Ir al contenido principal

Este jueves un relato: Yo tengo un sueño




El ave tenía un estilizado cuerpo de color blanco del que salían unos apéndices azulados: las alas; grandes, elegantes , majestuosas  con las que surcaba los cielos en una infinita danza.
--¿Bailaba o volaba? –preguntó María
--Volaba, cariño, con tanta delicadeza y gracia que parecía que estuviera  bailando.
Desde el aire, el pájaro contemplaba el mar que se fundía en el cielo en el horizonte, continuó leyendo.
-- ¿Horizonte? --dijo María
--Sí, el horizonte es donde el azul-verdemar   se mezcla con el azul cerúleo  formando una oscura línea 
 de color azul cobalto.
-- Sabes, me gustaría ser esa ave; poder disfrutar de todas esos colores que ella ve. Dime, ¿como es el azul- verdemar?
-- Ese azul es húmedo, frío, palpitante…mientras que el cerúleo es cálido, tranquilo, acogedor. Cuando ambos se juntan forman una interminable línea de azul cobalto.
--¿Y ese cómo es?
-- El azul cobalto es hermoso, fuerte, sólido y al mismo tiempo candente, generoso.
Este cuento me gusta, déjame que lo lea.
 María paso sus pequeños dedos por los puntos y a medida que avanzaba en la lectura, su cara, de ojos perdidos, se  trasmutaba  en un abanico de gestos. Cuando terminó dijo:
--Azul-verdemar como el piano que cuando lo toco me alegra con sus vibrantes canciones, azul cerúleo como mi muñeco de peluche con el que me acurruco todas las noches y azul cobalto como, como… mi mamá --explicó con una gran sonrisa vistiendo su boca. 
A María no le hacía falta soñar que era esa vigilante ave, era capaz de ver los colores. 

© María José Moreno
Más sueños en casa de Pepe


Comentarios

MTeresa ha dicho que…
Te descubro por casualidad
y me ha gustado leerte,
tus rlatos son muy entretenidos
y encierran mucho arte.
El Alma de Venus ha dicho que…
Hola Maria Jose,temprana juevera, Maria sabe que los ojos de su mama, y los de su alma unidos,la regalan todas las imagenes que los de su rostro,la niegan.
Precioso sueño, que deseo se vuelva realidad, para tod@s l@s mari@s del mundo.
Besos amiga...Lucia.
San ha dicho que…
Suerte la de María, ojala muchas Marias tuvieran una mama que dibujara para ellas los colores de la vida.
Maravilloso relato M José, tan dulce, tan tierno.
Un abrazo
Neogeminis ha dicho que…
Lindos sueños coloreados y emotivos...inmejorable comienzo para comenzar a andar por la vida!


Un abrazo.
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
La sensación de los colores traspasada al tacto funciona. Los coloridos sueños musicales y sedosos.
Un cuento arco iris para todos los ojos soñadores. Besitos encantados.
Anónimo ha dicho que…
Asociación de colores con sensaciones táctiles y auditivas, ya que sólo podía ver a través de los ojos de su mamá. Sensibilidad a raudales para transmitir los colores del mar, el cielo, la linea del horizonte y sensibilidad también a raudales para percibir en sus objetos más preciados ese colorido.
Tierno, dulce, humano muy humano, tu relato de hoy.
Un abrazo.
Sindel ha dicho que…
Los colores no solo pueden verse si no también sentirse, imaginarse y completarse en sensaciones más allá de los ojos.
Un relato maravilloso, me emocionó.
Un abrazo.
José Vte. ha dicho que…
Que bonita manera de entender los sueños, lleno de colores. Colores de animales, colores de sentimientos, colores de vida.

Un relato muy bonito y sentido.

Un abrazo
Carmen Andújar ha dicho que…
A veces nosotros que tenemos todos los sentidos no nos imaginamos como deben imaginarse los colores las personas que no ven. Tú lo has explicado muy bien, ella siente los colores aunque no los vea.
Muy bonito
Un beso
Gastón Avale ha dicho que…
ah....no.... te la morfas viva si te dice eso una nena... jaja... una dulzura... espero que hayas tenido un lindo cumpleaños! hermoso tu relato amiga! un beso!
Maria Liberona ha dicho que…
hermoso relato lleno de colores, de vida, ternura amor y sobre todo hermosos sueños...
Encarni ha dicho que…
Que ternura de relato, la niña no necesita soñar porque es capaz de imaginar y sentir,creo que eso supera cualquier sueño, porque lo hace realidad dentro de ella.

Me ha encantado.

Un abrazo juevero.
alfredo ha dicho que…
Colores que le hablan al oído a través de sus manos.
Tierno relato, conciso y bien escrito, (no era fácil)

Besos
Anónimo ha dicho que…
joderse con la psquiatra bonita...
sabes, maría josé, con la expresión d arriba debería de valer mi comentario...pero le daré sentido en forma de palabras...acabo de leer a la compañera...bueno, a esa...se me ha olvidado...y le he dicho que me encantaría tener un niño al cual contarle su relato el cual,para mí, es un cuent apto para un niño...ahora vas tú y...ah, la compañera era encarni...ahora vas tú y cuentas el cuento y colocas a la niña y a una persona mayor, tú te alejas del relato, tú como narradora...y nos dejas a esa niña comprendiendo colores ...los cuales son explicados a la manera...pero sabes lo que más me ha gustado, de las morenas? es el hecho de que he visto, es le hecho de que me has permitido ver a esa niña asombrada...
medio beso...
Inma Brujis ha dicho que…
Qué cuento más bonito...
La verdad que he cerrado los ojos y he podido ver a la niña imaginando todas las cosas que ve con su corazón.
Besosssssssssssss
Manuel ha dicho que…
Has elegido una vision abdolutamente excepcional. los sueños de un invidente y su evocacion gráfica, y lo has resuelto magnificamente.
me ha gustado ese manejo, MJ
un beso!!!!
maria jose moreno ha dicho que…
Cass me envia su comentario por mail porque no ha podido dejarlo aquí

Tu relato es música y pintura. Es ilusión y fantasía. Es la realidad de un sueño.

besos y abrazos mil, desde aquí para ti, bonita.

Casss
Matices ha dicho que…
Supongo que en la fantasía de un sueño infantil deben estar los colores y siempre su "mamá"... que es la traductora y la guía en ese mundo que se apertura a sus ojos.
Lo que podría ser la antesala de los primeros sueños inocentes y cargados de significados...
Besos
Medea ha dicho que…
Dulces y cálidas palabras de colores que acarician, nadie mejor que una mami de color azul cobalto para ponerle color a unos sueños que no ven.
Magnifico y enternecedor tu jueves, amiga. Un beso grandote guapa.
Liwk ha dicho que…
Me encantan lis colores que puede ver la María de tu relato y también los que encuentras tú. Son comparaciones simplemente preciosas, me ha gustado mucho.
Un beso.
Juan Carlos ha dicho que…
Qué bonito. Conozco la visión de los colores por parte de los ciegos, claro que entre hombres no distinguíamos tanto detalle ni las visiones eran tan poéticas como en tu relato, jeje.
Un beso, amiga.
maruja ha dicho que…
Se me ha hecho corto. !Que bonito! Se lo contaré a mis nietos, porque el otro dia estuvimos viendo las diferentes clases de azul. Un abrazo

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …