domingo, 2 de julio de 2017

¿Qué sucede cuando el ˝me gusta˝ sustituye al comentario?






Hace mucho tiempo comenté, en este mismo blog, que entrar en la redes sociales era como salir de paseo por tu ciudad. Cuando lo haces, vas a cruzarte con distintos tipos de personas: los desconocidos, con los que no interacciones, pasas a su lado sin inmutarte, sin mirarlos siquiera y sin sentir curiosidad por lo que son y representan; los conocidos, a los que saludas con un gesto de la mano, de la cabeza, con un adiós; los enemigos,  de los que huyes para no entrar en enfrentamiento y los amigos en su más amplio sentido, desde los amigos de la infancia y juventud, a los que hace muchos años que no ves y te alegras cuando te los encuentras, departes durante un rato, le preguntas por la salud, por la familia, en dónde vive, en qué trabaja, cómo les va... y luego te olvidas de ellos, hasta tus amigos (en el amplio sentido del término) que ves a menudo y lógicamente entras en conversaciones más interesantes, que las puramente protocolarias. 

Como decía las redes presentan este mismo patrón y lo he comprobado desde que me adentré en ellas  en el 2009, con idea de promocionarme con escritora.

Sin embargo, desde hace unos años, vengo observando que las redes han cambiado su esquema, al menos, para mí. Y diréis que cómo me he dado cuenta de eso. Por algo muy concreto, que no sé si a vosotros también os sucede. Cuando publico en mi muro, sobre todo de Facebook, los "me gusta" han subido exponencialmente en detrimento de los comentarios, que se han visto reducido a una media de 5 personas, casi siempre las mismas. 

Al principio no le di importancia, después fui estudiando este nuevo modelo y descubrí que interesa más y recibe más comentarios, por ejemplo, una foto de mi almuerzo (huevos fritos con patatas y pimientos), de mi nieto, una imagen sacada de Google con la que deseas los buenos días,  las buenas noches (saludo educado)....; que cuando escribo una reflexión, comento algo interesante de mis novelas, de algún compañero escritor...

Cuando abrí mi perfil y lo hice público (pasee libremente por la calle) empezaron a acudir desconocidos que saludaban, dándose a conocer, amigos de la infancia que resurgían de los recuerdos con vestido colegial, y cada vez veía menos a mis amigos, a esos con los que de verdad me nutría sus charlas y comentarios. También es cierto, que en los inicios formábamos un amplio grupo de escritores independientes que luego se perdió en las entrañas de este medio virtual afectado de insufribles envidias, recelos, rencor...

Estoy segura, de que más de uno los los que está leyendo esta entrada, ha pasado por lo mismo. Y, también estoy segura, que me dirán que eso es cosa de Facebook, que selecciona lo que debo ver o no y a quién. Y puede que lleven razón, porque es verdad que lo hace, pero no me satisface la explicación, porque, precisamente, Facebook te relaciona con aquellos con los que más te relacionas; por tanto, tus amigos virtuales más íntimos y, si es así, son esos precisamente los que van a ticar más en "me gusta", pero no te van a hablar, no van a dejarte unas palabras de aliento, no van a reír o a llorar contigo...

O también me dirán, porque me lo han dicho, que mi problema es debido a que no he hecho un buen marketing, que no debería tener una página personal, que debería promocionar la página de escritora, y escribir sobre mis novelas solamente. Y, también tienen razón, pero ya es complicado cambiar, lo que no se inicia bien cuesta reconvertirlo y a mí me faltan las ganas y sobre todo la ilusión.
Y habrá muchas otras explicaciones que a mí ahora no se me ocurre, pero igual vosotros habéis pensado.

Vaya por adelantado que esto no es una queja. En psicoterapia se llama "un señalamiento". Algo evidente que está ocurriendo y a lo que hay que buscar explicación

Algo me está diciendo que todo ha cambiado, que la red virtual, en realidad, ya no sirve para lo que yo pensaba que servía; que la calle por la que todos paseamos se ha convertido en una gran avenida en la que hay tantos paseantes que no nos da tiempo a discriminar, por lo que vamos ticando "me gusta", más por compromiso que porque realmente lo sintamos; que pasear se ha convertido más en un pasar lista que en un disfrutar; que nos cansamos de ver siempre a los mismo con lo mismo; que da mucha pereza escribir nada porque nadie te va a comentar; que te da la impresión de cansar a tus 5 amigos que siempre te saludan; que desapareces durante unos días con idea de saber si te echan de menos y te das cuenta de que eso no ha sucedido...; y, lo peor, cuando se te hace consciente que tú estás haciendo lo mismo.

