Ir al contenido principal

Paseando con Casss





Una de las cosas que tuve que hacer nada más decidirme a tener un blog fue buscarle un nombre, después de desechar muchos me quedé con el que a mi parecer reunía los requisitos que yo quería: un lugar en el que recalar, pasar un buen rato, compartir, descansar, conocernos...de ahí el nombre de Lugar de Encuentro. 
Recién estrenado mi blog, mucho antes de que surgieran los famosos jueves de Tésalo, luego de Gus, conocí el blog El balcón de Casss. No sabría decir por qué, pero me gustó ese nombre. Creía que Casss con su balcón quería lo mismo que yo con mi Lugar de Encuentro. Entré en su casa y leí sus versos, sus palabras, sus pensamientos, su manera de entender la vida, me sentí como en casa, como si fuera mi blog, había encontrado mi alma gemela.
A partir de ese momento cultivé su amistad que se ha visto reforzada por tres encuentros cara a cara y eso es bien difícil queridos blogueros porque Cass vive en Montevideo (Urugüay), sin embargo ha cruzado tres veces el charco para venir a España a encontrarse con los juever@s una vez en Madrid, otra en Valencia  y otra en Córdoba. 
Por ello quería que estuviera hoy aquí, en esta  sección Paseando con... para que la conozcáis y las queráis un poco más.  No os  defraudará. 
Cass es todo energía, puro nervio, pura raza, que diríamos por aquí y así lo comprobareis.
Cuando le pregunté por el lugar que quería compartir con nosotros en este paseo respondió que el lugar de su nacimiento, Colonia del Sacramento, y hasta ahí nos trasladamos.


Colonia de Sacramento está ubicada en la ribera norte del Rio de la Plata, frente a Buenos Aires y fue fundada por judíos portugueses. Su barrio histórico, fusión de estilos  español, portugues y postcolonial como consecuencia de las sucesivas conquistas, fue declarado  Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1995. En la actualidad y tras su recuperación y bello lugar,  muy visitado hoy por turistas europeos,  y donde se respira mucha paz en sus atardeceres frente al río.



Por la noche es un sitio mágico por la especial iluminación que presenta.
Aún es de día y comenzamos a pasear por estas calles de piedra que dan pie a que vayamos conociendo algo más de esta bloquera:

¿Es tu verdadero nombre Casss?

No y por suerte hoy  conocen el verdadero. Si me llaman  Vivian, me siento más “como en casa”. Aunque es gracioso que en casa a veces  me dicen  Casss

¿Quién es la persona Vivian ….?

Como buena geminiana, una discreta delirante.
Hace poco alguien me definió como “disfrutadora de la vida”. Me gustó.

 (Tengo que confesar que yo creía que se llamaba Casandra y cuando un día hablando por el Skipe me dijo que estaba Vivian, le pregunté  ¿quien era esa?

¿Té, café o chocolate para desayunar?

Puede ser mate? No? Entonces café con leche.

¿Cómo es un día cualquiera para Vivian?

Variado, desorganizado, el trabajo me obliga a ello, porque no tengo horarios, así que a veces a la tarde voy al cine, o paseo por la rambla.
Tejo, cocino, fotografío, pinto, escribo:   ¡Vivo!! 

¿Prefieres caminar o ir en automóvil?

Viajar en ómnibus: te permite ver la ciudad hacia arriba y se descubren muchas obras de arte que son los frentes de casonas antiguas. Te podes perder mirando el cielo azul o ver caer la lluvia, pegada a la ventanilla, imaginando frases. Te deleitas con los cantantes callejeros y compras pichinchas o te clavas como el mejor con los vendedores ambulantes. Todo eso claro, si te toca ir sentado. De lo contrario, llámame un taxi. 

¿Una figura importante en tu infancia? ¿por qué?

Mi infancia está poblada de los personajes que veía en la pantalla chica. Por vivir en Colonia, muy cerca de Buenos Aires,  Río de la Plata por medio,
la influencia cultural  fue absoluta. Por supuesto que recuerdo los personajes
de Bonanza, Laramie, La Ley del Revolver, Johny Quest, Cisco Kid, por nombrar algunos. Las revistas (o comics, que es más de hoy) de Archie y Sisi, Secretos del Corazón. Corin Tellado y sus romances en la Costa del Sol, que
era como el paraíso… Kennedy y el día que lo asesinaron, Marilyn esa mujer
bella, enigmática y frágil que nació un día y muuuuchos años, antes que yo.
Los libros de Luisa May Alcott.

Releo la pregunta: Mi padre. Tenía un humor y una chispa, que si no la heredé
por lo menos algo le robé. Me encantaba cuando hablaba con vehemencia de Napoleón o de Aparicio Saravia. “Blanco y de Nacional”, como decía él, y se ponía de pie.


¿Recordar o soñar?

Soñar, a veces con los recuerdos.

¿Soledad o bullicio?

Soledad para disfrutar los sueños o los recuerdos. Bullicio para bailar y que el cuerpo se deje llevar por la emoción y el movimiento. (no te dije que era geminiana… no podemos elegir, es un gran dilema para nosotros optar)
  
¿Te gustan los animales? ¿Tienes mascota?

