Ir al contenido principal

CRÍMENES EXQUISITOS de Vicente Garrido y Nieves Abarca








Con esta novela comienzo el Reto semigenérico para este año 2015, además coincide con una propuesta de lectura simultánea en el blog Libros que hay que leer de Lacky y con la que he disfrutado mucho y de seguro repetiré, El comentar con personas que a la vez llevan la misma lectura enriquece y anima.
Como ya avisé, no soy reseñadora de libros, creo que hacer una reseña es mitad arte y técnica, y no disfruto de ninguna de esas dos premisas, por eso solo vais a encontrar aquí mi opinión personal como una lectora más.

Sinopsis
El cuerpo de Lidia Naveria, una joven de la alta sociedad coruñesa, aparece flotando en el estanque de Eiris recreando la famosa Ofelia de Millais. ¿Qué relación tiene este crimen con el macabro asesinato acontecido meses antes en la Abadía de Whitby? La inspectora Valentina Negro, con ayuda del famoso criminólogo Javier Sanjuán, liderará una investigación que la llevará a colaborar con Scotland Yard, en una oscura trama a caballo entre A Coruña y Londres. Lo que nadie puede llegar a sospechar es que en la vertiginosa cuenta atrás para atrapar al asesino, deberán enfrentarse a las obsesiones más inconfesables de la sociedad actual.


Mi opinión personal

Como ya he confesado en múltiples ámbitos una de las cosas que más lamento desde que comencé a escribir en el poco tiempo libre que dispongo es que he tenido que sacrificar mi gusto por la lectura que me acompaña desde mi más tierna infancia. 
El género de novela negra/policíaca es uno de mis preferidos por eso cuando ya conseguí centrarme y decidí leer en el menor tiempo posible esta novela, supe que iba por buen camino pues página a página me sumergía en una complicada trama que transcurre en la ciudad de A Coruña pero con todos los ingredientes de una película o novela sobre asesinos en serie al más puro estilo americano y, no desmerece en absoluto. 

Una novela con unos potentes, creíbles y reales personajes principales: la inspectora Valentina Negro y el criminólogo Javier Sanjuan, y con muchísimos personajes secundarios, todos ellos muy bien caracterizados en su papel, nos van llevando por inesperados giros de la historia cada poco tiempo. 
Complicados temas, muy actuales, con los que lidiar y que sus autores manejan de una forma exquisita, como su asesino en serie recrea la "performence" de los asesinatos. Y aunque  tengo los labios sellados respecto al asesino, coincido en la manera en que los autores nos lo dibujan y justifican  (se nota a la legua que saben de qué están hablando). 

Una novela que te absorbe, a pesar de tener muchas páginas, yo la he leído en ebook pero creo que en papel tiene 800), en la que necesitas desentrañar, antes incluso que la inspectora, quién es el asesino. Una novela en la que todos los personajes pueden ser el asesino y con un final, completamente, inesperado.
Creo que ahí radica la mayor fuerza de esta novela, que "nada es como parecía". 

Una novela que no debes dejar de leer si disfrutas de este género. 

Mi felicitación para los autores.

Comentarios

Charo ha dicho que…
Me gustó mucho cuando la leí. Como tu dices, no tiene nada que envidiar a las novelas de asesinos en serie americanos.
Un beso
José Cruz ha dicho que…
No está mal como novela, pero a mi parecer le sobra por lo menos un tercio. Claro que eso mismo le pasa a "La verdad sobre el caso Harry Quebert" y es un bestseller.
LAKY ha dicho que…
Muchas gracias por participar en la lectura simultánea
Coincidimos en impresiones. A mí también me ha gustado mucho y el hecho de ir comentándola con más gente enriquece mucho la experiencia
Besos
Lady Snows ha dicho que…
José, ya quisiera yo vender tanto como Jöel Dicker jajajajjaaj

Entradas populares de este blog

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …

Este jueves un relato: Un giro inesperado

Mi vida no es vida desde que Lola se marchó una mañana muy temprano, antes de que saliera el sol, o como yo le decía cuando madrugábamos, antes de que pusieran las calles. Mi existencia es un caos. No voy a trabajar, no duermo, he perdido el apetito, ni siquiera me apetece ver los partidos de fútbol con los que tanto disfrutaba. Paso todo el día pegado al cristal de la ventana, esperando como un tonto a que ella regrese. Cada dos por tres, vuelvo a repasar nuestros diez años juntos. Pienso en los paseos que dimos o en los viajes que hicimos, las comidas compartidas, los ratos de juego, la cama... ahora tan vacía. Me sumerjo en un mundo de nostalgia del que a duras penas salgo, para dirigirme de nuevo hacia la ventana. No sé que será de mí. Hoy se cumplen dos meses desde que Lola se fue y no sé cómo rehacer mi vida. Un ruido en la puerta me saca de mi ensimismado y repetitivo monólogo interior. El corazón me brinca tanto en el pecho que creo que me puede estar dando un infarto. ¿Y s…

Mi nieto cumple 2 años

Han pasado 365 días en un soplo.  Casi no me he dado cuenta y Alberto cumple hoy su segundo año de vida.  Acabo de releer la entrada que hice para felicitarle en su primer año y terminaba diciendo que Alberto era «todo un personaje». Hoy puedo afirmar que así es.  Un año en el desarrollo de un niño, a esta edad, es muchísimo tiempo y este segundo año se caracteriza porque la bipedestación les hace dejar de ser bebés. Se hacen mayores. Por un lado te gusta porque la interacción con ellos es tremenda, por otro te da penilla que dejen esa etapa de dependencia total.

El telefonillo de la puerta de la calle suena y cuando miro por la pantalla veo su cara con una gran sonrisa y con sus bracitos empujando la puerta. «abrir, abrir».  La alegría  llega a casa.  Sale del ascensor como un caballito desbocado nervioso porque no sabe dónde me va a encontrar. Cuando me ve me abraza y me dice «hola, yaya» o sale huyendo para que vaya corriendo tras él y cuando lo pillo y lo alzo ríe a carcajadas. Supongo …