Ir al contenido principal

Celebrando el Día del Libro de 2017 con los jóvenes

Comienzo a escribir en esta plantilla en blanco de blogger una nueva entrada y recuerdo lo que pensé la última vez que lo hice: «tienes que escribir más en el blog, lo tienes abandonado, es una pena...» y lo que me prometí: «escribir algo todos los días». Esta promesa no la he cumplido. 
Mi última entrada es del 19 de marzo. ¡Ha transcurrido un mes y medio! Soy un desastre.
Lo cierto es que tiempo no me sobra, pero no creo que esa sea la causa, sino la apatía y la hipobulia de la que a veces nos dejamos llevar. Siempre andamos tirando de un carro demasiado lleno y «el caballo» a menudo, se cae o se despanzurra. Por suerte, tras la tormenta viene la calma y las «promesas» se renuevan con la ilusión de cumplirlas.

Hoy me acerco para dejar constancia de mi celebración del Día del Libro. Este año no fui a Sant Jordi en Barcelona. El pasado, sí estuve y fue una experiencia nueva y diferente. Lo pasé muy bien aunque terminé agotada (creo que es lo que decimos siempre todos los escritores que vamos de fuera). Este año, como os decía antes, no estaba en mi mejor momento y lo dejé pasar. Pero no dejé de celebrar el Día del Libro, esta vez, con los alumnos de bachillerato de mi ciudad.

Me ofrecieron, un año más, participar en una charla con los alumnos del Colegio del Carmen de primero de bachillerato, cuya libro para leer este trimestre era La caricia de Tánatos. Como siempre fue un placer atender las cuestiones que la lectura les había suscitado. También estaban muy interesados en la autopublicación en Amazon y de camino les hablé de nuestra preocupación por la piratería. La piratería generó bastante discusión y desconcierto en ellos cuando le hablé de cifras. Y, sin duda, el tema princeps fue el del Mal, de eso se trataba. Hablamos de ese Mal que tenemos tan cerca que asusta mucho más porque es real y se interesaron por conocer de qué trataba el resto de la trilogía. Antes de que nos diéramos cuenta se acabó el tiempo, vinieron las fotos y las preguntas personales, que siempre existen. Contenta, satisfecha y deseando de regresar el año que viene. 










El día 24 de abril, estuve por primera vez en las aulas del Instituto Medina Azahara con los alumnos de bachillerato y esta es la crónica que han publicado en el blog del instituto sobre ese día:

«El día 24 estuvo en nuestro instituto la psiquiatra y escritora Mª José Moreno para hablar sobre la primera parte de su Trilogía del mal, La caricia de Tánatos, al alumnado de Bachillerato, que previamente había leído la novela.
María José Moreno nació en Córdoba en 1958, donde reside. Escritora, psiquiatra y profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba, se inicia en el ámbito de las publicaciones con artículos científicos y libros en el campo de la psiquiatría. En el año 2008 irrumpe en la literatura de ficción, con un relato titulado Cosas de Catedráticos, que fue galardonado con el Cuarto Accésit en el II Certamen Internacional de Relato Breve de la Universidad de Córdoba. Al año siguiente, inaugura Lugar de Encuentro, su propio blog literario, que cuenta con más quinientos seguidores y trescientas mil visitas, donde publica sus relatos cortos. La Trilogía del mal, que está alcanzando un considerable éxito editorial, cuenta con tres obras, en las cuales la autora vierte su experiencia como psiquiatra: La caricia de Tánatos, que se centra en el maltrato psicológico; El poder de la sombra, sobre la mente de una asesina en serie, y La fuerza de Eros, acerca de la pedofilia. Otras novelas suyas son Bajo los tilos, Vida y milagros de un ex y, para el público infantil, Pepe Pepino.
La escritora presentó su obra y explicó que la mente humana es compleja, por lo que, a veces, en las personas de apariencia más inocente se aloja el mal. La mejor manera de hacerles frente es, según la autora, ser fuerte y partir de la convicción de la propia valía. Alertó contra el maltrato psicológico, muy frecuente en las parejas, que los jóvenes confunden a veces con el amor entregado. También explicó que escribe porque lo pasa muy bien y recomendó a los jóvenes que comienzan a escribir que perseveren. Su experiencia hizo muy amena la charla,  salpicada de preguntas formuladas por el auditorio a las que contestó de forma cercana con un gran conocimiento de la materia. El alumnado quedó muy satisfecho y deseoso de continuar leyendo los dos restantes volúmenes de la trilogía.
Agradecemos a Mª José Moreno que haya hecho un hueco en su apretada agenda para venir a nuestro centro y esperamos contar con su presencia en próximos cursos».

¡Por supuesto que pienso repetir!
Próximamente podré disfrutar de encontrarme con alumnos de otras poblaciones (Nula y Castellón) como parte de mi participación en el Festival Castellón Negro. 
Nuestros futuros lectores están entre los niños y la juventud. Nuestro empeño debe estar en ello, en convertirlos en lectores y con ello contribuiremos a que sean «mejores» en todos los sentidos. 

Entradas populares de este blog

¿Qué sucede cuando el ˝me gusta˝ sustituye al comentario?

Hace mucho tiempo comenté, en este mismo blog, que entrar en la redes sociales era como salir de paseo por tu ciudad. Cuando lo haces, vas a cruzarte con distintos tipos de personas: los desconocidos, con los que no interacciones, pasas a su lado sin inmutarte, sin mirarlos siquiera y sin sentir curiosidad por lo que son y representan; los conocidos, a los que saludas con un gesto de la mano, de la cabeza, con un adiós; los enemigos,  de los que huyes para no entrar en enfrentamiento y los amigos en su más amplio sentido, desde los amigos de la infancia y juventud, a los que hace muchos años que no ves y te alegras cuando te los encuentras, departes durante un rato, le preguntas por la salud, por la familia, en dónde vive, en qué trabaja, cómo les va... y luego te olvidas de ellos, hasta tus amigos (en el amplio sentido del término) que ves a menudo y lógicamente entras en conversaciones más interesantes, que las puramente protocolarias. 
Como decía las redes presentan este mismo patró…

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…