Ir al contenido principal

¡Este jueves un relato!: Castigo de los dioses



Mito




Castigo de los dioses

Tenía una vida, que no era tal; una ilusión que me sostenía en pie y un deseo que me ayudaba a sobrevivir ante el martirio de enfrentarme al nuevo día.
Quería cambiar de vida. Salir de aquel infierno y estirar los brazos para poder asir lo mínimo para ser feliz: algo que llevarme a la boca, algo con lo que cubrirme y algo por lo que sonreír.
Me ofrecieron una nueva vida, lejos de la desdicha, la pobreza, la destrucción, la lucha fratricida, la intolerancia religiosa…

Acepté el cambio de vida. Me trasladaron en un sucio camión junto con otras chicas, amigas, vecinas… desconocidas. Muchos días de viaje soñando. Hambre y sed, calmadas con las lágrimas de la alegría ante lo que se avecinaba.

En mi recién estrenada vida no sé si es de día o de noche, si el cielo es azul o gris. Me muevo, entre las destartaladas paredes de esta vieja casa con las ventanas tapiadas, como una autómata, siempre dispuesta a la llamada. No hay nada por fuera de esto. Todo mentira.

Los dioses me han castigado por mi soberbia y mi orgullo; por mi ansia de querer escapar de mi tormento, de ambicionar más de lo que poseía; por desear no escuchar el estrépito de mi estómago vacío, no sentir el frio que calaba mis huesos o no oler la podredumbre de la indigencia. ¡Qué estúpida! ¿Cómo pude ser tan ingenua? ¿Cómo me dejé embaucar por aquel individuo? ¿Cómo me cegué por sus promesas? Me engañó con sus ofrecimientos: Una vida normal, un trabajo decente, dinero suficiente para ayudar a mi familia… y ¿qué me ha dado? Miseria y más miseria. Vejación y desprecio.

Salí de un infierno para meterme en otro. Me siento como Sísifo (1), cumpliendo una condena eterna por mis pecados. No quiero una muerte en vida.
—Tamara, prepárate que tienes un nuevo cliente.


(1) Mito de Sísifo: Sísifo, dentro de la mitología griega, como Prometeo, enfadó a los dioses que como castigo le condenaron a perder la vista y a empujar perpetuamente un peñasco gigante montaña arriba hasta la cima, sólo para que volviese a caer rodando hasta el valle, y así indefinidamente.




Más relatos en el blog de Tésalo

Comentarios

MAMÉ VALDÉS ha dicho que…
Estoy haciendo un recorrido por mis blogs preferidos, y todas las entradas son tristes y melancólicas, no se que es lo que nos está pasando, será el mal tiempo, la lluvia o la atmósfera como decían los viejos, hasta yo me he levandado de "mala leche", de todas forma tu texto es muy triste y verdadero, haber si sale sol para todo el mundo......
Susurros de Tinta ha dicho que…
Hay vidas que no merece la pena ser vividas, la crueldad de los hombre, (como genérico, por supuesto), no tiene límites, ella hizo lo que tenía que hacer, perseguir un sueño, pero mientras hay vida, hay esperanza, nunca rendirse, rendirse es morir en vida, es mejor la muerte, miles de besosssssssssssss.
MAR SOLANA ha dicho que…
El mito de Sísifo ya lo conocía y me pone la carne de gallina, atroz condena de los dioses.

La decepción de Tamara con la vida es natural en aquella época tan llena de oscuridad y posibilidades para vivir con dignidad.

