viernes, 31 de julio de 2009

Sábados literarios de Mercedes



¿Y quién se comió al gato?
Conduce Mimí:


Genaro entró a trabajar como criado en casa de doña Remigia cuando su marido don Félix de Astorga, que en paz descanse, pasó a mejor vida. En este año se cumplirán quince de llevar a su servicio. Había visto envejecer a su señora y también había comprobado cómo sus diez nietos pululaban cada vez más por la casa, conforme la abuela envejecía. En realidad el amo de la casa era Ceferino. De porte más bien recortado, pelo canoso y con brillantes y enigmáticos ojos verdes. Lo mejor de Ceferino era su larga cola, del grosor adecuado y siempre tiesa.
Doña Remigia disfrutaba cuando Ceferino le ronroneaba encima de sus muslos, mientras ella leía con sus vivos ojos o cosía alguna labor. Cuando ella le acariciaba, él se lo agradecía con audibles y melódicos aullidos. No se separaban nada más que de noche, cuando el pendenciero minino, se dedicaba a saltar entre los tejados del barrio a la caza de alguna linda gatita.
La apacible vida de la anciana se vio interrumpida por un luctuoso hecho, la desaparición de Ceferino y el descubrimiento de un esqueleto de animal detrás, de la alacena.
—No sabía Genaro que fuera usted detective —dijo doña Remigia limpiando con un blanco pañuelo sus llorosos ojos.
—Ni yo. Pero este entuerto hay que arreglarlo, y se le ve tan triste. Lo primero es averiguar a qué animal corresponden los huesos. Iré a platicar con el boticario y con el médico y veré qué puedo averiguar. Mientras tanto, hable con sus nietos, doña Remigia, yo creo que alguno de ellos le tenía ojeriza al gato, sobre todo desde que se enteraron de lo que llevaba al cuello.
—Pobrecito mi Cefe, que final más trágico ha tenido —se lamentó doña Remigia entre sollozos y suspiros.
Pasaron unos días.
—Mire doña Remigia, que dicen el boticario y el médico, que los huesos podrían muy bien ser de gato pequeño, aunque también se parecen a los de conejo. O sea, que no he sacado nada en claro. Pero, hagámonos a la idea de que son de gato para poder seguir investigando. El paso siguiente es averiguar, ¿de qué gato se trata? Ceferino lleva una semana desaparecido. Lo hemos buscado por todo el barrio y hemos puesto su comida preferida en la puerta de la calle para que le sirviera de reclamo y no ha aparecido.
—¡Alguien se ha comido a Ceferino! —exclamó la ancianita en un grito.
—Eso parece. Mañana interrogaré a sus nietos, si usted me lo permite.
—Por supuesto, Genaro. Tienes que hacer cualquier cosa para descubrir ¿quién se ha comido el gato?
La anciana se retiró a su dormitorio y comenzó a dar vueltas a una imagen que cada poco se le venía a la cabeza. En ella veía a Ceferino todo peladito, sin piel, bien asadito y puesto cuan largo era en una fuente, rodeado de patatas cocidas. Este detalle, la estaba volviendo loca y estaba segura que era obra del demonio, y que la estaba poniendo a prueba. Iría a confesarle al día siguiente, se dijo.
A media noche, Genaro que andaba rumiando sobre el asesinato del gato, oyó unos ruidos extraños en la cocina, que le aceleraron el corazón. Pensando que fueran ladrones, se armó de un grueso bastón, y en camiseta y calzoncillos largos, salió a ver qué sucedía.
Doña Remigia sacaba un conejo de la jaula, lo cogía de las orejas, y le daba un golpe certero a la altura del cuello provocando la muerte instantánea del animal. Entonces lo desangraba, le quitaba la piel, lo salaba, le ponía encima hierbas aromáticas y lo metía en la cazuela rodeado de patatas. Al instante, Genaro pensó que la dieta que el médico le había puesto a su señora le hacía pasar hambre y ella lo suplía de esa manera. Suavemente la llamó por su nombre pero no le respondió, se puso a su lado y no notó su presencia.
—¡Albricias, la vieja es sonámbula!—exclamó en voz alta.
Tuvo una revelación. Ni el gato pendenciero se había ido de juerga con una gatita blanca, ni los avariciosos nietos habían matado al minino para llevarse el diamante que llevaba al cuello. Había sido la misma doña Remigia, la que se había comido al gato por equivocación, al confundirlo con un conejo.
Subió hasta el dormitorio de su señora y entre sus joyas halló el collar del pobre minino. Nunca se lo diría, mejor dejarla en la ignorancia, se dijo a sí mismo, y todo orgulloso se fue a la cama. Ya podría dormir con el caso resuelto. Antes pasó por la cocina donde la ancianita, comía a dos carrillos y se chupaba los dedos con vehemencia.

