miércoles, 9 de noviembre de 2016

Mi niñez






Mis abuelos maternos vivían en una de esas casas de vecinos cuyas puertas de entrada  daban a una zona común, el patio, adornado con árboles de parra, con arriates donde crecían arbustos de flores (mis preferidas eran las celindas) y muchas, muchas macetas. MIs preferidas eran las hortensias, los lirios que ahora se les llaman calas y, por supuesto, el jazmín.  
Cuando mi madre me llevaba a verlos en los días de verano, mi abuela, o debería decir mi abuelastra si quiero ser fiel a la verdad, me daba un cestito de mimbre, que guardaba en la alacena y salíamos al patio a recoger los jazmines. Luego, los repartiríamos por los dormitorios para que nos libraran de las molestas picaduras de los mosquitos (y eso que entonces ni existían los mosquitos tigre ¡jajaja!). 
Ella me enseñó, precisamente, a cogerlos con suavidad. «Hazlo así para que la mata no sufra», decía mientras tiraba despacio del rabito. A mí eso me tenía en vilo todo el tiempo. Por nada del mundo deseaba infringir ningún mal, cuyo resultado fuera que aquella preciosa planta que llegaba hasta la altura de la casa sufriera por mi inexperiencia. 
A esa misma hora, las vecinas también salían a recoger su ramillete. Me quedaba extasiada mientras veía como los introducían por el rabito en una horquillas para hacer una moña de jazmines (en Málaga a las moñas les llaman biznaga eso lo aprendí cuando ya era adulta) con las que luego adornaban su pelo. 
Mi abuela tenía el pelo blanco, parecía algodón de azúcar, y siempre lo peinaba cardado por delante y recogido en un moño tipo italiano; aunque ahora que lo pienso, en el tiempo de este recuerdo no era tan mayor, así que quizá no lo tuviera todavía blanco. Intento visualizar algunas imágenes fotográficas que se me vienen a la mente y como es lógico no lo tenía blanco sino más bien tirando a sepia. Bueno, lo mismo da, el caso es que se ponía la moña y entonces toda ella olía a jazmín cuando me besaba.
En esa casa de vecinos vivían niños como yo. No consigo recordar sus nombres, pero sí me acuerdo que los envidiaba por vivir en un lugar tan bonito y sobre todo porque ellos se juntaban, cuando la luna asomaba, y salían con una bandeja llena de las moñas que habían fabricado para venderlas; unas eran de flores abiertas y, otras, de flores cerradas que eran las más preciadas porque abrían por la noche y duraban más. Yo me marchaba con mi madre, con los jazmines metidos en una bolsita de papel para que no se estropearan, a una casa que tenía un patio con aspidistras y helechos pero sin jazmín (los recuerdos de ese patio para otro día).
Hoy, cuando recogía los jazmines de la planta que tengo en el solarium de casa,  recordé cuando enseñaba a mi hija a cogerlos con cuidado y veía su sonrisa. No hay nada más bello que la risa de un niño cuando disfruta con lo que hace. 
A continuación, la que sonreí fui yo al pensar que muy pronto tendría a mi lado a Alberto, mi nieto, y le enseñaría, tal como aprendí de mi abuela, la manera delicada de tratar a esa preciosa flor, pequeña pero de gran belleza y fragancia.
La vida me ha ofrecido momentos inolvidables y los sentidos me los devuelven para seguir disfrutando de ellos. Además, me siento muy afortunada de poder contarlos.

