Ir al contenido principal

¿Castillos en el aire?



Desde que en el 2009 terminé de escribir mi primera novela y me acerqué al mundillo literario, he estado cual lechera practicando lo que nos contaba Esopo en su famosa fábula. 
"Encontraré una editorial que publique mi novela, además será una de las grandes y será todo un éxito. Llegará a miles de personas, como ya me conocerán me será más fácil publicar la segunda, la tercera...saldré en las revistas especializada, me harán entrevistas en la radio en la televisión, todo el mundo esperará a que en el otoño salga mi nueva novela..."
Sin embargo, era eso, una fábula y a la lechera se le cayó el cántaro, y la tierra se tiño de blanco. Los rechazos de la editoriales y lo que es peor, la no respuesta, la indiferencia, hicieron que todo se viniera abajo, se desplomara ese castillo que había creado a base de ilusión y deseo. 
Si algo caracteriza al hombre es su poder de superación, y ahí tienen, de nuevo  a la lechera  con su cántaro lleno y planificando. El mundo de internet ofrecía muchas posibilidades y en lugar de lamentarse lo que tenía que hacer era aprovecharlas. 
Comencé poniendo en ebook por descarga directa gratuita la novela Vida y milagros de un ex, novela de humor que había quedado finalista en un concurso. La última vez que conté se habían producido más de veinte mil descargas. Eso significaba que había llegado a más veinte mil hogares y que muchos conocían y hablaban de Baldomero, el taxista, el protagonista de la novela y de su peculiar madre, Cándida. Esta vez no era una ilusión, era cierto y muy cierto que leían las palabras que yo había escrito. Animada por la experiencia y bajo la tutela de la naciente editorial el Desván de la memoria, publiqué en ebook mi segundo libro Bajo los Tilos, que yo misma vendí y vendo en mi blog a un precio muy generoso. Tras vender unos sesenta o setenta, casi todos de amigos, conocidos, compañeros de blogs...etc, se detuvo, entonces se me ocurrió aprovecharme de las ventajas de publicar Amazon. 
Yo quería que mi novela llegara a más público, saber si lo que escribía les gustaba, leer comentarios y reseñas, y Amazon me lo ofrecía, así que desembarque allí el 19 de marzo (mi santo) con Bajo los Tilos y esperé, esperé...Salté de alegría ante la primera reseña, la primera venta y me fui informando de que disponían de lo que se llama el Top 100, que era un listado por orden de ventas y aspiré, como no lo iba a hacer la lechera, a llegar a él. 
Con el paso del tiempo di por casualidad en Facebook con un grupo que se autotitulaba la Generacion Kindle (Kindle es el lector (e-reader) de Amazón) y cual fue mi sorpresa al descubrir que un montón de lecher@s se encontraban allí. 
Todos compartíamos las mismas ganas e ilusiones; me pegué a ellos como una lapa para aprender, para compartir, para disfrutar con sus éxitos y penar con sus fracasos y encontré  gente excepcional, que me acogieron, me animaron a seguir luchando, me aconsejaron, me corrigieron y me enseñaron que en este mundo hay que autopromocionarse, que no es ninguna vergüenza y que si quieres avanzar tienes que vender tu mercancía. Y aunque me daba mucho, mucho  pudor lo hice, y Bajo los Tilos comenzó a conocerse más y más, entró en el Top 100 en el que está apunto de cumplir 50 días y lo que es mejor, desde que comenzó agosto, subió al Top 10 y por ahí continúa. Desde ese 19 de marzo Bajo los Tilos se ha descargado más de 1500 veces a un precio simbólico 0,98€, y he podido comprobar a unos les gusta y a otros no tanto (tiene que haber de todo como en botica), que la mayoría opinan que les parece muy corto, que les gustaría seguir leyendo, que engancha desde el principio y que la novela no sólo relata una historia  sino que también te hace reflexionar. 
Ahora puedo confirmar  que  el cuento de la lechera se ha cumplido que no son castillos en el aire sino una realidad. Y lo que es más importante que hay gente muy buena en este mundo. A ellos mi agradecimiento, sin ellos no hubiera sido posible:
Ramón Alcaráz, Mercedes Pinto, Josep Capsir, Pat Casalá, Blanca Miosi, Frank Spoiler, Mercedes Gallego, Mercedes Añoto, Maribel Romero, Manuela Herrero, Antonia Romero, Ivan Hernandez, Jesus Angel, Antonio Jareño, Carmen Grau, Jose Enrique Serrano, Merlene Monleon, Puri Estarli, Mayte Esteban, Lola Mariné, Rios Ferrer, Marta Querol...y muchos más que están ahi siempre que les necesitas.
También agradecer al grupo de juever@s que me soporta desde hace tiempo y como no a todos esos blogs de lector@s empedernidos de libros a bajo coste, sobretodo, y que nos ayudan a promocionarnos.
La aventura continúa... y seguimos con la promoción. Os dejo el book trailer de la novela


http://www.amazon.es/Bajo-los-Tilos-ebook/dp/B007S7U4AY/ref=zg_bs_digital-text_9

Entradas populares de este blog

¿Qué sucede cuando el ˝me gusta˝ sustituye al comentario?

Hace mucho tiempo comenté, en este mismo blog, que entrar en la redes sociales era como salir de paseo por tu ciudad. Cuando lo haces, vas a cruzarte con distintos tipos de personas: los desconocidos, con los que no interacciones, pasas a su lado sin inmutarte, sin mirarlos siquiera y sin sentir curiosidad por lo que son y representan; los conocidos, a los que saludas con un gesto de la mano, de la cabeza, con un adiós; los enemigos,  de los que huyes para no entrar en enfrentamiento y los amigos en su más amplio sentido, desde los amigos de la infancia y juventud, a los que hace muchos años que no ves y te alegras cuando te los encuentras, departes durante un rato, le preguntas por la salud, por la familia, en dónde vive, en qué trabaja, cómo les va... y luego te olvidas de ellos, hasta tus amigos (en el amplio sentido del término) que ves a menudo y lógicamente entras en conversaciones más interesantes, que las puramente protocolarias. 
Como decía las redes presentan este mismo patró…

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…