Ir al contenido principal

Este jueves un relato: Habla el silencio












En silencio

En silencio, recorrí tu desnudez
reparé en el lunar de tu mejilla que tantas veces había besado
recorrí la largura de tu cuello y
contemplé tu pecho en su acompasado subir y bajar.

En silencio, dibujé palabras de amor en tu piel
caminé por tu vientre con mis dedos
me detuve en  la oquedad de tu ombligo y
tracé una imaginaria línea hasta el centro de tu placer.

En silencio, chupé tus pezones turgentes
lamí tu salada piel dejando estelas de saliva en todas direcciones
aparté los obstáculos de mi camino y
devoré con glotonería tu dulce bombón.

En silencio continué, continué y continué... hasta que
escuché tus gemidos de satisfacción.

¡Qué difícil es mantener el placer en silencio!

Más sobre el silencio en el blog de Nieves


Comentarios

Sindel ha dicho que…
Cuánta sensualidad en tus letras! Y es cierto es imposible mantener el silencio ante el semejante éxtasis.
Un abrazo!
Matices ha dicho que…
Un silencio para romper... tal vez el más deseado porque nonecesita de palabras para expresarse...
Un silencio deseado... y excitante
Gracias por acompañarme. Besossss
Susurros de Tinta ha dicho que…
Sí señor! asombradita me dejas mi querida tocaya! la sensualidad es imprescindible explorarla para un escritor! suave, esquisito, palpitante, he escuchado ese grito desgarrador que arranca el placer convirtiéndonos en animales, o hace mucho que no vengo por aquí o por fin te vas soltando la melena y explorando los sentimientos humanos, sisisisi, encantada me hayo! jajajaja, vaaaale me voy ya que el silencio a veces es mejor y nunca se callame a tiempo!!!, miles de besosssssssssssssss
Beatriz Sobrino de Mingo ha dicho que…
Muy sutil, muy bonito.

SUEÑOS DE SINCERIDAD ha dicho que…
Para quitarse el sombrero, y casi para desnudar y sentir lo que tan bien has expresado.
Un beso.
Tracy ha dicho que…
Muy sensual tu texto del que casi he oído los gemidos.
Josep Capsir ha dicho que…
Vayaaa! Desconocía tu faceta erótica y la verdad es que me ha encantado. ¿Acabaremos escribiendo todos algo de esta temática?
Muy bueno.
Besos!
Rochies ha dicho que…
ha sido muy prolijo y encantador tu relato. Y el tema no era fácil por cierto.
Neogéminis Mónica Frau ha dicho que…
Aunque nos esforcemos por no hacerlo, en esas circunstancias, siempre se escapa algún quejido delator!
=)
Yessy kan ha dicho que…
Que no mejor manera existe de disfrutar la sexualidad que en silencio. Versos de fuego, pasion, erotismo, mucha sensualidad descargastes en este hermoso poema. Bello que te quedo! =)
Besos
Cristina Piñar ha dicho que…
¡Uooh! ¡Que sensual se ha puesto María José este jueves! jiji. Está muy chulo el poema. ¡Ah! Y enhorabuena por tu hija. Besos.
Carmen Andújar ha dicho que…
En estos casos es dificil mantener el silencio. Una gran poesía erótica.
Un abrazo
Leonor ha dicho que…
Muy sensual y real, hay momentos en que es difícil guardar silencio.

Un beso.
Alfredo ha dicho que…
El placer... ese placer, habla callado a través de los poros de la húmeda piel; incluso grita convulsionado en el roce de los entregados cuerpos.
Delicioso texto.
Besos
Juan Carlos ha dicho que…
Muy bueno. Magnífico ese momento en que se rompe el silencio ¿Y esos soniditos que se emiten antes, como temiendo turbar el silencio?
Besos, amiga.
El Demiurgo de Hurlingham ha dicho que…
El silencio tuvo su momento hasta que dejó de tener sentido. Se justificó romper el silencio.
G a b y* ha dicho que…
La contención del silencio puede llegar a ser difícil en ciertas ocasiones... y aunque no encuentre específicamente palabras, haya lo necesario para que el silencio se esfume con sonidos muy elocuentes.
Sensual poema!
Besos!
Gaby*
San ha dicho que…
Un grito entre tanto silencio, lo rompe al compas de tan sinuosa danza. Sugente no, es mucho más.
Un abrazo.
rosa_desastre ha dicho que…
Aiisss, que no sale mi comentario, pruebo otra vez.

Erótico, no, sensual, eso si. ¡Que sintamos muchas veces silencios como ese, amiga!
Un beso
Anónimo ha dicho que…
Me ha gustado sobremanera el último verso de un poema que me ha encantado en su totalidad, ¡qué difícil es mantener el placer en silencio!. Es una tensión creciente que en silencio se desarrolla y va alcanzando una presión para la cual los gemidos son necesarios como espitas de liberación. Me gusta mucho este registro que creo nuevo en tí.
Un fuerte abrazo.
Max Estrella ha dicho que…
Qué mejor manera de romper el silencio...tus letras de este jueves llevan mucho más allá...a roces imposibles y ensoñaciones sensuales...
Besos
Manuel ha dicho que…
Controlar el tiempo del silencio es todo un arte, cuando estás deseando oír, cuando estás deseando hablar, ese tiempo en el que deseas tanto, no quieres que termine nunca, y a la vez quieres expresarlo todo, quieres sentirlo todo. Siempre podemos hablar con la mirada, que lo dice todo.
Manuel ha dicho que…
Controlar el tiempo del silencio es todo un arte cuando estás deseando oír, cuando estás deseando hablar, ese tiempo en el que deseas tanto, no quieres que termine nunca, y a la vez quieres expresarlo todo, quieres sentirlo todo. Siempre podemos hablar con la mirada, que todo lo dice.

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …