Ir al contenido principal

Paseando con Blanca Miosi








Conocí a Blanca en un grupo de FaceBook, llamado GeneracionKindle. En él recalamos todos los escritores que con nuestra mayor ilusión dábamos a conocer nuestros libros mediante la plataforma de Amazon. 
Desde el primer instante supe que en aquel grupo había muy buena gente, dispuestos a ayudarte en todo lo que necesitaras. Yo diría  incluso que guiando a los novatos en ese complicado  camino de la edición y sobre todo de lo que venía después la autopromoción. Una de esa buenas personas es Blanca, sus libros están en la cumbre del Top de ventas y ella no sólo se promociona sino que promociona a los que vamos llegando. En en mi caso particular me apoyó en los momentos de desesperación, me enseñó que en este mundo hay que perseverar para recoger los frutos. Recuerdo que me dijo, tu novela Bajo los Tilos será exitosa y por ahora no se equivocó, por lo menos para mí ya ha obtenido un éxito sorprendente. 
Blanca quiere que paseemos por un lugar muy especial de Caracas, la avenida Boyacá. Esta avenida  conocida como Cota Mil (por su elevación de 1000msnm) es una arteria vial que recorre una parte de la ciudad de Caracas en sentido Oeste-este. Se encuentra al norte de la ciudad al pié del Parque Nacional del Ávila



¿Por qué  quieras compartir este lugar con tus lectores?

La zona pegada al Ávila. Hay una autopista que curiosamente llaman avenida Boyacá. Bordea el cerro Ávila, que es una cordillera verde espectacular, es el pulmón de Caracas y la que le da su aspecto acogedor. Desde sus miradores se puede ver toda Caracas, pues esa autopista está a un nivel bastante alto.

Además, como es domingo podemos pasear libremente por ella porque se cierra al tráfico para el disfrute de peatones entre las 7 y las 12 de la mañana

Comenzamos a caminar y  lo primero que le pregunto:


¿Es tu verdadero nombre Blanca Miosi?

―Sí, es mi verdadero nombre.
  
¿Quién es la persona Blanca Miosi?

―Un ser humano normal, con afición a la escritura y ahora voy descubriendo que tal vez a la docencia.

¿Cómo es un día cualquiera para Blanca Miosi?

―Me despierto a las 5:30 de la mañana, y me doy un baño, entro a Internet hasta las 7, cuando desayuno y me preparo para salir si tengo que hacer en mi taller. Como ya lo estoy dejando, cada vez salgo menos, pero siempre hay algo de qué ocuparme fuera: bancos, pagos, compras, y por la tarde escribo o leo.  A partir de las 20:00 me dedico a mi novela, la que esté escribiendo (Tengo varias).  Llevo una representación de maquinaria taiwanesa para laboratorios y la industria alimenticia, de la ahora se ocupa a mi hijo. 

¿Cuántas horas necesitas dormir para encontrarte bien?

―Cinco.  Antes dormía un poco más, desde hace poco más de año y medio sufro de insomnio, me cuesta conciliar el sueño. 


¿Té, café o chocolate para desayunar?

―Suelo desayunar con un batido de frutas, generalmente mezclo dos.  Me gusta la guayaba con zanahoria.

¿Soledad o bullicio?

―Soledad.

¿Recordar o soñar?

―No suelo recordar.  Prefiero tratar de avizorar el futuro, pero vivo el presente. Sueño (si a eso se le llama soñar) cuando escribo, imagino. 

¿Una figura importante en tu infancia? ¿Por qué?

Dorothea Dooling,  una norteamericana con la que  fui a vivir por un tiempo, vivía en una mansión en Lima y hasta ese momento nunca había conocido una casa así, yo tenía 12 años. Ella me trató como una huésped, puso el servicio de la casa para que me atendiera y yo aprendí cómo vivía la gente adinerada. Al conocerla abrí los ojos a un mundo que había sido inaccesible para mí.

¿Crees en el amor a primera vista?

―No. El amor se debe ir construyendo. Pero sí creo que existe atracción física de primera vista.

 ¿Qué importancia das a la familia?