No pertenecemos a la "generación net" por lo que para nosotros todo esto es nuevo. Aprendemos a base de éxitos y de fracasos. Y ahora toca reflexionar sobre lo aprendido y , sin duda, pensar en la utilidad de estos paseos que te quitan tiempo de trabajo, de escribir, de tu vida personal, que antes te enriquecían y que ahora... 


Y tú, que me está leyendo,¿has sentido algo de esto?

38 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo, mis sensaciones, y apreciaciones son las mismas. Incluso me hago muy seriamente ese último planteamiento que te haces tú, y mi respuesta no es muy alentadora.
    Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, de hecho llevo tiempo ya planteándome si hago bien en dedicar, de vez en cuando, tiempo a esta actividad. He visto como mis amigos de verdad, no los virtuales, han ido desapareciendo, apenas veo nada de ellos y apenas intervienen cuando subo algo sea lo que sea. Tenía la idea de que este sería un medio para hablar en serio de temas que nos interesaran, y puesto que vivimos alejados físicamente unos de otros sería nuestro punto de encuentro, pero cada vez es menos así, de modo que disminuyo mi presencia y participo poco. Otra creencia que ha resultado errónea era que con los compañeros o compañeras que también escriben hablaríamos, discutiríamos, comentaríamos nuestra actividad como escritores y nos enriquecería, pero compruebo que quienes menos opinan de algo que escribes y expones son precisamente éstos. Pienso que está bien, que es necesario promocionarse, pero ¿hay que pasar de los demás? ¿Nos hace mejores escritores ignorar lo que hacen bien nuestros colegas? ¿Tenemos miedo a que si decimos que la obra de otro escritor o escritora es buena dejen de valorar la propia? Sinceramente en ocasiones llego a pensar que hemos convertido esto en un escaparate para el egocentrismo y por tanto solo nos interesa tener muchos me gusta como si eso significara algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa línea estoy, es el nuevo individualismo que se ha gestado a partir de las redes sociales, fundamentada en la exclusiva mirada, es decir, mirar y ser mirado. En ese sentido, tener, como dices, muchos like, supone que te han visto. Pero, ¿de verdad eso completa? Yo debo de ser poco ehibicionista porque me interesa mucho más la palabra, si no puede ser hablada, escrita. Gracias por venir a comentar. Un saludo

      Eliminar
  3. Es verdad, escribir sale de dentro, es esa llama que no puedes apagar por mucho que lo intentes con actividades relacionadas más o menos con el arte de expresar, relatar, narrar, describir... Y no es menos cierto que aunque la llama sale de dentro de cada uno, necesita el oxígeno de la lectura ajena, del comentario de quien dedica unos minutos de su tiempo a enriquecerse contigo y con tus letras. Hay llamas que duran más y otras menos, pero sin oxigéno acaban apagándose todas. El problema es que nos enseñaron a leer y a escribir en el colegio pero no a ser y estar felices con lo que somos y creamos. Y mucho menos (al menos no nos lo enseñaron a todos) a saber apreciar el éxito anónimo, el placer de leer(nos) sin que nuestras lecturas (propias o no) trasciendan a la muchedumbre, al gran público, a la masa media. Leer(nos) debe ser el placer en si mismo de saber que nuestro cerebro sigue siendo capaz de dedicarse un momento para alimentarse y enriquecerse sin más.
    Agradezco tu entrada porque me ha permitido sentirme identificado en el problema que planteas, reflexionarlo, contextualizarlo y contextualizarme y dar(me) una respuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que haya más en mi misma situación. Que nos preocupe, puede ser el primer paso para imponer algún tipo de solución. Debemos aprender a gestionar los recursos que estas redes no ofrecen y hablar más. La palabra siempre es la que llena, la que completa, la que nos hace y conforma. No olvidemos que es lo que nos diferencia de nuestros hermanos animales. Gracias por comentar. Un saludo