Ceferino

15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Ya se que sólo con ver al gato va a ser muy divertido leerte, María José.
    Voy a continuar colgando a los demás, jeje, introduciendo sus relatos, luego me paso a degustarte más detenidamente.

    Un abrazote y una sonrisa gatuna

    Por cierto, Ceferino le pega!!

    ResponderEliminar
  3. Me cuesta mucho creer que la conjetura del crìado o mayordomo es la acertada.
    No pega lo de tener los ojos verdes, enigmàticos, brillantes y ser querido, con ser parte de la dieta de esta anciana.

    Prefiero pensar que este gatito no se ha muerto. O que es fantasma que deambula entre los sueños de quien alll se haya instaledo, por azar por una noche.

    Gato, ¡vive!


    Tèsalo

    ResponderEliminar
  4. Hay que ver que mala consejera es el hambre, jajajajajaja. Pobres herederos, siempre en el punto de mira.
    Besossss

    ResponderEliminar
  5. Muy visual el banquete, si señor...rodeado de patatitas.
    Nada es lo que parece.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Creativo,saliste muy bien al paso de la dificil propuesta de este sabado,una trama de suspenso con final inesperado.

    bien armado,gracias,nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
  7. Divertido, ya suele pasar de confundir un gato con un conejo. Lástima que su abuela se quede sin compañía, aunque un despieste lo tiene cualquiera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ...me está atacando el hambre!!!
    Qué buen relato y que bien resuelto...jajaj
    Y la cara de Ceferino, lo máximo!!!!

    un besote.

    ResponderEliminar
  9. MI PAPA, NI Y0 P0R SUPUEST0, FUIM0S CAPACES DE MATAR UN C0NEJ0...SIN EMBARG0 MAMA,LA DULCE MAMA, LA PEQUEITA MAMA, QUE DESCANSE EN MI RECUERD0 P0R SIEMPRE...ELLA ERA LA QUE L0S TENIA BIEN PUEST0S...SIEMPRE FUE ASI. AL IGUAL QUE LA ABUELA ESA DE RELAT0, PER0 C0NSCIENTEMENTE, QUE LE MERIT0 ES MAY0R, ASI L0 HACIA MAMA C0N L0S C0NEJ0S QUE PAPA CRIABA...
    ME HA ENCANTAD0 ESTE RELAT0, MARIA Y J0SE Y M0REN0...
    MEDI0 BES0.

    ResponderEliminar
  10. ...Que peligro esta anciana, no?
    Una noche el gato por un conejo, con ese insomnio, seguirá con el loro, el caniche, los peces de la pecera y acabará con un oso de peluche, que terminará atragantándosele hasta acabar con ella, la venganza del animal inanimado en representación del resto.

    Sagaz final y sagaz Genaro.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos. Esta semana lo teniamos dificil. Mimí cada vez rebusca más, pero todo lo que leo me encanta.
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho tu forma de dar respuesta a lo propuesto por Mimí. Bien construido, bien argumentado, bien matado, y bien cocinado. Magnífico.
    Ha sido un placer leerte.
    Pepe.

    ResponderEliminar
  13. Pobre gato, jaja, no se puede confiar ni en los dueños.
    Lindo tu relato.

    Saludos de sábado atrasado.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Pepe y JR, por acercaros a compartir conmigo mi relato. Fue un poco desafiante el tema pero creo que todos los resolvimos bien. Besos

    ResponderEliminar
  15. Te comento tarde...pero más vale tarde que nunca, ya sabes, estuve desconectada.

    María José, esa anciana es un peligro, sunámbula y hambrienta se convierte en una fiera, pobre minino. Lo que hace el hambre, ayyy,confundir gato por liebre, uyyy. Divertido, terrorífico. Bsito y !salves! natalí

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (138) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (14) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (13) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anna. (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La luna huele a lavanda (1) La mirada de Chapman (1) La señora Sthendal (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Patria (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) novela (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com