El nacimiento de un nuevo mundo (Día mundial de la Salud Mental)




Genaro se enamoró de aquellas gafas de cristal amarillo. El óptico lo animó a comprarlas asegurándole que cuando se las pusiera vería el mundo de forma diferente. 

Aunque escéptico, siguió las instrucciones al pie de la letra que le indicaban que debía colocárselas sólo durante pocos segundos hasta acostumbrarse. Así lo hizo. Cada vez más ansioso, aguardaba a que se produjera el tan deseado cambio. 

Un día, cuando menos lo esperaba, al mirar por sus cristales amarillos, contempló con estupor que el color de su mundo se había transfigurado. Fue hasta la ventana, el sol, amarillo como los cristales, refulgía con una extraña intensidad, iluminaba tanto que las sombras habían desaparecido. A salir al pasillo, comprobó que los rostros amarillentos de las personas con las que se cruzaba, irradiaban una alegría extrema. Hasta él, siempre miedoso, inseguro y apocado se percibía distinto, poderoso. 

Con sus nuevas gafas de cristales amarillos se sentía el rey de su nuevo universo. Entonces supo que se había producido el cambio. Él era testigo del nacimiento de un mundo diferente, justo lo que anunciaba la publicidad de aquellas lentes, con las que podría enfrentarse a todo y a todos. Decidió no quitárselas jamás.

      —¡Genaro! ¿Otra vez te has puesto las gafas amarillas? ¡Te he dicho mil veces que no te quiero con ellas en la cama que te puedes marear! Quítatelas y prepárate que el psiquiatra pasará a verte en pocos minutos.

Comentarios

  1. Es muy bueno. Y sí, las gafas amarillas, en mi caso eran de cristal rosa, nos hacen ver el mundo mejor, así que por qué no tenerlas siempre a mano, ¿no?

    Un abrazo y porque el estigma de la enfermedad mental desaparezca. No es justo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, por pasarte a leerlo y sí, ojalá terminemos con el estigma. Un beso

      Eliminar
  2. Muy buen corto donde unas gafas en un momento dado le puede cambiar la vida a una persona , aunque sea a ratos . Y después tenga que ir al psiquiatra. .. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues hacen falta gafas así... Muy buen relato!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Una gafas mágicas necesitamos todos, que pena que en este caso su dueño tenga problemas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A él le sirvieron para crear es enunevo mundo y le bastó con ello. Gracias.

      Eliminar
  5. Tal vez no se necesiten gafas para ver el mundo del color que prefieras, rosa, amarillo, azul ... Si ves el mundo del color que tu quieres eso que ganas.

    Es muy interesante lo que has escrito, un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Entradas populares