Ir al contenido principal

Este jueves un relato: Recetas




Receta para ser escritor de novela negra

(Ingredientes para una persona)


En una habitación, lo más silenciosa posible y bien acondicionada mezclar los siguientes ingredientes a las dosis expresadas: 

150 gramos de creatividad: No puede faltar este ingrediente. Se basa en tener algo que contar y estar muy decidido a realizarlo. Las palabras irán surgiendo y llenando la tan temible página en blanco.

150 gramos de personajes bien construidos con los que el lector pueda identificarse y  movilizar su simpatía o antipatía. El/la protagonista/a debe tener unas peculiaridades tanto físicas como de personalidad que le cualifiquen como investigador/a, cuanto más “friki” o “cutre” mejor. No olvidar los personajes secundarios que también tienen su sitio.

150 gramos de trama coherente, bien armada, que parte de un asesinato, con un inicio impactante y un final no esperable, pero bien hilado con las pistas que vamos dejando. Nunca jugar a prestidigitador y sacarnos las pistas de las mangas. Un tono endiabladamente rápido y una atmosfera que tienda a lo lúgubre.

150 gramos de técnica detectivesca sólida, para lo que se requieren muchas horas de documentación, pensamiento y reflexión.

Todo ello emborrizado en

400 gramos de paciencia: dedicarse durante un período de largo de tiempo a la tarea de escribir necesita de altas dosis de este ingrediente, sobre todo porque habrá momentos en los que queramos tirar todo lo escrito a la papelera y esta virtud nos atemperará y nos facilita continuar en el camino que nos lleve a la meta. Abstenerse por tanto los nerviosos, hipercinéticos, inconstantes, con tendencia al aburrimientos, los de hoy para hoy... etc

Si se siguen al pie de la letra las indicaciones de esta receta, le aseguro que usted escribirá una novela negra. Por supuesto, no puedo prometerle que sea un bestseller, pero bien es verdad que el mayor éxito es lograr aquello que durante tiempo hemos fantaseado y que y que por fin hacemos realidad..

¡Mucha suerte!

Espero que me informe de los resultados y si puede  lo acompañe de una fotografía ;-)


Más recetas en los fogones de Cass

Comentarios

Montserrat Sala ha dicho que…
Una receta muy buena. Si se trabaja las matérias primas como es debido, amasando bien, y con estos ingredientes bien escogidos y frescos, de primerísima calidad, no cabe duda, que va a salir un guisado perfecto.
Gracais por mandarla, y Buen provecho!!!
Lucia M.Escribano ha dicho que…
Seguro que con tus ingredientes sale una novela plena de exitos.
A la vista esta el meteórico ascenso en ventas de tus novelas. Sigue cocinando tan bien las letras tesoro.
Besos y bravos.
emejota ha dicho que…
Gran receta tocaya. Personalmente me encuentro con un problema, o varios a la hora de escribir novelas. El primero es que no me creo la realidad del mundo y de la sociedad que veo, el segundo que puedo percibir los lazos ocultos que la mueve, el tercero que a nadie le importa lo que percibo salvo que sean filósofos empedernidos, cuarto que de esto apenas si existe. Finalmente, comprobado que cuando uno se sumerge en una trama este le atrapa y no puede sustraerse hasta que encuentra una forma de escapar enforma de desenlace. Besos linda escritora.
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
Vale para la negra o para la blanca tu receta magistral, me la apunto, espero que no me falle algún ingrediente, el más costoso; la creatividad o sea el caviar beluga, el pata negra 3 JJJ del meollo, lo regaré con un Fino.
Me parece que tú dominas el recetario completo, besos muchos.
G a b y* ha dicho que…
Creo que por inconstante no lograría alcanzar la meta...
Intenciones pueden haber de sobra... pero sin duda, lo mío no es la novela, a lo sumo los cuentos cortos y una vez por semana (preferentemente los jueves), siempre y cuando la inconstancia no se interponga y me saltee unos cuantos.
Jejeje! Me ha servido tu receta María José, por lo menos para evitarme lanzar en algo a lo que seguro, no le daré un buen fin!
Besos!
Gaby*
Anónimo ha dicho que…
Si sustituimos el ingrediente detectivesco, creo que tu receta es válida para cualquier creación literaria. Tal vez por eso creo que nunca intentaré la aventura de novelar. Algunos ingredientes se me harían muy cuesta arriba.
Un fuerte abrazo.
Valaf ha dicho que…
Y un Colt 45 para ponerse en escena, jajajajaja

Pero sí, cualquiera que haya intentado escribir algo largo conoce las dificultades que entraña. Escribir y hacerlo bien está al alcance de muy pocos, pero bueno, lo seguimos intentando.

Un beso
Carmen Andújar ha dicho que…
Pues gracias Mª José, precisamente ahora estoy en un inicio de novela negra y tienes toda la razón. Lo peor es la documentación y la poca paciencia. En mi caso me lo tomo con calma y sólo escribo cuando tengo algo que decir.
Un abrazo
Charo ha dicho que…
Excelente receta, me encantaría copiarla e intentar ponerla en práctica pues me encanta la novela negra, lamentablemente me faltan bastantes ingredientes pero el que considero más importante es el de la técnica detectivesca...Qué le vamos ha hacer, no todos tenemos las mismas aptitudes!
Alfredo Cot ha dicho que…
Ya, ya... pero todo eso dónde se compra?
Personajes, tramas, creatividad, técnica y paciencia, ¿no son demasiados ingrediente para que luego ademas la novela te salga negra?

Besos, lo tendré en cuenta, maestra.
Auxi González ha dicho que…
Uff! No tienes alguna recetita para principiantes, Mari Jose? ;)
casss ha dicho que…
Aunque la siga al pie de la letra, estoy segura que fallaré. Es que lo que Natura non da... Pero fuiste muy generosa participando y compartiendo una receta interesante e ingeniosa, propia de una excelente escritora (top, top!!!)

besos de alma gemela a alma gemela
miralunas ha dicho que…
voy a ensayar esta fantástica receta y si logro el éxito, tendrás mención especial en la portada! jajaja
què original y atareada has estado!
besos
LAO Paunero ha dicho que…
muchas gracias María José, lo de la paciencia me pone nervioso conseguirla!! ¡JA!
San ha dicho que…
Espera que anoto, que ando un poco mucho encasillada. jajaja.
Besos cocinera.
Interrobang ha dicho que…
Esto es como la pasta: hay que procurar que no quede cruda ni tampoco reblandecida. Al dente!
Slds (mañana en Tw)

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …