domingo, 13 de diciembre de 2009

El Fontanero

Disfrutaba del morenazo que acababa de llamar a mi puerta con flores y cava y al que, por supuesto, dejé pasar. Vibraba en sus brazos, presa de una borrachera de excitación, cuando el maldito timbrazo me arrebató de sus labios y de su cuerpo. Desperté con la lengua pastosa y el corazón palpitante. Alguien tenía pegado el dedo al timbre de la puerta. Obnubilada, me encaminé por el largo pasillo como si flotara en una algodonosa nube, para abrirle de nuevo a mi chico y comenzar el sueño desde el principio. Unos ensordecedores golpes aporreando la puerta me devolvieron, definitivamente, a la anodina realidad. Me ajusté la bata y abrí.
—¡Coño, Berta! Llevo una hora tocando el timbre.
El que tan amablemente me gritaba era Cándido, mi vecino de abajo. Su cabeza pelona brillaba a la luz de la bombilla del recibidor. Vestía, como siempre, un chándal; el único atuendo donde entraba con facilidad su obeso cuerpo.
—Perdona, no te oí. Me dormí en el sofá —murmuré.
—Vamos al baño —dijo entrando y echándome a un lado—. Tengo una mancha de humedad enorme en el techo del mío.
—¿Humedad?
Confundida le seguí sin dejar de pensar en mi perdido adonis.
—¿Cómo no te has dado cuenta? Debe ser algo de tus tuberías. Tienes que llamar a un fontanero.
—¿Un sábado por la tarde? Imposible. Seguro que es una manchita de nada que puede esperar al lunes.
—¡Joder, Berta! Era una manchita ayer, cuando subí y no estabas. Era un poco más grande esta mañana, cuando otra vez subí y tampoco abriste…
—Es que he comido fuera —dije justificándome.
—Y ahora ocupa todo el techo. ¡Te enteras! —me gritó—. Y teniendo en cuenta que es de escayola, en cualquier momento puede venirse abajo.
Le visualicé. Por un instante me lo imaginé sentado en el water con el pantalón en los pies y el techo encima de su cabeza.
—¡Qué exagerado! —dije disimulando la sonrisa bobalicona que me produjo aquella visión.
—¿Exagerado? Si tú la tuvieras, no opinarías lo mismo. De manera que ya puedes llamar a un fontanero.
¡Vaya, mierda de fin de semana! Ni me comí una rosca y encima ¿dónde busco a un artista de esos a estas horas? —pensé.
—No te preocupes que yo tengo una lista con teléfonos de urgencia —me dijo tranquilizándome.
Me sentía como si fuera la protagonista de una película de Almodovar. La bata de lana, las zapatillas de paño a cuadros, el vecino en chándal…sólo me faltaba los rulos en la cabeza y la Penélope dando voces a mi lado.
Respiré hondo y salí del baño.
—Vamos a por ese teléfono —dije resignada.
Dos horas después un joven, de pelo largo y pendiente en la oreja izquierda, llamaba a mi puerta. Daban las diez de la noche.
—Gracias por venir.
—De gracias, nada. Esto le va a costar un pastón.
—No me asuste —dije bromeando mientras el estómago se me encogía.
—A nadie se le ocurre llamar a un fontanero un sábado por la noche.
—Mi vecino de abajo insistió. Tiene una mancha muy grande en el techo del baño.
—¡Uf! Mal asunto.
—Desde luego, no se puede decir que usted sea la alegría de la huerta —comenté.
—Bajo a ver la mancha y subo —respondió seco.
Cerré y respiré hondo. Menuda papeleta para concluir el día. No sabía si reír o llorar. Ni siquiera me había sentado cuando escuche que llamaba a la puerta.
—Señora, está muy claro. Hay algo roto que da agua a su vecino.
—¡Vaya! Ni lo sospechaba —dije con ironía.
—No hay que ser muy listo para darse cuenta —rió—. Voy a ver si descubro donde está la fuga.
En el baño, repasó los grifos, las tomas de agua y los desagües.
—Por el sitio, debe de ser la bañera la que da problemas. Le voy a sellar con silicona el borde por si fuera eso y el lunes si no se ha solucionado descubriremos por casa de su vecino a ver si damos con la avería.
Cinco minutos después.
—Me deja que me siente, le voy a echar la cuenta.
—Por supuesto, pase al salón.
—¡Ea! Ya está. Aquí tiene todo desglosado —dijo alargándome un recibo—. En total son doscientos euros. Cincuenta del desplazamiento de urgencia, cincuenta de los materiales y cien de una hora de trabajo. Lo normal son veinte euros pero como es…
—Sábado por la noche —le interrumpí.
—Exacto, señora.
—Vamos a ver —dije muy enfadada—. ¿Una hora? Si ha llegado hace veinte minutos, por reloj.
—Tarifamos por horas, debía de saberlo. Ya le avisé de que le iba a costar un dineral. Si no le importa, págueme que tengo prisa. Voy a recoger a mi novia para ir al cine.
Aquel imberbe me estaba vacilando. Me iba a desplumar y además su insolencia me ponía de los nervios.
Miré el reloj, quedaban treinta minutos para completar la hora. Me levanté, fui hasta el revistero. Cogí las últimas revistas que había comprado y se las puse delante. Encendí la televisión y le pregunté qué quería ver. Ante su asombro, le explique que faltaba media hora para completar la hora que tenía que abonarle, de manera que podía hacer lo que prefiriera leer o ver la televisión. Su cara enrojeció, frunció el entrecejo y frotó sus manos con impaciencia. Al poco, se relajó y esbozó una sonrisa que terminó en una carcajada, que no secundé dada mi indignación.
—Ponga el futbol, señora, que voy llamando a mi novia. ¡Vaya! Quién me iba a decir que iba a dar con una cachonda…¡ja,ja,ja! ¿Me podría traer una cervecita con unas patatas fritas?

51 comentarios:

  1. ¡Bah, hombres!
    Berta, ¡quítate la bata! lo peor que puede pasar es que se vaya sin cobrar jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, no puedo agregar nada al comentario de Ardilla, jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Jeeee... Berta!!! que las ocasiones las pintan calvas y a ti, tu vecino "calvo" te la ha puesto en bandeja... ale...que apreveche!!

    ResponderEliminar
  4. Ardilla
    Te imaginas que haría ese menudo elemento. La verdad es que la pobre no gana para sustos. Ella todo recreada en su sueño y al final allí aguantando a un carota...jeje
    Un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Interesante situación, todo sea que no le de por cobrar el tiempo que tarda en ver el partido a 100 euros la hora...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Nancy
    ¿Como que no puedes agregar nada? Berta está deseando saber que opina una excelente pintora de su fontanero...jeje. Oye has visto que bien he quedado vestida de Papa Noel
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Anatorres
    Vamos a ver, Ana, que a Berta no le tira su vecino Cándido por muy calvo que esté. Que ella lo que pasa es que le pareció que la tomadura de pelo era morrocotuda (que palabra más antigua pero mas bonita) y no estaba dispuesta a soportarlo pero el carota fue más fresco de lo que se pensaba...jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Manolo Jimenez
    Ni que lo digas y mira que se lo avisó, pero ella no podía sospechar que fuera de tal grado.
    Por lo menos esa hora no se la cobro a otra persona, que eso es lo que nos hacen a menudo.
    Besos y gracias por pasar por aquí y en domingo... ¿Me cobrarás? ...jaja

    ResponderEliminar
  9. Que decirte.. es una situación muy interesante.

    Siempre es un inmenso placer leerte..
    Suerte en todo..

    Te dejo mis mejores vibraciones de paz para estas fiestas..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    Que tengas una maravillosa semana..