Un abrazo.
Mercedes ha dicho que…
No creo que los dioses castiguen a una ingenua chica por desear una vida mejor, son los hombres los que castigan, la cocidicia de los débiles. Ella sigue siendo fuerte y soportando su fatídico destino, ella es la diosa.
Magnífico relato. Un placer leerte.
Besos.
Pedro Ojeda Escudero. ha dicho que…
Algunas cadenas sólo pueden romperse desde dentro. Buen relato.
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
María José, qué terrible engaño ese sueño, y sin embargo no es culpable de soñarlo ¿cómo evitar creer en algo? Se equivocó, que le eche la culpa a su ingenuidad y escape del suplício. Tántalo solo fue culpable de orgullo, los dioses míticos los invetó él mismo y la piedra y las cadenas que lleva dentro.
Terrible lección, triste final que habrá de cambiar. Bsito animoso.
M. Iglesias ha dicho que…
Ojala fuera solo un relato, tristemente es el dia a dia en esta sociedad mientras los que podrian hacer algo miran hacia otro lado. Solo es la parte sordida de un negocio en el cual van de la mano la pseudotolerancia, la pseudo libertad, etc. ¿donde estan esas autoridades que leen los ofrecimientos de las ultimas paginas de los periodicos y no dicen ni hacen nada?
Te felicito por poner tu granito de arena en la concienciacion sobre este horroroso negocio.
Un beso MJ
Elena ha dicho que…
Pasa muchas veces, las ganas de prosperar, de tener una mejor vida, nos pone muchas zancadillas, pero no por ello hemos de dejar el intento por mejorar.

Hermoso relato con un final muy triste.

Un beso.
anapedraza ha dicho que…
¡Hola Mª José!

Siempre la realidad supera a la ficción, aunque esté contada tan bien, y con tanto sentimiento, como tú has hecho.

El peor enemigo del hombre es el propio hombre.

Un beso.

MIGUEL
Buen relato, extraordinario texto, qué cruel es a veces la vida con algunos, verdaderamente Tamara moría en vida.

Como llevo poco tiempo leyéndote me creía, que en el relato anterior era fruto de la realidad, me alegro ahora de conocer a Berta.

un abrazo.

Maite
Nancy ha dicho que…
Como diría Nervo, somos arquitectos de nuestro propio destino. Me gustó mucho tu relato, muchas veces no entendemos nuestra vida y dejamos en manos de otros las decisiones que nos corresponden... finalmente, si no resulta, podemos echarle la culpa a los dioses o a quien sea.
Me gustó mucho.
Feliz día
EntreRenglones ha dicho que…
...Aunque es difícil escapar de la rueda del castigo, de esa condena interminable, también buena señal representa el reconocerlo. Tal vez signifique el principio del fin...
SALUDO, MªJOSÉ:
LeeTamargo.-
Ana ha dicho que…
Un estupendo relato que por desgracia refleja una realidad...

Muchos besitos preciosa.
Teresa Cameselle. ha dicho que…
Son dioses muy crueles, inhumanos como les corresponde, los que castigan de este modo.
A pesar de lo triste que es, me ha gustado.
VERÓNICA MARSÁ ha dicho que…
Hoy mismo ponían en Antena3 una peli sobre este tema de trata de blancas. Escabroso que una persona sea forzada.
Besitos, compi.
CORDOBESA ha dicho que…
.Una penosa realidad, pobres chicas que buscando algo de mejoría en su vida, engañadas, se meten en la boca del lobo, para vivir una vida de explotación. Un beso María José
DAPHNE ha dicho que…
Muy buen relato , y una crueldad , aunque no creo que los Dioses tengan la culpa de esa crueldad .
Besitos .
No existen calificativos para poder definir con palabras el desastre natural de Haití. Una sola imagen por los medios de comunicación vale más que mil palabras. Realmente uno se siente muy pequeño frente a estos acontecimientos extremos y comprueba lo que es importante en esta vida.
Creo que no es el momento de hablar sino de actuar y lo podemos hacer de mil forma distintas, fundamentalmente aportando economicamente nuestro pequeño grano de arena en la medida de nuestras posibilidades. Existen ONG dedicadas a ello como médicos del mundo u otras tantas igual de válidas.
Es hora de actuar y de ello depende la vida de miles de seres humanos.
Por favor pasadlo a vuestros blogs y que este mundo de la blogsfera se solidarice con Haití
Anónimo ha dicho que…
Un metrimonio, se habla, en un salòn de estar. Ella ha apoyado su brazo sobre el mueble, relajadamnete. El, sin embargo, obserba absorto un güisqui.
- Pero hombre, no te sientas tan culpable. Acaso no valoras cuanto has conseguido a esas alturas con tu esfuerzo.
- Es verdad, aunque a esa gente .. ¡Yo he vendido a una familia, una vivienda con algunas deficiencias!

La mujer, se agita, entonces mucho.
- ¿Y ellos, ellos no se han dado cuenta d so? Si, sí se dan cuenta de estas cosas. Sin embargo, crèetelo, esto no les ha importado.
- Bueno, bueno. Vámonos al cine.

