jueves, 28 de julio de 2016

El café




Marta va hasta el balcón arrastrando los pies. Descorre la pesada cortina de terciopelo rojo y mira hacia el cielo buscando una respuesta que no encuentra. Es un día gris, frío, desapacible, siniestro..., un día igual a los anteriores, un día en el que la congoja ahoga sus pulmones y desata la furia de su marchito corazón, un día más que añadir a una vida sin vida, un día más intentando tragar su ausencia, un día sin esperanza, un día que ojalá fuera el último día... Cierra los párpados y una lágrima solitaria comienza a recorrer con delicadeza su mejilla, como si no quisiera alertar a su dueña de su presencia. Pero Marta siente la humedad en su reseca piel y se pregunta cómo no se ha secado después de tantos días de llanto. ¿Cuántos? Se afana en sumar días para completar meses, años... ¿Tantos? Despavorida abre los ojos y suspira...
Unos pájaros revolotean en una interminable danza delante de su balcón, se posan en el alambre de la luz y se lanzan al vacío sin miedo, sabiendo que sus alas le permiten ir y venir, alcanzar el cielo, la libertad. Por un instante, abandona su pena para seguirlos con la mirada al mismo tiempo que un esbozo de sonrisa parece iluminar su cara. Se censura, cierra el cortinaje y se aleja del balcón. Acomoda sus ojos y busca, rebusca, escudriña en la oscuridad del salón y de su mente hasta que lo ve. 
Un halo luminoso del color del arcoíris rodea su vaporoso cuerpo. Está sentado en su sillón favorito con una taza de café en una mano y en la otra, un cigarrillo que acerca a sus sensuales labios. Aspira una profunda calada y tras unos segundos, expulsa el humo que conforma una serpenteante voluta. Levanta sus ojos, la mira, le sonríe. El corazón de Marta brinca de alegría. Entonces, se acerca despacio, se sienta a su lado, como todos los días desde aquel día, en que después de disfrutar de su café se quedó dormido para siempre.



Más relatos inspiradores en este Lugar de encuentro

24 comentarios:

  1. Triste pero muy poético. Me encantó y disfruté leyéndolo.

    ResponderEliminar
  2. Hoy las historias dan para imaginar muchas cosas...sabes lo que pensé al final de tu relato?...que ella lo envenenó...quizás el se marcharía con otra...quizás la maltrataba..o era su amante, o...tantos "o" sobre esa mujer triste que deambula por esa casa y lo ve en su último momento...besosss...este tema ha traído lecturas que me encantan..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trataba. Cualquier relato puede tener tantos finales como lectores. Trazar unas cuantas pinceladas, un final abierto y con la mente elaborar que pudo pasar. Me llaman mucho la atención algunas de tus propuestas. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. ¿Ya? El próximo, un poco más largo, porfa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras justas para dar un pincelada y que el lector haga el resto ;-)

      Eliminar
  4. ¿Lo imagina o será que realmente sigue ahí, para acompañarla?
    Un poco más largo habría sido mejor. Coincido con eso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo imagina, es real o lo alucina. Para ella está ahí como prueba tangible de algo que ocurrió. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Que triste!!!
    Yo creo que era su gran amor y le añora cada día.
    Precioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le añora y alucina que lo tiene a su lado, o es el espectro de su amor que viene a martirizarla porque lo envenenó en el café. De una manera u otra ella enloquecida aguarda el instante en que el aparece para ir a su lado. Besitos

      Eliminar
  6. Ya? Quiero más, me has dejado con ganas de más.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme. El final lo pones tú. Besitos

      Eliminar
  7. Habita la tristeza en ese mismo rincón en el que también se encuentra su antídoto... el recuerdo de lo que fue alguna vez felicidad. Hermoso relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, una tristeza meramente interrumpida por el recuerdo. Besitos

      Eliminar
  8. Gracias a este relato y todos los balcones he sido capaz de poder llegar hasta aquí, hace tiempo dejabas algún comentario de mi blog, en mis respuestas te decía que yo solo podía leerte pero que al tener que pertenecer a Google+ me era imposible dejar los míos en tu espacio, incluso llegue a dejarte algún aviso en algún blog donde habías comentado, ahora he vuelto a intentarlo y mi sorpresa es que puedo hacerlo libremente. Volveré más veces, de momento te dejo un abrazo y un aplauso por tu relato de hoy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir hasta aquí y dejarme tu comentario. Ya te visité y sé dónde encontrarte. Besitos

      Eliminar
  9. Una historia triste que deja mucho a la imaginación...lo primero que se me vino a la cabeza fue que es un fantasma, no he pensado que ella lo envenenara pero podría ser, claro. Me ha gustado mucho ese final sorprendente y abierto a la imaginación.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo por participar y por comentar. Un beso

      Eliminar
  10. que triste! uno pensaría que es mejor salir corriendo fuera, hacia otro lugar que oxigene y ayude a curar las penas. Sinembargo ella se queda alli en aires ya respirados, envuelta en sus recuerdos y tristeza que por tan suya y por tanto tiempo no se la abandona.
    Es conmovedor tu relato Ma. Jose, me gusta como me llevo hasta el final
    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso tiene la melancolía que te ancla a los lugares, incluso los dolorosos. Gracias ceca. Besitos

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho la atmósfera de profunda tristeza, casi de depresión que has creado con tu lenguaje, en la que está inmersa la protagonista de tu historia. Ese negarse cualquier pequeña muestra de alegría como ver el aleteo de unos pajarillos me parece tremendo. Lo sigue viendo allí, donde siempre estuvo. Y así, con esa visión, transcurre su vida consumiéndose lentamente.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. María José me acerco tarde a tu relato, pero me alegro de haberlo hecho. Impresionante tu descripción de la soledad y la tristeza, uffff. Me ha llegado dentro. Un beso fuerte escritora.

    ResponderEliminar
  13. María José me acerco tarde a tu relato, pero me alegro de haberlo hecho. Impresionante tu descripción de la soledad y la tristeza, uffff. Me ha llegado dentro. Un beso fuerte escritora.

    ResponderEliminar
  14. Corto pero intenso y además ciertos todos esos sentimientos y sensaciones que expresas. Un abrazo

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (139) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (15) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (13) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anna. (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La luna huele a lavanda (1) La mirada de Chapman (1) La señora Sthendal (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Patria (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) destrucción ejemplares (1) dolor (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) novela (1) pena (1) piratería (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com