      Eliminar
  4. Comparto tus reflexiones. Creo que es también una cuestión de tiempo, del que no siempre disponemos. Las redes sociales han cambiado, o quizás hayamos cambiado nosotros, nos encontramos con un mundo muy dinámico, con muchos amigos virtuales a los que no siempre podemos atender, y con mucha información que asimilar. Por eso, creo yo, a veces no limitamos a decir me gusta, en un intento de dar a entender que seguimos aquí, una especie de acuse de recibo sin más.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ese me gusta es recogido con alivio, pero a veces necesitamos, todos, un poco más. Por ejemplo, hoy he puesto palabras a los que muchos piensan. Ese puede ser un buen inicio. Gracias por venir. Besos

      Eliminar
  5. Creo que es normal, María Jose. Cuantos más años lleve uno en las redes sociales más amigos y personas interesantes (también hay de las otras, pero esas no las cuento) tenemos entre nuestros amigos. Toda esa gente genera información y uno tiene la tentación de comentar y debatir, intercambiar opiniones o lo que sea. Pero nos vamos dando cuenta de que si lo hacemos, se nos va en ello una buena parte de nuestro tiempo, así que nos volvemos selectivos y comentamos poco y damos "me gusta" a la mayoría, al menos para que sepan que estamos ahí y seguimos sus cosas. A mí me encantaría comentar más, incluso entrar en más debates que se generan en la red (me encanta el intercambio de opiniones, sobre todo porque te enriquece), pero en mi caso también me interesan muchas otras cosas. Acabo de descubrir la pintura a la tiza para restaurar muebles, y también el crochet (ganchillo de toda la vida, pero crochet suena tan mono), y si tuviera más tiempo aprendería a tocar el piano. Las redes sociales están bien, pero yo desaparezco de ellas durante días y sin rastro de remordimiento. Puede que nadie me eche de menos, pero pienso que la vida está fuera de la pantalla. Lo del marketing, puf, que no te cuenten milongas. Son las historias las que venden. Te creas una marca personal después de haber vendido mucho, por eso luego el nombre vende solo, y no a la inversa. Feliz domingo. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá mi problema esté en eso que tú haces y yo no soy capaz: desaparecer sin remordimiento. Pero, como decía, esto me sirve para reflexionar y quizá llegue el momento en que lo haga porque como bien dices, los que son estarán y lo demás solo son habladuría. Un besote y gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Buenos días totalmente de acuerdo y añadiría con tú permiso que algunas cosas más y una de ellas es cuando tienes comentarios que no van dirigidos a lo que has expuesto sino en plan más de índole personal .De todos modos una red social cada uno como vemos la utiliza de una manera distinta siempre que sea con respeto me parece bien lo malo es cuando hay tantas personas que lo utilizan con otros fines .
    Muy buen texto .Un abrazo y pasa un genial domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El egocentrismo imperante se mete por todos los rincones. Gracias por estar aquí, una vez más. Un beso

      Eliminar
  7. Más que la calle, últimamente las redes parecen el pasillo de un centro comercial.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Interesante reflexión María José.
    En distintas ocasiones he estado a punto de desaparecer definitivamente de Facebook, ya no te digo de Instagram que no se ni como funciona, por lo mismo desaparecí de Twitter...bueno no se ni si me fui o sigo por ahí pero quiré el acceso de mi movil,el portatil no lo abro,el correo lo miro poco o nada,cuando no le dedicas tiempo a esto como es mi caso(salvo para colgar un video o foto que te gusta o te resulta gracioso en algun momento muerto del dia)es entonces cuando me encuentro las publicaciones de amigos y conocidos por montañas y salvo algo especial o novedoso me limito a poner "me gusta" y no tantos como quisiera para recordar a alguien que lo he visto o que sigo ahi(no perder ese hilo que nos une) creo que este mundo de las redes ocupa demasiado tiempo a nuestras vidas.
    En parte estoy de acuerdo con el comentario anterior,no pinto,no hago crochet pero mis hijos siguen aún en casa,tengo que llamar a mi madre(lo que me llevará al menos una hora)mi marido llega ahora de una guardia de 24 horas y yo tengo una sola neurona o lo escucho y charlamos un rato o estoy pendiente de los me gustas y comentarios que obtuvo ayer mi jardín y a los que me gusta contestar.
    Es posible que hoy ya no vuelva a mirar el Facebook en todo el día...quizas ni mañana ni al otro pero quizás al otro tenga una bonita puesta de sol que compartir y la pondré y será entonces cuando me encuentre con montones de publicaciones que no he visto y se me pegué el dedo al me gusta, me encanta, me divierte o me entristece salvo que me encuentre con la cara de tu nieto o de algo que me llame especialmente la atención o no haya comentado con anterioridad en otra publicación.
    No se si me he enrollado demasiado y a penas he conseguido explicarme pero que te quede que de vez en cuando te veo,que me gusta lo que publicas pero este no es mi medio. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has explicado perfectamente y, de hecho, me siento en muchos aspectos com tú. Y también te he echado de menos, o más bien, os echo de menos por este mundo que nos mantenía comunicados. Y nunca olvidaré nuestros inicios con la granja, ahí si que tuvimos buenos momentos. Por aquí estamos y seguiremos, más o menos convencidos, cansados, ilusionados, mientras me permita conocer tu bonito huerto o esa puesta de sol que quieres compartir conmigo. Un beso