23 comentarios:

  1. Te dejo mi aportación.

    http://playadelcastillo.blogspot.com.es/2016/11/este-jueves-la-ninez.html

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola; esos detalles del presente que te hacen viajar a esas personas que tocaron nuestras vidas en múltiples tactos y olores. Tu texto tiene un aporte cromático muy potente a la par de nostálgico,... pero es que se trata de la niñez. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que con frecuencia los olores me llevan a recordar situaciones muy concretas. Besos

      Eliminar
  3. ME HAS RECORDADO LAS VIVENCIAS DE MI NIÑEZ EN LA QUE MI ABUELA ME HIZO RESPONSABLE DE SU JAZMÍN, CREO QUE HICE UN RELATO SOBRE ESTE TEMA: LAS MOÑAS DE JAZMINES, LE COGERLO Y ENSARTARLOS... ¡QUÉ TIEMPOS MÁS FELICES...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que era algo que solían hacer las abuelas jajaja. Besitos

      Eliminar
  4. Nunca dejemos de pasar nuestros recuerdos de generación en generación, mis hijas sonríen cuando ven que repito la historia que ya conocen mientras mis nietas atentas me miran con cariño. Un abrazuco

    ResponderEliminar
  5. Las abuelas, tan importantes en la niñez de los nietos. Todos los que pudimos disfrutar de su compañía en nuestra niñez las recordamos con la misma emoción. Y ahora que ya muchos de nosotros somos abuelos, al menos en mi caso, intento dejar mi huella en mis niños para que el día de mañana al evocar mi recuerdo sean momentos felices.

    Un beso aromatizado con jazmines que en mi patio sí lo hay.

    ResponderEliminar
  6. Recordar la niñez es como tenerla presente, muchas gracias por compartir tus momentos.

    Por cierto, yo te dejé mi enlace sobre la niñez en otra entrada, ¿y dónde están los de los demás? es que no los veo recopilados en una entrada para poder leerlos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, justo debajo de esta entrada está la de los relatos entre los que se encuentra el tuyo.

      Eliminar
    2. Yo estoy totalmente a favor de las tradiciones orales además de las escritas. Besitos, amiga

      Eliminar
  7. Tu abuela era una persona muy muy rabia por cómo la describes. Gracias por compartir éste momento tan bonito con nosotros.

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que las abuelas saben más que los ratones colorados jajaja. Eso s edice mucho por aquí. Besitos

      Eliminar
  8. Las abuelas son tan importantes en la vida de nuestra niñez. Ellas nos dejan buenas lecciones, que se van traspasando de generación a generación. Cuanta añoranza y ternura en tu relato.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo que soy ahora abuela me encantaría que me recordaran de esa manera. Besos

      Eliminar
  9. Cuanta añoranza me haces sentir! Recuerdo la primera vez que vi las moñas y como yo adolescente le compre una a una viejecita, tambien me lleno toda de olor a jazmin cuando pienso en mi adorada Cordoba y en el patio de vecinos donde vivio mi familia alli en Sanchez Peña y en la vida en color que sentia solo con poner mi pie en esa mi ciudad (yo pase mi infancia en un pueblo manchego,)bueno solo agradecerte ese soplo de añoranza de la buena. Sensacional tu escrito, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si viviste en Córdoba ya sabes como es el ritual de esa tradición. Gracias por venir hasta mi casa. Besitos

      Eliminar
  10. Debía de ser preciosa esa diadema de jazmines, y ahora tienes a tu nieto para explicarle, entrañable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Describes largamente un bonito recuerdo de la niñez que veo vas a trasmitir para que ese mismo recuerdo permanezca en sucesivas generaciones.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo voy a intentar jajaja, no sé si lo conseguiré. Besitos, amigo.

      Eliminar
  12. Buenas noches Maria Jose , ya terminado el reto he descubierto el tuyo , y esta convocatoria creo que el 99% hemos recordado con todo el cariño que se merecen a nuestros abuelos , los pueblos donde nos criamos o bien pasamos las vacaciones , pero que a todos nos han dejando marcados .
    Precioso reto pq he descubierto a parte de grandes relatos verídicos , a personas con un grtan corazón y eso siempre es muy gratificante .
    Precioso tú relato , esas parras y esas flores en el patio de la abuela.
    Un fuerte abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (195) Personal (135) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (13) La caricia de Tánatos (12) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (7) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Trilogía del Mal (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La fuerza de Eros (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) microrrelato (1) relato (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com