domingo, 23 de noviembre de 2014

Escribir una novela (Manual de supervivencia): Ideas secundarias







Como vimos en la entrada anterior nuestros escritores al ser preguntados la mayoría de ellos, salvo notables excepciones, nos decían que comenzaban por generar una idea, una idea que la mayoría de ellos obtenían del mundo exterior o del interior; y eso es así porque el escritor es escritor las veinticuatro horas de día. 
Aunque no nos dediquemos a escribir todos los días, si queremos algún día llegar a publicar esa ansiada novela tenemos que cambiar de mentalidad y abrir nuestra mente a todo lo que nos rodea y a nuestro pensamiento todas las horas del día, sueños y pesadillas incluidos. 

Ahora ya podemos decir que esa idea es el punto de partida para escribir esa novela que tanta ilusión nos hace y a partir de ahí trazaremos la trama de nuestra novela.

Enseguida nos surge una pregunta: ¿Esa idea transformada en historia será única o habrá historias secundarias?

En el año 2009 me planteé escribir mi primera novela y tenía muy clara esa IDEA  PRINCIPAL que iba a dar lugar a la trama era : el Maltrato Psicológico; de hecho era lo único que tenía claro, lo demás era todo un pozo oscuro y profundo que tenía que explorar si quería llevar a buen puerto esta idea.
Se me ocurrió que como era una idea bastante potente me bastaría con ella, crearía una víctima y un maltratador y comenzaría a relatar su historia. Así de fácil y a la vez de complicado.

Pasadas unas semanas de dar vueltas a esta idea y de visualizar en mi mente la historia iba añadiendo personajes y ellos se me mostraban con sus historias particulares, por ellos comencé a elucubrar sobre IDEAS SECUNDARIAS que se convertían en historias secundarias que alimentaban y enriquecían a esa idea principal. De esa manera  mi relato adquiría más verosimilitud. 

Esas ideas secundarias versaban:  sobre traumas infantiles  que generaban disconfor y problemas en el adulto, relaciones de pareja no bien entendidos, carencias afectivas, infidelidad...  
Y ello me llevó a crear nuevos personajes a partir de un nexo de unión entre la víctima y el maltratador, la terapeuta. 
De buenas a primeras pasé de dos personajes principales a tres, luego a cuatro y  a otros tantos secundarios... pero de los personajes hablaremos más adelante en otras entradas.

Conforme fui desarrollando la historia me di cuenta de que había conseguido dos ideas principales: El maltrato psicológico y la influencia de la infancia en nuestra vida adulta
De manera que seguí con ambas hasta el final, adornado de las secundarias. 
Dos ideas principales que se entrecruzan, que se influyen mutuamente y en la que el desenlace de uno modifica a la otra en La Caricia de Tánatos.

Mi consejo para obtener las ideas secundarias: Globos expansivos
Esta técnica influyen nuestro cerebro creativo puesto que conseguimos que el hemisferio izquierdo, se ponga en contacto con la visión espacial del hemisferio derecho. 

Globos expansivos: En el centro de una hoja de papel anotamos nuestra idea principal y la rodeamos de círculo, a partir de ahi centrados en esa idea, escribimos una seria de palabras o frases relacionadas con el tema, cada una se rodea con un círculo y se conecta de manera radial con la idea principal. A su vez cada una de esos nuevos globos nos sugerirán nuevas palabras, ideas y así dejando libre nuestra mente, sin censura, durante un tiempo determinado (unos 10' a 15') llenaremos la hoja de globos y obtendremos un mapa visual de todas esas ideas. Más adelante tendremos tiempo de elegir con cual nos quedaremos. 