      Eliminar
  9. Coincido en la apreciación. Aunque no puedo decir tampoco a qué se debe esa variable en el comportamiento de las personas. Supongo que en determinado momento la gente se entusiasma más con un medio (blogs, redes sociales, foros, etc) y después el interés decae y uno pasa casi de compromiso. Es triste, pero hay que asumir que los ritmos de vida e intereses del momento nos imponen ciertas prioridades por los que ciertas relaciones que en un momento se daban fluidamente y reconfortaban, en otro se diluyen, desaparecen del todo o mutan. supongo que está en cada quien saber aceptarlo y adaptarse. Además, esos cambios nos permiten agudizar las estrategias para seguir intentando comunicarnos pese a todo, sin tener que recurrir a medidas drásticas como borrarnos definitivamente de las redes, por ejemplo. Creo que se debe mantener las cosas en la medida que nos hagan bien, nunca por compromiso, además, si se dan cambios en un sentido, siempre es factible que surjan nuevos en el sentido contrario. Pocas cosas son definitivas, por lo que no sirve deprimirse.
    Mientras tanto... aquí seguimos!
    Beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, has introducido un nuevo planteamiento y he de decir que llevar razón. Todo cambia, incluso nosotros y eso hace que a veces ese interés decaiga, desde luego no soy de dramatismos y acciones drásticas. Como ves reflexiono y he podido comprobar que esto es un mal generalizado en el que todos tenemos parte y quizá por ello también podamos poner algún tipo de solución. Seguimos adelante. Un beso

      Eliminar
  10. Hola María José,
    has descrito muy bien lo que nos pasa a la gran mayoría. Yo lo que llevo peor es el tener la sensación de que mis amistades se piensen que estoy intentando venderles humo. Incluso uno de mis hermanos me preguntó qué le regalaba por suscribirse a mi página personal para que le llegasen los avisos de mis nuevos relatos publicados. Si ya con la familia me sucede esto imagínate con las amistades virtuales. La verdad es que es muy duro pero he conseguido mantenerme más de nueve años escribiendo relatos y publicándolos con unos diez seguidores de media por publicación, a veces con un par de lectores por post. Me siento con más moral que el Alcoyano. Pero si echo la vista atrás me doy cuenta que mi viejo blog y el nuevo me han servido para perfeccionar mi técnica de escritura, para darme cuenta de que si me esfuerzo realmente puedo crear historias muy interesantes, no solo para mis pocos lectores si no también para mí mismo. Y también me han servido para saber a quién tendré que agradecer su apoyo si algún día me toca la lotería y consigo convertirme en un escritor exitoso (cosa improbable, pero mientras escriba seguiré comprando boletos).
    En fin, que lo mejor no es fijarse en si gustas a los que están fuera, si no hacer una verdadera autocrítica y preguntarte si te gustas a ti mismo. Si los demás no son capaces de valorar tu trabajo porque nadie con influencia les ha dicho que lo que haces es bueno puede que el problema no sea tuyo, ¿no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que cuentas de la familia, me suena. Y siempre, como dices, a seguir hacia delante si lo crees que lo estás haciendo bien. Somos muchos los que compartimos esos sentimiento. Un abrazo. Gracias por comentar.

