mi existencia es un caos. No voy a trabajar, no duermo, he perdido el apetito, ni siquiera me apetece ver los partidos de fútbol con los que tanto disfrutaba. Paso todo el día pegado al cristal de la ventana, esperando como un tonto a que ella regrese. Cada dos por tres, vuelvo a repasar nuestros diez años juntos. Pienso en los paseos que dimos o en los viajes que hicimos, las comidas compartidas, los ratos de juego, la cama... ahora tan vacía. Me sumerjo en un mundo de nostalgia del que a duras penas salgo, para dirigirme de nuevo hacia la ventana. No sé que será de mí. Hoy se cumplen dos meses desde que Lola se fue y no sé cómo rehacer mi vida. Un ruido en la puerta me saca de mi ensimismado y repetitivo monólogo interior. El corazón me brinca tanto en el pecho que creo que me puede estar dando un infarto. ¿Y s…