Yo lo hago de esta manera A mi me ha ido bien, aunque hay muchas formas de hacerlo yo solo os puedo hablar de aquello que he experimentado. 
Probadlo y comentarme todo lo que queráis.



viernes, 21 de noviembre de 2014

Paseando con... Mayte Esteban






Hoy tengo el gusto de pasear con una amiga. Sí, una amiga que además es escritora y que todos los que pululáis por las redes sociales conocéis; se trata de Mayte Esteban.
En este complicado y dificultoso mundo literario que nos ha tocado vivir Mayte Esteban ha conseguido sacar adelante sus novelas, publicando de forma independiente: La arena del reloj, el medallón de la magia y su chico de alquiler y también bajo el sello editorial de Ediciones B: Detrás del cristal. Muy pronto publicará su próxima novela titulada Brianda.
Mayte nos cita para este paseo en su lugar de nacimiento Azuqueca de Henares. Un pueblo de Guadalajara de unos cuarenta mil habitantes. Pueblo de nombre claramente árabe pero de raíz incierta pues parece que hay dos posibilidades: Uno que proceda de açounque que procede del término zoc que significa plaza de mercadillo y otra, que procede de atzucac, que significa calleja, travesía. Parece que lo más probable es esta última hipótesis por su situación entre dos grandes ciudades Guadalajara y Alcalá de Henares y que fuera un lugar de paso que adquirió valor en la época de la Reconquista.
Dentro de este bello pueblo, Mayte nos cita en su biblioteca; lugar donde ella creció y  a lo que le debe lo que hoy es.  Desde allí partimos en nuestro paseo, no sin ver antes las instalaciones de esta moderna biblioteca, y comenzar nuestra charla.




¿Quién es Mayte Esteban?

Alguien a quien le apasiona todo lo que hace y que intenta hacerlo lo mejor que puede. En cuanto al tema que nos trae hoy aquí, me encanta leer y me entusiasma escribir porque son dos maneras de aprender.

¿Té, café o chocolate para desayunar?

Café solo con azúcar, por favor. Y si es verano, ponle hielo.

¿Recordar o soñar?

Ambas. Son el pasado que no debemos olvidar, que nos hizo lo que somos, y el futuro que queremos construir. No hay necesidad de elegir.


¿Una figura importante en tu infancia? ¿Por qué?

Mi padre. Repetía siempre que para aprender hay que comer pan de muchos hornos, así que se dedicó a que fuera literal. He viajado mucho por España desde antes de que me salieran los dientes, por el simple placer de conocer lugares. A él le debo muchas cosas, entre otras la tremenda curiosidad por lo que me rodea.

Este precioso libro lo escribió Mayte tras la muerte de su padre. En él recoge a dos voces los recuerdos de su padre y el dolor que ella siente por tan terrible pérdida.

¿Cómo es un día cualquiera para Mayte?

Me levanto, desayuno fuera, vuelvo a casa y mientras reviso las redes me ocupo de lo cotidiano de una casa. Por las tardes toca trabajar. ¿Cuándo escribo entonces? En cualquier hueco que encuentro. Si lo necesito dejo lo que sea.

¿Soledad o bullicio?

Me gusta más la soledad, lo reconozco. No me aburro sola.


La he visto disfrutar mucho en grata compañía

¿Cuál es tu comida preferida?

Comida… dejémoslo en chocolate blanco.

¿Te gustan los animales? ¿Tienes mascota?

Sí, tengo un perro, un precioso labrador negro de poco más de un año llamado Ulises.


Ulises

Una canción.

Cualquier tema de Malú.

Una película.

Atendiendo al número de veces que la he visto gana por goleada y sin nigún género de duda Toy Story 2, versión en inglés. Mi hijo estaba fascinado y era capaz de ponerla dos o tres veces al día. Una de la que no me canso yo es Forrest Gump.

Un libro.

Ahí sí que no puedo elegir aunque… La arena del reloj, quizá porque me cambió la vida.

¿A qué país te gustaría viajar?

Querría seguir conociendo rincones de este país, me quedan muchos aún.


¿Cuántas horas necesitas dormir para encontrarte bien?

Tengo insomnio crónico, así que duermo poco. Yo diría que una noche de seis horas es un logro.

¿Crees en el amor a primera vista?

Sí, claro que existe, pero después hay que trabajarlo mucho para que sea duradero.

¿Qué importancia das a la familia?

Toda. Son el apoyo para cuando lo demás falla.

¿Qué es para ti la amistad?

Algo tan esencial como la familia. Si soy tu amiga, lo soy a muerte. Por eso cuando alguien me la ha jugado lo he pasado fatal.