    ResponderEliminar
  10. Adolfo
    Gracias por tus deseos de buenas vibraciones.
    Berta y yo también te deseamos feliz semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Magnífico relato Mª José.
    Me he divertido con su lectura, y es que estos artistas...
    Ahora, Berta demostró tener un par.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. jajajaja, menuda situación!!!!.
    Me lo pasé genial leyéndote María José.

    Un beso guapa y a disfrutar de lo que queda de domingo eh!!.
    Jacquie.

    ResponderEliminar
  13. Maria Jose, yo creo que ahí la culpa de todo la tiene el vecino gordito del chandal, porque es un impaciente.En un caso así uno se espera al lunes, una vez ya hecha la mancha pues....
    Si cae el agua a chorro,vale.Pero
    llamar un fontanero un sabado por la noche, tiene delito.
    El fontanero es un jeta pero simpatico, y se amolda facilmente a las circunstancias.
    Si Berta le hubiese propuesto algo mas excitante que ver el futbol,quizas..... jajajaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Que bonito tu look de navidad! Pobre Berta, la despertó su vecino en medio de un hermoso sueño, el fontanero resulto mas caro que un stripper, Y TODAVIA quería papitas y cerveza?
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Elena
    Ni que lo digas. Los artistas son terribles y a determinadas horas peor...
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Jacquie
    Me alegra que te hayas divertido leyendo esta anécdota de Berta. Te aseguro que es verídica. NO por supuesto con Berta, y en lugar de fontanero fue el técnico de la TV, pero el hombre se pasó el tiempo que quedaba para la hora leyendo la revista Hola...jajaja

    ResponderEliminar
  17. Tag
    Totalmente de acuerdo la culpa la tuvo el vecino impaciente. no se cómo serán tus vecinos, pero cuando das con uno de estos, es terrible. Es como si el enemigo viviera debajo de tu casa.
    El fontanero vive la vida y saca todo el provecho que puede. Hasta al final supo mantenerse en su sitio por lo que a Berta no le quedó otra que aquello de "tierra trágame"
    Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. PaulyS
    Por los distintos blogs he leído mucho respecto a este controvertido tema, pero yo he de confesar que me gusta la Navidad, aunque respeto a cada uno.
    Esta maána busqué la músca con detenimiento y pienso que ha quedado muy bien. Son grandes artistas.
    Respecto al precio, es verdad no me había parado a pensarlo pero le salió mas caro, osado y respondón. Seguro que un stripper hubiera sido mejor para acabar ese maldito día. No es mala idea. Lo tendré en cuenta para decírselo a Berta.
    Muchas gracias por pasar y comentar

    ResponderEliminar
  19. Con el morro que tiene el personal, el Sr. fontanero le "desatasca" la cañería quedándose bien relajado y luego te pasa una factura de 200 euros más por el servicio añadido!!!
    Besitos, me he reído un rato bueno.

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado. Es un relato que te engancha y no puedes dejar de leerlo para llegar a ese final tan
    lógico pero al mismo tiempo sorprendente. Me hace reir lo que te dice Ardillita. Un abrazo, volveré.

    ResponderEliminar
  21. maria j0se de las m0renas...
    a mi n0 me digas que la berta dice c0ñ0 y se hace rul0s
    y ademas invita al vecin0 a entrar en su casa y n0 se l0 tiraaa+
    lechesss¡¡¡¡
    buen0, c0n ese caracter que ha esgimid0 el vecin0...
    mej0r
    que mundanal se me ha vuelt0 la mendaaa
    hasta es terrenal
    p0r ciert0 , una situaci0n veridica vivida p0r este menda:

    estaba en el wc...estaba rste en 0bras...de arriba cay0 una rata asiiiiii, estand0 en plena faenaaa
    asi las c0sas, p0r que n0 se p0dia caer el tech0 al vecin00???
    ah, a ver que suede c0n el f0ntaner0000000¡
    que segur0 que...
    medi0 besaz0000

    ResponderEliminar
  22. el fontanero tenia título de doctor en el tema, por ello la tarifa, divertida historia Maria Jose, abrazos de Navidad para ti

    ResponderEliminar
  23. Verónica
    Me alegro de que Berta haya puesto una sonrisa en tu vida.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  24. Milagros
    Ya sabes como es Ardillita y los puntos que tiene, así que ella lo solucionaba con un despelote de Berta y el fontanero seguro que salía corriendo asustado y sin cobrar...jeje
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Gus
    Los relatos no son mas que experiencias de la realidad dotadas de la imaginación del autor. Así que por qué no puede ocurrir lo de tu rata...jaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Abuela frescotona
    Gracias por pasearte por aquí de nuevo y compartir las aeecdotas de Berta
    Un beso fuerte para que te llegue

    ResponderEliminar
  27. Nena que vecinos jajajaja ,lindo relato guapa.
    Pasa un feliz fin de semana cielo .

    ResponderEliminar
  28. Daphne
    Gracias por leerme. Los vecinos a veces son un incordio como en este caso.
    Un beso y te deseo lo mismo para ti

    ResponderEliminar
  29. Muy bueno Maria José, me reí mucho leyéndolo. Un beso

    ResponderEliminar
  30. Gracias Felisa. Un buen rato siempre se agradece, y me alegro que haya sido con las anécdotas de Berta.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  31. Siempre dije que debí de hacer el curso de CEAC de fontanería, coño...!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Pobre Berta, de morenazo con flores a calvorota en chandal y de ahi a jovenzuelo con pendiente en la oreja....... no es forma de pasar un Domingo, para la proxima vez seguro que elige ella al profesional y tiene a mano algo "mejor" que una bata y unas zapatillas a cuadros, jejejejejejeje
    Tensa espera la de los 30 minutos futboleros

    ResponderEliminar
  33. ¡Bravo por Berta!
    Alguna vez me he quedado con las ganas de hacer lo mismo. Es que hay algunos que le plantan un morro...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Que horror encima se queda te obliga a poner el dichoso futbol y para colmo como su estuviera en casa traeme esto traeme lo otro...pero de sexo nada de nada...ja ja ja
    Yo que me habia echo ilusion que este fontanero iba hacer la escena de el cartero llama dos veces...tira todo de encima de la mesa..y ñaca ñaca...ja ja ja
    Muy buen relato.
    Con cariño
    mari

    ResponderEliminar
  35. Josealfonso
    Yo no lo dudaria, creo que aun estamos a tiempo de hacer un curso de fontanería, electricidad o cualquier otro. Nos iria mucho mejor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  36. Manolo
    Ten en cuenta que la pobre no sabia que iba a llegar el vecino, por eso le pillé de trapillo. Pero Berta tiene mucho glamour y estuvo bastante acertada, lo que no sabia era la cara tan dura que tenía el del pendiente

    ResponderEliminar
  37. Milagros
    Me alegro de que a ti tambien te haya dado gansar de hacer esto. No se si lo habrás leido en los comentarios pero es semiveridico.
    Besitos y buenas noches

    ResponderEliminar
  38. estoy_viva
    No se si me divierto más con Berta o con vuestros comentarios. Sois geniales.
    Lo del ñacañaca estivo de 10.
    SE lo diré a Berta y que se deje de tonterias.
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Jjajajajjjaja, lo que me he reído, ajajajjaja. Desde luego, no me esperaba este final, y encima tiene la cara de decir ' voy llamando a mi novia' jajajajajaj. Ains, me has hecho reír bien de mañana, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  40. Encantada Menda de que tu mañana comience con una carcajada y de verte por aqui. Ya sabes lo buena que es la risoterapia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  41. Jajaja, lástima que el del sueño no fuera el fontanero!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  42. Hola M. José, antes te pido una disculpa por no haber publicado el premio que me obsequiaste. pero el tiempo ha sido demasiado corto debido a que estoy en fin de semestre y me cuesta alejarme poquito de los proyectos que los maestros nos piden, ahorita estamos medio relajados porque solo quedan dos por entregar pero son hasta el viernes y falta trabajar en ellos :s

    tu eres una *tía bien maja*
    cuando termine paso a leerte sin falta. que entro en una hora a la universidad...

    ResponderEliminar
  43. Jua jua jua, esto se lo tengo que mandar a mis amigas. Al menos el del sueño merecería la pena, jeje.

    Abrazo, guapetona, te está quedando muy divertido, pero no hace falta que te pongas rulos, ahora la gente llega bigudíes, jeje.

    ResponderEliminar
  44. ¡jajajajajajaja, como me divierto con esta Berta, María José!

    ¿Sabes? Has creado todo un personaje, chiquilla, y la gente está encantada. A mí, incluso me mola más que Bridget Jones, ¡pero mucho más!

    ¡Que....(se escucha un pitido) el fontanero!

    Un beso, wapa. me alegro muchísimo de compartir libro contigo y con Berta, ¿estará contenta, no?

    Por cierto, se me olvidó preguntarte: ¿qué tal estaba de culo el morenazo del restaurante? ;=)

    ResponderEliminar
  45. Soñadora
    Que mas hubiera querido Berta que el del morenazo del sueño hubiera sido el fontanero. En ese caso seguro que no hubiera esrado tan enfadad.
    Mimí
    No me digas que ahora se llaman bigudies, Berta está anticuada, se va a tener que reciclar...jaja.
    Mar Solana
    Me alegro Mar de lo que me dices. Me gusta que la gente disfrute con las anécdotas de Berta, en ella hay un poco de todos nosotros.
    Respecto al culo, ni te cuento, prieto, redondito, suave...imagina lo que quieras y así es.
    ¡La imaginación al poder!

    Gracias a las tres por vuestro comentarios y os beso una por una.

    ResponderEliminar
  46. Pero menuda jeta que tiene..tarifando por horas..cabrones!..y encima te pide cerveza y patatas fritas..es como par amatarlo allí mismo.

    Lo peor es que son así en realidad, te sablan por cualquier chorradita..

    Besos!

    ResponderEliminar
  47. Un saludo desde "TOMARA QUE TU VIERA" he estado visitando tu blog, un saludo.

    ResponderEliminar
  48. Simone B
    Eso es lo que yo decia al principio, que esta situacion es llevada al extremo pero basada en un hecho real. Gracias por comentar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  49. Mamé Valdés
    Estás en tu casa, puedes pasear y leer lo que quieras y gracias por comentar.
    Besos

    ResponderEliminar
  50. jajajajjaja ai Berta, como me he reído esta vez, jajajaja no inventes, a la pobre de Berta le pasa de todo, que tiene la pobre, para empezar estaba soñando con el morenazo, tremenda desilusión, y ahora una fuga en el baño, bastaba con eso, pero no, tenía que venir una cuenta de tremenda cifra para un plomero, la verdad, Ma. José, Berta a soportado de todo, se merece que merece algo bueno ¿no crees?, ¿acaso pasara algo con el plomero de arete en la oreja? por lo que veo esta joven, pss si pasa, bien merecido que lo tiene Berta.

    Estupendo M. José, jajajajja me he reído como no lo había hecho en todo el día jajajajaja, sigo riendoo jajajaja, lo bueno que estoy en el cuarto, que si no se quedarían viéndome como bicho raro jajajaja... te ha quedado fantástico, esperemos a ver qué pasa... cuídate... infinitos besos y abrazOtess <3

    ResponderEliminar
  51. Me alegro de que te divirtieras. Imagino que ahora en plens examenes seguro que lo necesitaras. Ya ves, a Berta le sucede de todo, como a la mayoría de las personas...jaja. Con el fontanero na de na, te lo digo yo. Era un pipiolo engreido y desvergonzado... pero ella continúa y algo pasará...eso es lo que espera.
    Un besazo

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (138) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (14) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (13) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anna. (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La luna huele a lavanda (1) La mirada de Chapman (1) La señora Sthendal (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Patria (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) novela (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com