miércoles, 4 de septiembre de 2013

Este jueves un relato: El olvido






Aquel día llovía al salir de la oficina y no llevaba paraguas. Era tan feliz que me dio lo mismo. Recuerdo que pensé que caminaría hasta casa para poder sentir el frescor del agua en la cara. Doblé la esquina y me encaminé tras los pasos de una pareja que se tapaban bajo un paraguas rojo con lunares blancos. 
Extasiada no dejaba de mirar el vaivén de los lunares, quería dejar de hacerlo, pero no podía.  A cada paso que daba me iba encontrando peor, como si estuviese hipnotizada por aquellos redondeles. Comencé a notar que el corazón se disparaba en su galope y muchas imágenes cruzaban por mi mente tan deprisa que no me daba tiempo a saber de qué se trataba. Una gran angustia se apoderó mi y busqué refugió en un portal. Me senté en un escalón, agaché la cabeza y cerré los ojos para no ver nada. Entonces, en mi mente se dibujaron unas infantiles botas de agua rojas con lunares blancos, dentro de ellas había unas delgaduchas piernas unidas a un fino tronco que terminaba en una cabeza adornada de  trenzas rubias y un rostro salpicado de lágrimas. Aquella niña era yo.
—¿Estás segura?
—Completamente.
Por más que insistí no veía mis brazos, ni mis manos. al poco, todo se volvió rojo y entonces aparecieron las manitas. Grité de miedo y de asco al ver cómo acariciaban algo duro pegado al vientre  un hombre. La voz masculina que me apremiaba para que terminara me machacó los oídos. Esa voz era inconfundible, dirigí la vista hacia arriba y vi sus hoyuelos, sus ojos achinados y su pelo negro. Era Julio, el hombre con el que me iba a casar en menos de un mes, el amor de mi vida, por el que abandoné a mi familia en contra de nuestro amor porque me llevaba veinte años. Ese bastardo abusaba sistemáticamente de mí en la escalera cuando era una niña. Vivía en el piso de arriba. 
¿Cómo fui capaz de olvidarlo, si cada vez que me obligaba a hacerle aquello me juraba que algún día me vengaría? ¿Cómo fui capaz de enamorarme de aquel mal nacido? 
—Nuestro cerebro se defiende de los traumas infantiles mediante el olvido. De esa manera sobreviviste y te has convertid en lo que eres. La suerte tuya fue ese paraguas rojo de lunares que trajo del olvido aquellos recuerdos, de esa manera te libraste de ese ser.
—No, no me he librado.
—¿Te casaste con él?
—Sí. 
—¿Por qué lo hiciste?
—Recordé...

Más olvidos en casa de Charo

26 comentarios:

  1. Impactante, María José. Nos dejas con la incógnita: ¿¡por qué se casó con él!?

    ResponderEliminar
  2. Para vengarse, pues había recordado...(digo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, para cumplir el juramento. Un gallifante para ti ;-)

      Eliminar
  3. Sinceramente, el final me ha impactado mucho pues la primera vez no lo entendí, en una segunda lectura, supongo como Alson que se casó con él para vengarse,no veo otra explicación. Qué valor el de la mujer!Gracias por colaborar con este magnífico regalo.Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues más que valor es una manera de enfrentarse a su pasado, la unica forma de poder poner fin a su olvidada pesadilla.

    ResponderEliminar
  5. Wooommmm !!!
    amiga que impresionante historia me has dejado uuufff!!! como decir más que impresionada eeehhh!!! vaya , vaya que si me has sorprendido una increíble historia que definitivamente va para una segunda pues me quede con las ganas de seguir leyendo la historia ja.. FELICITACIONES!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es doloroso darte cuenta de que aquel a quien amas es quien mas daño de ha hecho.

      Eliminar
  6. ¿Y fueron felices? Uff, no lo creo. Pero deduzco que la idea no era esa, jejeje porque recordó.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que lo fueran, ella esta planeando la mejor de sus venganzas.

      Eliminar
  7. Una historia en la que se mantiene la tensión todo el relato. El final explosivo. Esos mecanismos de defensa, son los que nos salvan ¿no?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EXactos las defensas nos salvan pero a veces te topas con la realidad de golpe.

      Eliminar
  8. Tremenda historia con un final que deja sin palabras. A veces bloqueamos cosas de nuestra memoria para hacer algo mejor de nuestra vida, sobre todo cosas que nos han generado dolor o traumas. Pero a la larga siempre salen a la luz.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Efectivamente, casi siempre salen a la luz y cuando menos debieran.

    ResponderEliminar
  10. Tremenda historia, ese detalle que acerca un recuerdo como ese. Y esa felicidad de la protagonista que parece indicar que lo tiene superado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. De superado nada Juan Carlos, el placer de la venganza ;-)

    ResponderEliminar
  12. No creo que lo supere, no... el recuerdo es selectivo y mucha sangre fría tiene que tener para aguantar.
    Amiga ¿qué preparas? si?.. siiiii
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va Nieves, esto no tiene nada que ver con eso jajaja salió así, aunque el tema de las mujeres asesinas me persiga jajaja Un beso

      Eliminar
  13. Qué bien contado. Qué bien se sucede el diálogo, hasta desembocar en ese final sinuoso y estrecho: el objetivo!

    Un fuerte abrazo y muchos besos!!

    ResponderEliminar
  14. Una historia por fin... con su ficción, sus personajes que giran a gusto del relator, su guión cuidado que te calienta, y su desenlace abierto lanzado al aire como una piedra que te cae encima.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. aps! que historia tan... tan.... terrible!
    y tan excelentemente contada. y ese fantástico final.
    aplausos, Piba!
    te aplaudo de pie.

    ResponderEliminar
  16. aps! que historia tan... tan.... terrible!
    y tan excelentemente contada. y ese fantástico final.
    aplausos, Piba!
    te aplaudo de pie.

    ResponderEliminar
  17. Amiga, te he dejado un premio en mi blog, cuando quieras pasas a buscarlo.
    Ya me he empezado a leer tu libro, pronto te comento
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Un relato perturbador, la venganza como dicen por ahí "se cocina lentamente" y ella tenía toda su vida para hacerlo.
    Me ha gustado tu relato mucho.
    Con tu permiso me quedo como seguidora.

    Un abrazo grande,
    Eva.

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (195) Personal (135) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (13) La caricia de Tánatos (12) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (7) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Trilogía del Mal (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La fuerza de Eros (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) microrrelato (1) relato (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com