¿Tienes muchos amigos o muchos conocidos?

Siempre tienes más conocidos, pero puedo presumir de tener buenos amigos. Algunos desde el primer día de colegio.

¿Cómo llegaste a las redes sociales, facebook, twiter…?

Alguien me invitó a abrir Facebook en 2008, pero hasta 2011 no entré apenas, no sabía qué hacer ahí. Lo otro fue llegando casi por exigencia de mi aventura literaria.

¿Quién o cómo te aficionaste a escribir?

Leyendo y pasando mucho tiempo en la biblioteca. Eva Ortiz, la bibliotecaria de Azuqueca, tiene mucho que ver en esto. Supo transmitirme su pasión.


¿Libro en papel o lector  de ebook?

Ambos. No son incompatibles sino complementarios.

Cómo escritora dinos, ¿cuántos libros has publicado?

Tres autoeditados y uno con editorial. Estoy a punto de enseñaros el quinto.

¿Qué genero es tu preferido, en el que te sientes más cómoda?

Aún no lo sé. Creo que todo lo que escribo tiene en común que hago hincapié en las emociones.

¿Lees mucho?

¡¡Sí!! Me encanta. Aprendes, te entretienes, sueñas…

¿Cuál es tu momento del día preferido para leer?

No es el momento, es el lugar. Por extraño que parezca, en el asiento de copiloto del coche. Los viajes siempre se me hacen cortos. ¡Y no me mareo!

¿Qué te aporta el contacto tan directo que mantienes con tus lectores y con otros escritores?

Mucho, me enseñan y me obligan a exigirme más (aún más) de lo que ya me exijo. Siento que confían en mí y no quiero decepcionarlos.

Una pregunta comprometida jajaja: ¿Qué opinas de los autores independientes?

Son una panda de locos… No, ahora en serio. Son gente valiente que se atreve a luchar por sus sueños.

¿Algún secreto inconfesable que quieras contarnos…jaja?


¡Pero si es inconfesable! Vale, lo confieso, no digiero las pipas. Como secreto inconfesable es una catástrofe, ya lo sé, pero no se me ocurre un inconfesable que se pueda confesar…

Terminado el paseo nos despedimos con mucha pena, siempre me pasa igual con todos los que emprendo el camino. 
Y ya sabéis, si tenéis que regalarle a Mayte algo que sea chocolate blanco que las pipas no las digiere ;-)
Os dejo unos enlaces para que os acerquéis un poquito más a esta autora:

Página en Amazon
Página en Facebbok
Blog El espejo de la entrada

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Este jueves un relato: Obsesiones




Alejandra mira el reloj; aún queda media hora para el almuerzo. Vuelve al tema que estudiaba desde que se levantó a las cinco de la mañana; demasiados folios y el día del examen se acerca. Debe hacer un examen perfecto. Su meta siempre es obtener la mejor nota.
Al poco, sin esperarlo, siente un pellizco en el estómago, su corazón se dispuso en la meta para correr un  derbi que, sin duda, ganará de la velocidad que ha tomado, y la inquietud en las piernas le hace levantarse de la silla. Frota sus entumecidos y flacos glúteos. Camina por la habitación. Se planta delante del espejo del armario. La imagen gorda y deformada que le devuelve la luna de cristal, le causa mucho dolor. Se gira con brusquedad, no quiere ver ese monstruo. Odia su cuerpo. Palpa su vientre y le parece algo más hinchado de lo habitual. Recala en los huesos sobresalientes de sus caderas y se tranquiliza al sentir las elevadas y secas prominencias; en ello estaba cuando su madre abre la puerta y le dice que la esperan para comer.
Se sienta y mira con asco el plato de comida que tiene delante. No puede comer; si lo hace, su barriga se hinchará aún más, piensa en silencio. A pesar de todo come alguna  patata, la ensalada y algún que otro trozo de filete. Su madre la observaba a hurtadillas, le han aconsejado que la dejen tranquila en las comidas.
Antes de que su madre pronuncie la famosa frase de “no pones nada de tu parte para curarte”, se levanta y se encierra en el baño. Respira hondo, una vez, dos, tres…; pone las manos en el estómago pesado y lo nota abultadísimo. «Por lo menos he engordado medio kilo», se dice.
Se coloca de rodillas al lado del wáter y mete dos dedos en su boca hasta tocarse la campanilla y vomita lo que ha comido. Se lava los dientes, las manos y se echa agua en la cara para refrescarse. Ahora sí se encuentra relajada, en perfectas condiciones. Va hacia su cuarto, cierra la puerta y regresa al estudio. Suspira. Una intempestiva lágrima cae en la página del libro. La limpia con el dorso de la mano y se concentra. 