      Eliminar
  11. Tus reflexiones son magníficas y, como siempre, cargadas de razón.
    Cada día pienso que sólo interactúo con media docena de personas, que lo que publico no le interesa a casi nadie y me frustra un poco, pero sigo insistiendo.
    En cuanto a desaparecer y que nadie te eche de menos, yo ya he hecho varias veces la prueba y el resultado es devastador.
    Un besazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lleva tiempo interactuar, pero si estamos aquí es para eso, si no para que entramos en este mundo virtual. Y sí se te echaría de menos si te vas. Beso

      Eliminar
  12. Hola.
    Mi tema es totalmente diferente de los que os dedicáis a escribir, pero,pasa lo mismo. Escribo un artículo interesante sobre algún tema médico y poco efecto. Pongo una foto aunque sea con mi secretaria contestando el teléfono y llueven los me gusta.
    En cuanto a lo,de tener página profesional, yo la tengo y pasa lo mismo. Pudiendo ver una foto, para que vamos a leer?
    Creo que las redes evolucionan a esto. Mientras te divierta o te sirva para algo, pues se sigue.
    Ah! En mi blog solo temgo comentarios cuando el escrito va de alguna anéctoda personal en plan columna de diario. Temas médicos jamás...y queda muy claro que vamos de acupuntura y medicina. Ommmm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por mi condición doble de psiquiatra y escritora, comparto doblemente lo que me comentas. Aunque mi blog está enfocado, sobre todo, a mi vertiente de escritora, compruebo como algunos temas que yo considera relevantes y me ha costado escribirlos se mueren de pena sin visitas ni comentarios. Luego los tengo que tienen muchas visitas (salen ser los personales ) pero nadie comenta y luego los que tocan algún tema conflictivo y en esos, a veces, se conjuntan visitas y comentarios. Este mundo virtual es muy peculiar y solos algunos son tocados con la varita mágica. Gracias, Marga, por venir has mi casa desde ahora la tuya, también. Un abrazo

      Eliminar
  13. ¡Hola! Mucha gente se escuda en la saturación de medios y en la comodidad derivada de la ley del mínimo esfuerzo. Es como manifestarse desde el sofá.
    Yo llevo tiempo luchando contra mí por esto mismo, ya que había pasado de comentar a lanzar un megusta como respuesta, y eso no aporta nada.
    No puedo estar más de acuerdo contigo.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo también lucho contra eso, porque es verdad que tendemos a la ley del mínimo esfuerzo, pero entonces para qué estamos aquí. Gracias por venir a comenta. Bienvenido.

      Eliminar
  14. Las redes sociales por un lado te comunica o te hace saber sobre personas que apenas o nunca ves y te hace tener un mínimo de contacto con ellas, por otro lado te permite que personas que no conozcas y que no te conocían empiecen a leerte e interesarse y luego esta la parte más fea (creo) que es que todo se quede con tus amigos (en una amplia visión de la palabra, conocidos e íntimos) en un simple clic por falta de tiempo y nos conformamos con eso e incluso algunos que ya no te soportan sólo estén entre tus "amigos" por simple cotilleo (creo de ahí el que tenga más "me gusta" una foto de tu desayuno que un artículo) y por ello no te eliminen porque además ya preguntarías el porque te eliminó y para esa persona sería muy incomodo. Los "me gusta" creo que muchas veces se dan sin apenas entrar en los link, ven el título y si les gusta dan y si no, no, y sólo comentan aquellas personas que han tomado la molestia de abrir y leer. Ahora es todo tan fácil que nadie toma tiempo, en general para todo. Antes quien te quería de verdad te buscaba se veía y notaba más el interés. No se si me explico pero es lo que me ha hecho pensar al leerte, que por cierto me gusta leerte y gracias a las redes te he conocido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa, por venir hasta mi blog y coincido con tus reflexiones. Este es un mundo muy complejo que pienso no sabemos manejar. Un abrazo

