Ir al contenido principal

Sábados literarios de Mercedes

El lugar desde el que  escribo


Inspiración

Mi interés por la escritura surgió en un cementerio.

Tras probar con diversos trabajos y oficios me encontraba en un período de reflexión, más bien largo, en el sentir de mis padres que de manera continúa me acuciaban a que dejara de meditar y buscara algo con lo que mantenerme. Dábamos sepultura al tío Remigio y amaneció gris y frío como siempre que un suceso luctuoso te lleva al Campo Santo.

Me situé en segunda fila, la destinada a los sobrinos no carnales, y observaba con desidia, embutida en un grueso abrigo y envuelta en una larga bufanda, como descendía la caja al fondo de la fosa. Mi tía Dolores, la viuda, lloraba calladamente y apretaba, con fuerza, unas gerberas blancas que un anónimo le entregó en cuanto las arrancó de una corona.

Sucedió en un instante. Mi tía se acercó al filo para lanzar las flores que tenía entre las manos y una fracción de segundo después, caía, despanzurrada, dentro de la tumba. ¡Dios, mío! Cien kilos de Dolores esparcidos sobre el ataúd.

Un ¡oh…!, entonado a coro por los presentes, precedió a la maniobra con la que los sepultureros se aprestaron a subirla. Me tapé la boca con la intención de abortar una carcajada que amenazaba con salir de mi garganta y al mirar, como quien no quiere la cosa, a mi alrededor contemplé como entre el resto de parientes y amigos del difunto unos volvían la cara, otros inclinaban la cabeza y la mayoría hacían como yo, ahogar la risotada con disimulo. Fue en ese preciso instante en el que sentí la necesidad de poner por escrito aquello que acababa de presenciar.

Y así lo hice. Llegué a casa, cogí una libreta, un bolígrafo y me dispuse a relatar lo ocurrido. Una, dos, tres….cincuenta veces arranqué la hoja escrita y la arrojé, hecha un gurruño, a la papelera que las devoró como un monstruo hambriento. Insistí, y a la sesenta supe, con certeza, que lo escrito reflejaba lo que quería transmitir.

A partir de aquel día camino por la vida buscando inspiración. Si mi espíritu percibe algo que le impresiona, en la calle, en el trabajo, en el coche, en la consulta… lo anoto. Durante el fin de semana, con tiempo por delante, subo a mi refugio: una habitación acristalada, desde la que contemplo el cielo y a mis plantas bailar al pairo del viento. Alejada del teléfono, de ruidos y de familia, pero acompañada de mi perra, Popy, que acomodada en su cama ronca a mi lado, voy al encuentro de las Musas, y cuando la papelera se llena a rebosar de arrugadas bolas de papel, el recuerdo de la tía Dolores me hace sonreír.


Comentarios

PaulyS ha dicho que…
María José, me pasa lo mismo que a vos, lo que hago en lugar de anotar busco una imagen que identifique lo que pienso, entonces la guardo en un documento en blanco y cuando puedo, vuelvo y las palabras fluyen, me encanto tu post, muy cómico lo de la pobre tía, viste hasta de las peores situaciones uno puede sacar algo bueno. Divino tu refugio!
Ardilla Roja ha dicho que…
jajaja con los cien kilos de dolores me has roto. Imagino la escena y no sé si hubiese aguantado la risa.

Todavía no he encontrado la inspiración en un cementerio y mira que he ido veces. Siendo estudiante preparaba mis trabajos allí. Como el silencio aquel no había ninguno, ni siquiera en la biblioteca.

Gracias por participar María José.

Un abrazo
maria jose moreno ha dicho que…
Pauly
La imagen mental es un buen método. No siempre es fácil pero ayuda mucho. Yo anoto detalles que luego van conjuntándose en un hecho, situación o presonajes. La verdad es que el refugio está muy bien, me ayuda a contactar con al naturaleza incluso estando trabajando.
Un beso y espero leerte en la proxima convocatoria.

Ardilla Roja
Enhorabuena por las conducción. El viaje está siendo placentero y divertido. Debe ser por la calidad de los viajeros...sin duda.
La tía Dolores es algo importante, imaginala despanzurrada...en esas situaciones es dificil no reirte. Ocurre como cuando ves a alguien que se cae, de primeras te ries, luego ayudas y al final te sientes culpable por reirte.
Un beso y buenas noches.
Mañana comenzaré la ruta de visitas. Hoy ha sido un día duro.
Besos
saludarte!