Adoro el reino animal (incluyo  a los hombres). Me gustaría poder acercarme a un gorila y mirarlo a los ojos, se que me diría muchas cosas.
Tuve a Lola, una bóxer que vivió con nosotros nueve años. La nena de la casa. La hermana de mis hijos. Así la adoramos, así la extrañamos aun hoy…

¿Cuántas horas necesitas dormir para encontrarte bien?

Desde siempre, el insomnio me persigue, y yo le huyo toda la noche, con lo cual estoy acostumbrada a dormir muy poco. Gracias a eso, el tiempo me rinde para muchas cosas, incluida “esas….”  

¿Qué importancia das a la familia?

Toda. Son todo. El compañero, que es quien da impulso generoso a mi vuelo, y los hijos , la razón de que el viaje continúe…

¿Crees en el amor a primera vista?

Creo en el amor  y que más bien es ciego…

¿A qué país te gustaría viajar?

España, es mi otra casa, aunque soy ciudadana italiana y le debo a mi madre conocer su tierra: La Spezia. Nació allí hace  98 años.  
Después de leer a Pamuk, quiero conocer “su” Estambul.

¿Prefieres que te regalen flores, libros, joyas…?

LIBROSSSSSSSSS   (pero bueno, venga ese collar de brillantes, si es lo que tenías para regalarme….) 

 ¿Cuál es tu comida preferida?

Milanesas con papas fritas o canelones de humita. 
Si estoy por allí: tapas o pinxos!!!!!!!!!!!

 Una canción 

Una lágrima tuya, Dulce Pontes




 Una película

 La Tregua (sobre libro de Benedetti) o la última que vi Cuando los chanchos
vuelen: una joyita!

 Un libro 

Aguini, La Gesta del Marrano.

 ¿Qué ha supuesto tener un blog  en tu vida?

Una ventana al mundo, conocer gente muy linda y querida. Algunos pasaron y dejaron su huella, otros permanecen y son parte valiosa de mis afectos. También una ventana hacia mi interior.

 ¿Por qué nos asomas al balcón?

Me gustaría pensar, que encuentran algo bonito y sensible. Es bueno contribuir
a ver la vida con ojos dulces.

¿Prefieres poesía, relato, novela…?

(Otra vez elegir, jajaj.) Siempre escribí poesía. El blog me animó a escribir algo así como relatos. Sueño con escribir una novela, debe ser maravilloso hacerlo,
Convivir con los personajes, verlos crecer y vivir. Debe ser una hermosa compañía en muchos momentos pero una tarea que me parece difícil de encarar.

 ¿Lápiz y papel o computador?

Sobre todo computadora. Este bicho ya no se separa de mi, por más que lo intento.  Esperando en alguna oficina, echo manos al lápiz y al papel y es tan especial ese momento! 

¿Libro en papel o lector  de ebook?

Mis hijos me regalaron un kindle, para que no acarree tantos libros en los viajes. Es inevitable, llevo y traigo montones y es lo que más pesa en la valija
Y lo que más lugar ocupa en mi casa.

¿En qué te ha cambiado ser una bloguera? 
En perder la timidez. En animarme a hacer muchas cosas, que durante mi larga vida (bueno, no exageremos…eh!!!) no me atreví. Comencé hace 5 años tras un seudónimo y eso me animó a escribir sobre fantasías que jamás lo hubiese hecho de otro modo. Hoy ya las puedo firmar con mi nombre real, asumo  la responsabilidad de soñar.

¿Algún secreto inconfesable?

Secretos, los hay. Confesables todos, porque soy humana.

Déjame agregar que me siento muy honrada por este reportaje. Que disfruté haciéndolo, aunque la propuesta me pareció a la vez que emocionante,  una locura. Pero bueno, a una amiga como vos, no se le puede decir que no.


En este barecito paramos a descansar y a esperar la mágica noche en Colonia de Sacramento, como dos amigas que disfrutan de su encuentro. 
Esas que están sentadas ahí no somos nosotras pero estas de abajo sí, nos encontramos de nuevo en Córdoba,  como fondo la Mezquita:


Su blog: El balcón de Casss. No dejéis de visitarlo.

Nos despedimos  con tristeza como siempre lo hacemos, sin saber si el destino nos deparará nuevos encuentros pero conociendo que la distancia se acorta por la palabras.
Gracias Vivian por este entrañable paseo.

Entradas populares de este blog

¿Qué sucede cuando el ˝me gusta˝ sustituye al comentario?

Hace mucho tiempo comenté, en este mismo blog, que entrar en la redes sociales era como salir de paseo por tu ciudad. Cuando lo haces, vas a cruzarte con distintos tipos de personas: los desconocidos, con los que no interacciones, pasas a su lado sin inmutarte, sin mirarlos siquiera y sin sentir curiosidad por lo que son y representan; los conocidos, a los que saludas con un gesto de la mano, de la cabeza, con un adiós; los enemigos,  de los que huyes para no entrar en enfrentamiento y los amigos en su más amplio sentido, desde los amigos de la infancia y juventud, a los que hace muchos años que no ves y te alegras cuando te los encuentras, departes durante un rato, le preguntas por la salud, por la familia, en dónde vive, en qué trabaja, cómo les va... y luego te olvidas de ellos, hasta tus amigos (en el amplio sentido del término) que ves a menudo y lógicamente entras en conversaciones más interesantes, que las puramente protocolarias. 
Como decía las redes presentan este mismo patró…

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…