      Eliminar
  15. No conocía tu blog, me ha parecido muy interesante lo que comentas. Las redes nos acercan a mucha gente, pero nos separan de tantas otras... Estamos construyendo una sociedad de la inmediatez y todo lo demás...¡no tenemos tiempo! Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se trata de tiempo, ayer lo comentaba en no sé si en TW o en FB, pero el mismo tiempo se tarda en dar un like o en poner un emoticono y es otra manera de hacer saber que nos ha interesado. Bienvenida a mi blog. Un saludo

      Eliminar
  16. Hola María José: Yo lo cierto es que hasta que no empecé a publicar libros no entré en las redes sociales (en parte porque no soy muy gregaria, y porque me preocupaban los asuntos como la privacidad, especialmente con mi profesión), y Facebook en particular nunca ha sido lo mío. Utilizo messenger para ponerme en contacto con alguna gente que he conocido desde entonces o algunos que son amigos personales pero con los que no coincido en persona tanto como quisiera, pero a menos que coincida que alguien suba un post cuando yo esté pasando por allí, sigo a tanta gente que no me entero de nada (y en Twitter es peor, aunque le echo un vistazo de vez en cuando porque es una buena forma de enterarse de qué habla la gente). Los medios sociales te comen la vida si te despistas, y para mí, no debería ser así.
    Acabo de leerme un libro de Naomi Klein 'No Is Not Enough' sobre... bueno, Trump y muchas otras cosas, y sus comentarios sobre brands y branding me han dado mucho que pensar (o me han hecho pensar aún más en lo que ya pensaba).
    Tiene que haber otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todo en esta vida es más complicado de como lo planteamos, eso lo sabemos tú y yo bien. El tiempo desde luego influye y también que no sabemos hacer buen uso de esta tecnología y esperamos más de ella. Gracias por venir. Un beso

      Eliminar
  17. Hola Maria Jose,
    no conocía tu blog y lo he descubierto vía un grupo de Facebook. Estoy de acuerdo en lo que dices. Personalmente me he dado cuenta que cuando publico o comparto algo en FB solo me llegan likes en el muro. Lo mismo en Twitter.
    Otra cosa sucede en Google+. Allí la gente suele entrar más en los blogs, leerlos y comentarlos ;)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me han contado que en Google+ es diferente, que lo grupos son más activo. Yo lo tengo un poco abandonado, a ver si tengo tiempo de retomarlo. Gracias por comentar y te espero por aquí. Besos

      Eliminar
  18. Maria José, estoy de acuerdo contigo. En Facebook la mayoría de mis amigos solo entran para un me gusta en las fotos, pero las veces que he puesto algún artículo interesante, pasan de él. He estado apunto de cerrar Facebook, pero luego me da pena el no saber nada de muchos amigos virtuales. No pasa lo mismo en Google +1, allí se comenta mis publicaciones. Tengo un grupo de muchas nacionalidades y me encuentro muy bien entre ellos. He hecho muchas amistades, algunas muy buenas. En Twitter, como siempre, es para lo q está y punto.
    Un abrazo y feliz tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo que cuentas de Google+ ha dicho Erika Marti. La verdad es que por allí casi no entro, la vida ya no me da para más, pero igual hay que trasladarse. Lo importante es que cada uno encontremos un lugar en ese ciberespacio en el que disfrutemos que de eso se trata. Gracias por comentar y perdona que no te haya contestado antes pero en toda la semana he podio estar por aquí. Un beso.

      Eliminar
  19. Perdonada estás. Disculpa tu por no darme cuenta. Al estar jubilada, vives los días de otra forma. Gracias y un beso!

    ResponderEliminar
  20. Muchos te dicen que hay que destacar entre la marabunta. Vender mejor tu producto, tu marca personal. Dedicar tiempo y esfuerzo a la promoción, a tener más seguidores, más "me gusta".
    Pero, realmente las redes virtuales siempre han sido una cortina de humo. No paseas por una calle donde sabes distinguir lo real de lo imaginado, en este espacio pocas veces encuentras a personas que son y se comportan como en su vida real.
    Pero, ¿realmente hay que estar?

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (139) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (15) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (13) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anna. (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La luna huele a lavanda (1) La mirada de Chapman (1) La señora Sthendal (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Patria (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) destrucción ejemplares (1) dolor (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) novela (1) pena (1) piratería (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com