―Con el tiempo he aprendido que la familia tiene más importancia de la que pensaba.  


¿Prefieres caminar o ir en automóvil?

Caracas es una ciudad muy congestionada, pero es inevitable utilizar el coche. Yo prefiero moverme en metro si debo ir a un sitio determinado. Si es cerca de casa, prefiero caminar.

¿Te gustan los animales? ¿Tienes mascota?

―Yo no. Pero mi hijo tiene un perro que se llama Ray, cuando me ve se enloquece, me encantan los perros de cualquier raza, y Ray no tiene raza conocida, es recogido, y cuando mira parece humano.

¿Cuál es tu comida preferida?

―Me encanta el pescado en todas sus formas.

¿Prefieres que te regalen flores, libros, joyas…?

―Si tuviera que escoger entre esas tres opciones, prefiero libros, por supuesto. 

¿A qué país te gustaría viajar?

―Quisiera conocer Francia, pero como ahora tengo tantos amigos en España, me encantaría ir allá, estoy segura de que lo pasaría divino.

 Una canción

―Casta Diva, es un aria de la ópera Norma que me inspira, me conmueve. 

Una película

―Hay muchas, podría decir la saga de El padrino, La guerra de las Galaxias o la película El Pianista.
  
Un libro

―La salamandra, o también Arlequín de Morris West.

 ¿Qué ha supuesto Internet en tu vida?

―Desde hace tres años un giro de 180 grados.  Y ahora llena parte de mi vida, me hace sentir acompañada. Por otro lado para mí es una herramienta valiosa que me ayuda a obtener buenos resultados.

¿Se puede aprender a escribir o se nace con ese don?

―Creo que se nace con el don, pero si no se desarrolla, no sirve de nada. Y aunque se nazca con el don de la escritura, si no se aprende las técnicas apropiadas, puede ser una cualidad desperdiciada. 

¿Prefieres escribir de noche o de día?

―Antes prefería la noche, ahora que tengo más tiempo también lo puedo hacer de día.

 ¿Lápiz y papel o computador?

―Computador. 

¿Libro en papel o lector  de ebook?

―Ambos. Me siento cómoda con los dos.
  
¿En qué te ha cambiado la fama?

―En nada, porque no soy famosa, María.
  
¿Algún secreto inconfesable?

―Sí.

Muchas gracias por haber pensado en mí para tu ciclo de entrevistas, María, ha sido un placer contestar tus preguntas. Envío un saludo cordial a todos tus seguidores, ¡y deseo que el éxito que tienes con tus novelas perdure en el tiempo!


Esta es la Blanca Miosi que yo quería presentaros, la Blanca de carne y hueso, que se levanta de madrugada, le gustan los perros, desayuna con zumo de frutas y que tiene secretos inconfesables como todo el mundo... Que me  considera su amiga, y eso para mi es un orgullo.
Gracias a ti Blanca por venir a este Lugar de Encuentro,  por tu ayuda incondicional, por ser tan generosa como eres. 


Entradas populares de este blog

¿Qué sucede cuando el ˝me gusta˝ sustituye al comentario?

Hace mucho tiempo comenté, en este mismo blog, que entrar en la redes sociales era como salir de paseo por tu ciudad. Cuando lo haces, vas a cruzarte con distintos tipos de personas: los desconocidos, con los que no interacciones, pasas a su lado sin inmutarte, sin mirarlos siquiera y sin sentir curiosidad por lo que son y representan; los conocidos, a los que saludas con un gesto de la mano, de la cabeza, con un adiós; los enemigos,  de los que huyes para no entrar en enfrentamiento y los amigos en su más amplio sentido, desde los amigos de la infancia y juventud, a los que hace muchos años que no ves y te alegras cuando te los encuentras, departes durante un rato, le preguntas por la salud, por la familia, en dónde vive, en qué trabaja, cómo les va... y luego te olvidas de ellos, hasta tus amigos (en el amplio sentido del término) que ves a menudo y lógicamente entras en conversaciones más interesantes, que las puramente protocolarias. 
Como decía las redes presentan este mismo patró…

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…