«Debo ser la mejor».

Relato reeditado, revisado y corregido.
Más relatos sobre Obsesiones en el blog de Leonor

domingo, 16 de noviembre de 2014

Escribir una novela (Manual de supervivencias): ¿Cómo les llega la idea a nuestros escritores?



Continuando con la entrada de la semana pasada sobre “la idea” y como ya os comenté se me ocurrió preguntar a escritores de novela,¿cómo les surgía esa idea? 
Cincuenta y siete contestaron amablemente a mi pregunta y después de leer sus respuestas las he agrupado en cinco grandes apartados

1.- La idea surge desde el exterior a través de los sentidos
2.- La idea surge desde el interior
3.- La idea la encuentro a través de preguntas
4.- La idea surge de repente
5.- Lo primero que surge es el personaje.



El 56,14% se incluyen dentro del apartado 1
-La idea surge de algo que he visto en la televisión, en una película, una imagen, un viaje, una carta, un mensaje, un documental, un anuncio, una exposición, de algo que he leído en la prensa, en un libro, en una novela... 56,25 %
-De algo que me han escuchado: contado por alguien, un diálogo, una frase escuchada, una canción, un comentario... 37,5%
-De algún olor... 7,2%

El 24,56%  refiere que la idea le viene de su propia vida:
Vivencias, recuerdos, imaginadas, inventando, hechos propia de la vida, flash, pesadillas, sueños...
El 8,77 % refiere se lo plantea en base a preguntas sobre algo relevante, llamativo, algo a denunciar, historia de la civilización...
El 7,2% refiere que es de repente, que le surge de pronto.
El 3,5% refiere que parten de los personajes.


Entre las respuestas hay algunas curiosas sobre el lugar dónde surge la idea: Paseando al lado del mar, conduciendo, haciendo de vientre por las mañanas...
Como veis los escritores somos de lo más normal. 

Mi consejo: observar, observar y observar... anotarlo y, luego, reflexionar sobre lo observado. Ahí estará el germen de vuestra primera novela.

Relación de autores por orden alfabético y a los que le agradezco su desinteresada colaboración: 

Alicia G. García, Almudena Navarro, Amelia Noguera, Antonia Romero, Antonio Jareño, Antonio Lagares, Blanca Miosi, Blas Ruiz Grau, Bruno Nievas, Carmen Andújar
Cita Franco, David de Pedro, David Lucas, Encarni Barrera, Enrique Laso, Esteban Navarro
Felix G. Modroño, Francis Molehorm, Francisco Gijon, Francisco José Zornoza, Frank Spoiler, Gabri Ródena, Gabriel Aura Borrajo, Helena Nieto, Iván Hernández, Javier Haro Herraiz. Javier Muniz, Javier Núñez, Jorge Magano, José Luís Palma, José Vicente Alfaro
Jose Vte García, Josep Capsir, Juan de Dios Guarduño, Juan de Haro,  Juan Re Crivello
Julio Castillo, Lola Mariné, Lury Margud, Manuel Navarro, Maria del Pino, María José Fraile
Marta Querol, Mayte Esteban, Mayte Uceda, Mercedes Gallego, Mercedes Pinto
Mónica Rouanet, Nieves Abarca, Olga MIret, Peter Joseph, Pilar Muñoz, Rafael R. Costa
Roberto Lopez-Herrero, Rocio Castrillo, Teresa Cameselle, Victor del Arbol

Lugar de Encuentro

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193

Los más populares


Estás a mi lado, lo se...