Gracias por compartir los relatos, con tiempo y detenimiento paso a visitar tus otros blogs.

Me ha llamado la atención la palabra "gurruño", hacía mucho tiempo no la leía o escuchaba.
Además de preciosos recuerdos...
Eres andaluza???

Lo dicho, un placer descubrirte.

Te dejo un relajante y cálido abrazo.

Beatriz
ROSA G.C. ha dicho que…
ja,ja buen comienzo
saludos
Rosa.-
Igraine Cubillana ha dicho que…
http://igrainependragon.spaces.live.com/blog/cns!D7C3FFCA438C55D3!389.trak

Mi relato para este sabado, besos
Balamgo ha dicho que…
Hola Maria Jose:
"Los caminos del Señor son infinitos..."
Los motivos y las fuentes de inspiración surgen en los sitios menos esperados,pero lo importante es que llegen.
El relato me ha sacado la sonrisa. :)
Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Escribir ha sido muchas veces una clara ezpresiòn de identidad.

Es una respuesta a una realidad que he pretendido conocer, màs allà de sus esquinas.

Tèsalo
Carmen Andújar ha dicho que…
De las desgracias y sobre todo como ésta que se convierte en algo cómico surge la inspiración. Lo mejor es apuntar la idea rápido para que no se olvide.
Muy buena la descripción de lo sucedido.
Un abrazo
maria liberona ha dicho que…
Que interesante relato...
pués asi derrepente van apareciendo los historias , los acontecimientos para escribir y poder contar en una pequeña hoja de papel la cual se hace inpresindible y parte de ti...
Nancy ha dicho que…
Qué anécdota más maravillosa, aunque sin dudar yo sí habría estallado en carcajadas. Ah, yo adoro caminar por el cementerio e imaginar las miles de historias que los que duermen allí ya jamás podrán contar. Pienso también que por tu profesión te encuentras siempre frente a las emociones, actitudes, sentimientos más duales del ser humano.
mar ha dicho que…
Hola Maria José,
me he reido un buen rato imaginándome los cien kilos de dolores, realmente original como surgió tu gusto por la escritura, yo con esa imagen en la cabeza no creo que hubiese podido escribir, las carcajadas no me hubiesen dejado
Un beso de Mar
rosa_desastre ha dicho que…
Habra que dar las gracias a la tia Dolores, porque leyendote hoy, es un placer compartir contigo tus rincones.
Un beso
María Gracia ha dicho que…
Que forma más original de llegar la inspiración. Las musas son antojadizas.

Saludos,
Mimí ha dicho que…
No sepo, no sepo, a mí lo de la tía Dolores me suena a efluvios flotandondo de la escribidora que lo firma, véase María José.

Muy divertido, un beso guapetona.
milagros ha dicho que…
Está bien sentirse inspirada por algo divertido, generalmente suele ser al contrario. Qué envidia tu habitación acristalada, poder contemplar el cielo, sin teléfono... y además acompañada de una buena amiga :-)
Maat ha dicho que…
Hola María José.

Me ha costado contener la carcajada al leer lo de los cien kilos de Dolores esparcidos por el ataúd con las gerberas por delante...

Un escrito muy ameno y estupendamente relatado para mi gusto.

Un abrazo.

Maat
Loli Polo ha dicho que…
Hola, María José. Mi cara es toda sonrisa, después de leer tu relato.
Ha sido todo un placer. Un beso para tí y otro para Popy :)

Loli
Anónimo ha dicho que…
Hermoso tu lugar Majo, es como estar al aire libre. Que buena manera de descubrir lo que te gustaba, quién dijo que los entierros eran deprimentes?

Besos.
Mar Solana ha dicho que…
Jajajaja, María José, desde luego el rincón desde el que escribes es adorable, pero sin duda, me quedo también con tu primera inspiración: la tía Dolores cayendo al foso de su difunto esposo... también a mí me has hecho reír, pero no he tenido que comprimir mi carcajada ;=))

Yo también escribo con mi perrillo Mike al lado, oyendo sus inspiradores ronquidos que animan a las musas ;=))

Un saludo desde "Mar adentro"
sagc ha dicho que…
Que suceso tan más curioso...
Pegué una carcajada, sé que un funeral implica seriedad pero tal vez lo mismo me hubiese pasado, me hubiera apretado fuerte la boca o lo que es peor hubiese abandonado el lugar a esperar tranquilizarme por aquel incidente. Y es que lo has contando con tanta chispa que aun sigo riendo. Pobrecita de la tía, me imagino la pena y el dolor que sintió literalmente. Me ha gustado leerte y se ve hermoso tu lugar donde cuentas la anécdota!!!

Recibe un mar de abrazos desde el Golfo de México :)
maria jose moreno ha dicho que…
Beatriz
Gracias por salir de tu rincon de relax y pasearte a conocer mi lugar.Me gusta la palabra gurruño. Yo la uso bastante y sí soy andaluza. Grcais por tu relajante abrazo, siempre es necesario.
Rosa
Gracias por venir
Igraine
Te visitaré, pero el link debias haberlo mandado a Ardilla Roja tal como te comente en el mail.
maria jose moreno ha dicho que…
Belamgo
Si he conseguido que sonrias me doy por satisfecha. Por encima de calidad literaria este encuentro de los sabados debe servir para estrechar lazos entre personas que comparten un mismo interes. Y eso lo hemos conseguido.
Tésalo
Como bien dices, este oficio tiene muchas esquinas y a veces incluso oscuros rincones. Pero por encima de todo estamos nosotros y nuestra inspiracion. Es evidente. Gracias por venir.
Carmen y Maria
Gracias pro acompañarme. Anecdotas que te inspiran, recuerdos que te retrotraen, historias que oyes...cualquier cosa sirve para inspirarse.
Gracias por estar conmigo.

Besos a todos
maria jose moreno ha dicho que…
Nancy
la risa es buena y a veces la carcajada aún mejor. Dejamos salir a traves de ella más de lo que creemos. Deberiamos sonreir siempre y a carcajadas cada media hora. Estaríamos mas cuerdos...jajaja. Gracias guapa por estar conmigo.

Mar, Rosa, Mimí, Milagros, Maria Gracia, Maat
Dolores como bien capto Mimí, es un personaje de ficción, con la que quise representar que cualquier hecho por peculiar que sea nos sirve para comenzar nuestra andadura literaria. Seguro que esta anectdota o similar ha ocurrido, y seguro que Dolores existe en algún lugar de este universo. Con ello quiero decir que lo que escribimos ha sucedido o sucederá, escribimos sobre personas o sentimientos de esa personas o sus pensamientos...por lo que todo está dicho. Lo diferente es la manera de expresarlo, de escribirlo.
maria jose moreno ha dicho que…
Loli Polo
Garcias por acompañarme y un saludo mio y uno perruno d eparte de Popy, es un encanto. Tu tambien. Besos.

Milagros, JR, Mar Solana
Es cierto me siento afortunada con mi refugio. Cuando me mude de casa y vi este solarium supe que ahi estaria mi rincon, cuando pude construirlo resultó mejor de los que esperaba. Es como si estuviera en contacto intimo con la naturaleza y eso ayuda.
Mar, un beso para Mike de parte de Popy.
Me he dado cuenta paseando por los blogs para conocer los diferentes lugares que el perro es un elementoimportante en muchos de nosotros a la hora de escribir, ahora eso sí...casi todos roncando...jeje

Sagc
Gracias por visitarme desde el precisos Golfo de Mexico. Qué alejados estamos y a la vez qué cecanos. Nos une la inspiración.
Un beso desde esta Córdoba de España que tambien es bien bonita.
tag ha dicho que…
Maria Jose

Ficcion o realidad, da lo mismo, la anecdota del cementerio nos ha alegrado la mañana.

Me alegro que te haya resultado cercano mi rincon particular donde escribo, y el aroma de azahar.

Ayer te voté para el concurso de Mimi. Quiero decir, que aunque a veces no comento nada, te sigo.

Un besito
Me ha encantando María José, yo recientemente he vivido un funeral de un familiar y la verdad es que una anécdota semejante podría haber puesto algo de "alegría" al asunto. Genial anécdota que te llevó a escribir, lo que yo no sé qué pensará tu tía dolores al leer este texto, jaja,
un beso grande María Jose,
Juanma
Por cierto, creo que te encantaría ver: "A dos metros bajo tierra"
maria jose moreno ha dicho que…
Tag
Muchas gracias, por estar ahí unas veces visible y otras invisible pero seguro que sintiente.
Juanma
Siento que tuvieras que pasar por algo similar. Mi tia Dolores sólo lo es en mi imaginación pero como siempre digo, la fantasia se nutre de la realidad y viceversa.
Gracias y Besos
maria jose moreno ha dicho que…
Juanma
La he visto y me gusta...jeje
Igraine Cubillana ha dicho que…
A mi tambien me gustan los cementerios... por una vez da igual cuanta gente haya te sientes sola por una buena razon... la paz es el mas codiciado de los anhelos¡¡¡¡ Un beso
AnaLaprof ha dicho que…
de salto en salto llego a tu blog...y paro necesariamente ante una paisana...me ha gustado mucho lo que he leido.... y te invito a pasar por casa si te apetece...pasaré más veces, aviso.
Un beso cordobés desde el exilio jaenero.
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias Ana por llegar hasta aqui. Salgo en tu busqueda.
Un beso
alfredo ha dicho que…
Es un buen sistema, pero gastas mucho papel, yo recurriria en primer lugar al recuerdo de la tía Dolores, seguro que ella lo entiende y te inunda de imaginación, ¿...que te hace pensar que "aquello" no lo hizo a propósito?

Abrazos
maria jose moreno ha dicho que…
¿Y si fuera cierto eso? Igual la tía Dolores sabia que llevaba algo dentro que necesitaba sacar.
Un beso Alfredo y gracias por tu comentario
Bolzano ha dicho que…
En los sitios menos insospechados se encuentra la inspiración para escribir.
Creo que un cementerio da para mucho y más con la "gracia" y el desparpajo que tú lo has hecho.

Saludos
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias Bolzano por tus agradables palabras y por estar aqui.
Un beso
Mimí ha dicho que…
Jo, si que tengo gripazo, si ya lo había leído. ¡Que grave estoy! Tu tía Dolores me ha caído encima, jajaja.
Un abrazoteeee y ríete tu que no tengo fuerzas.
Mimí ha dicho que…
Por cierto, tienes razón, si no ha ocurrido, sucederá de eso doy fé, tu tía Dolores se me ha tirado encima, pobre de mí que sólo soy el enterrador, jeje.

Ya, ya me voy
LUNA ha dicho que…
Es curioso, como un hecho de lo más tragicómico, puede inspirar una persona a escribir!!!!
Pero asi fué y me alegro mucho, porque es un placer acudir a este rincón.
Un besito grande.
Llego tarde, acabo de llegar de viaje.
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias Luna, tu nunca llegas tarde. Sé que estas ahi siempre. Espero que hayas tenido un buen viaje. Feliz semana.
Un beso
Felisa Moreno ha dicho que…
Oye, es lo más original que he leído sobre motivaciones para escribir, desde luego que tenías tema. Gracias por contarlo y por enseñarnos tu lugar mágico para escribir.
Un abrazo
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias Felisa por compartir mi refugio y mi inspiración.
Un beso
Anónimo ha dicho que…
teng0 una idea magnifica, maria j0se de las m0renas...a ver si te gusta:
cuand0 las musas n0 se acerquen a ti, c0n que me des un meneit0 de emili0 s0brara...sera la señal de que me deb0 de cargar a alguien (me s0bran viej0s en este puebl0) y asi habra entierr0...que quieres que l0 tirem0s d mala manera, pues asi se hara, que quieres que balem0s c0n el finad0, pues asi se hara...¡t0d0 sea p0r la inspiraci0nnn!
medi0 bes0
maria jose moreno ha dicho que…
Eres tremendo Gus...jejejeje pero no es mala idea. Seguro que en tu pueblo hay muchas Dolores. Gracias por tu ofrecimiento. Es una buena solución.
Un beso
Quien Sabe... ha dicho que…
Hola María José,
Siento no haber pasado el sábado por tu casa pero mi familia me lío una vez más.

Me he reído con lo de los cien kilos de dolores, que forma tan gráfica de representar la caída de tu tía. Yo también voy por la vida apuntando las cosas que me suceden. Algunas no me da tiempo ni a escribirlas. A veces pienso que si escribiera sobre la historia de mi vida y todos los personajes que giran en ella me haría millonaria con la de historias que tengo :)

Un beso y perdona el retraso

Esme
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias Esme, nunca es tarde para visitar ni para agradecer la visita.
Un beso
CAS ha dicho que…
Grandiosa tu anécdota y qué suerte que lo hayas canalizado así. Hoy te podemos disfrutar. Pobre lo de tu tía desopilante y trágico, sin lugar a dudas.
Tu lugar físico: una belleza, me haces un lugarcito al lado de Popi, prometo no interrumpir a tus musas...jajaj
besotes
maria jose moreno ha dicho que…
Claro querida Cas que te hago un sitio. Veras que felices somos aqui. De todas fomras en mi corazón, ya lo tienes.
Gracias por estar aqui.

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …