jueves, 9 de octubre de 2014

Este jueves un relato: Encrucijadas




Al bajar del autobús no supo donde se encontraba. Durante bastantes minutos miró a su alrededor sin reconocer el lugar. Suspiró. Buscó un banco y se sentó. Todo le era desconocido. Sintió la desesperanza de la pérdida y el miedo de la soledad. Sus ojos se inundaron de lágrimas que rodaban por sus mejillas desenfrenadas. Se limpió con la manga de la camisa y se puso en pie intentando buscar un camino que emprender sin saber a dónde le llevaría. Se situó en la encrucijada de dos avenidas repletas de coches que a toda velocidad iban a un destino. Ese destino que a él le faltaba. ¿Por qué había cogido el autobús? ¿Por qué se había bajado en aquella parada?  Preguntas y más preguntas para las que no tenía respuesta. Escogió la de la izquierda simplemente porque el semáforo en verde le daba paso y anduvo perdido durante horas. Cuando el cansancio le abatió entró en un bar y pidió ayuda. El camarero estupefacto no sabía qué hacer. Le puso un vaso de agua para que refrescara su reseca garganta y le sugirió que se sentara al ver al extenuación que el pobre hombre presentaba. Frente a él, con mucha delicadeza, le sugirió que sacara su cartera y mirara dentro, también en los bolsillos por si había algo que lo identificara. El hombre metió la mano en el bolsillo del pantalón y sacó un papel arrugado  que decía:
«Soy Manuel Fuentes, tengo Alzheimer, si me encuentras llama a este número».
El camarero le sonrió, le dijo que no se preocupara que él llamaría y pronto estaría con su familia. Cuando se levantó y fue hacia la barra lo miró; Manuel contemplaba la calle a través de la ventana, ausente de todo y todos.

Mientras marcaba el número de teléfono al camarero se le cayeron dos grandes lagrimones; a su madre le acaban de diagnosticar esa demencia.

Más encrucijadas en el blog de Pepe

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Este jueves un relato: Habla el silencio












En silencio

En silencio, recorrí tu desnudez
reparé en el lunar de tu mejilla que tantas veces había besado
recorrí la largura de tu cuello y
contemplé tu pecho en su acompasado subir y bajar.

En silencio, dibujé palabras de amor en tu piel
caminé por tu vientre con mis dedos
me detuve en  la oquedad de tu ombligo y
tracé una imaginaria línea hasta el centro de tu placer.

En silencio, chupé tus pezones turgentes
lamí tu salada piel dejando estelas de saliva en todas direcciones
aparté los obstáculos de mi camino y
devoré con glotonería tu dulce bombón.

En silencio continué, continué y continué... hasta que
escuché tus gemidos de satisfacción.

¡Qué difícil es mantener el placer en silencio!

Más sobre el silencio en el blog de Nieves


domingo, 21 de septiembre de 2014

Un año más llegó el otoño







Los ciclos se repiten en un círculo sin fin. 

El verano ha dado paso al otoño y como tal mi blog se ha vestido de tonos ocres. Aún le faltan detalles; quizá algunas hojas por aquí o por allá, aunque para eso tendré que esperar a que se desnuden los árboles pues todavía andan cubiertos y bien cubiertos.

Comienzo el otoño con la esperanza puesta en mi próxima novela que como esta nueva estación comienza su andadura sin saber qué le deparará el camino. 
Es la cuarta vez que me siento en la tesitura de concluir un trabajo que me ha tenido absorbida durante meses, o más bien, durante más de un año. Es el momento de ponerle alas a mis personajes para que busquen un hueco, entra la multitud de novelas que acosan a los lectores y poder contar su historia. Es la cuarta vez que me siento vacía sin ellos en mi cabeza y aunque mi mente busca otras ideas con las que entretenerse está agotada y poco creativa. Espero y deseo que este momento sea coyuntural y que vuelva cuanto antes a la normalidad.

Los proyectos pendientes ahí continúan, quizá sea el momento de retomarlos y sobre todo de concluirlos. Entre estos se encuentra uno que comparto con una querida amiga (aún no puedo dar más detalles) con el que estoy disfrutando mucho aunque me está costando más de lo que imaginé en un principio. 

El ciclo continúa y este blog tendrá novedades muy pronto. Espero compartirlas con todos vosotros.

¡Feliz otoño!

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193