Tésalo
Anónimo ha dicho que…
si el relat0 de este jeuves l0 llegas a terminar, n0 se...p0r ejempl0...y la her0ina la lleevaba en...te te...
daba un bes00...p0r n0 decir...en fin, de las m0renas, frases semidichas para decirte ah0ra y de un tir0nnn est0
hace p0c0 v0lvier0n a echar p0r l atv trafic0: iba de es0, del trafic0 de mujres que acaban en la prstituci0n...
añad0 a est0 un vivencia pers0nal...
siend0 de una edad, este pas0 p0r mas d eun lupanar...bien l0 hiz0, vale...este a dia de h0y, n0 c0mprende c0m0 el c0mun de l0s amch0s,pues la esclavitud de las putas se debe en un tant0 p0r cient0 muy muy elevad0 a que hay c0nsum0 de tal neg0ci0...aun va a l0s prstibul0s...mira, una de las palbras qe escuch0 es esta: vaa gana0 que hay¡¡¡
la madre que l0s pari00¡¡¡ la madre que me apri0 a mi tambien c0n mis añ0s m0z0s...l0 unic0 que me salva es la inc0nsciencia de esa etapa de mmi vida
y nadie admite que l0s pr0stibul0s h0y en dia sea es0, una trata de muejres...¡acas0 est0y y0 gilip0llass?
y un guev00
bes0s de las m0renas...
me ha gustad0 tu entrada p0r aquell0 de m0strar...
ah.n0 cmprend0 p0r la pr0ta se castiga...es n0rmal querer estar mej0r...se l dices de mi parte.
un bes0.
Adelaida Ortega Ruiz ha dicho que…
Dura realidad vivida por muchas mujeres, amiga María José.
Muy buen relato, como siempre...

Ah! y decirte que como he tenido poco tiempo últimamente, acabo de descubrir tu cambio de look bloguero.

Te ha quedado muy bien y me alegro de ver otra vez la foto en tu perfil, pues aunque el dibujito era estupendo, tú eres más guapa. je je.

Besos!!
maria jose moreno ha dicho que…
gracias amigos por vuestros comentarios y los halagos hacia mi relato.
Perdonad que no responda uno a uno, como suelo hacer pero un hombro bastante jodido me lo impide. vengo de que mo infiltren y parece ser que esto va a ser lento y necesitara tiempo hasta que se recupere y si no al quirofano. Me han mandado un poco de reposo y no se si podre cumplirlo...jajja.
Bueno sabed que os leere porque la vista la tengo bien, por ahora, y si puedo dejare algunas palabras.
Un beso
Feliz fin de semana
Alhena ha dicho que…
Una triste realidad a la que llegó conducida por el sueño de una vida mejor.
Muy bueno el relato.

Deseo que te mejores, cuídate.
Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Duro y triste el drama que reflejas con tu escrito. Desafortunadamente, estas cosas pasan, pero no por ello hay que perder la ilusión de buscar nuevos mundos que liberen el alma.

Sólo una vida digna, merece ser vivida.

Un abrazo.
Mimí ha dicho que…
Hola, pues he podido entrar sin problemas y no tuve que hacer nada
así que estoy la mar de contenta.
¿Tu relato? Tirón de orejas, María José, me has dejado con las ganas, por favor cuando tengas tiempo y ganas desarrolla la historia, que estoy ansiosa.
Un fuerte abrazo y cuando la tengas ¡¡Avisa!!
CAS ha dicho que…
Excelente relato, lo planteas de maravillas. Creo que no debió ser castigada por soñar, por desear salir de ese pozo putrefacto que era su vida. No era ambición y codicia sino necesidad de vida. Un castigo injusto, desmedido para esos pobre sueños, cada vez menos atentidos y comprendidos.
Buena denuncia que dejas colar!!!!
Un fuerte abrazo y que te mejores: te necesitamos!!
El Drac ha dicho que…
Hola otra vez, yo escribí un poema que se llama "Leones" (ojalá que tengas tiempo de leerlo y que te guste) que trata precisamente sobre la trata de blancas. Una experiencia dolorosísima. Un besote.

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …