Ir al contenido principal

Entrada número 500

El día 2 de junio de 2009 abrí este blog con idea de promocionar la novela que acababa de terminar de escribir, La caricia de Tánatos. 
Mientras me respondían las editoriales me interesaba darme a conocer. Comencé a seguir a otros blogs interesados en la literatura y en poco tiempo me encontré inmersa en un mundo desconocido para mí pero que me acogía con los brazos abiertos, en el que personas que acababa de conocer me leían, me animaban, me corregían, me enseñaban... 
Hoy escribo la entrada número 500. 
Creo que ya me conocen en este mundillo literario de las redes sociales: tengo 533 seguidores en el blog, y en el instante en que estoy escribiendo he superado las trescientas mil visitas, en concreto 300.394. En Facebook tengo 4502 amigos y en mi página de autora 1339 seguidores y en twiter he superado los 5000.
He tardado seis años en que una editorial confíe en mi novela, o más bien en mi trilogía. Parece mucho tiempo pero en realidad no lo es para este mundo literario. 
Lo importante es haberlo conseguido. 
Ediciones Versátil ha apostado por la Trilogía del Mal y la está tratando con un gusto exquisito y con un mimo especial. Prueba de ello es la portada que en primicia os presento. 
Creo que no puede haber mejor homenaje que dedicarle la entrada número 500 de un blog que se creó precisamente para dar a conocer esta novela. 
En septiembre estará en las librerías y entonces seréis vosotros los que tendréis la última palabra.


Comentarios

Mayte Esteban ha dicho que…
Que gusto ver que has conseguido al fin que esta novela tenga lo que se merece. Además, esa portada es genial, María José, espero que muchos más lectores se acerquen a ella porque merece la pena de verdad.

Mucha suerte!!
Almudena Gutierrez ha dicho que…
Te mereces estar entre los grandes y con esta trilogía lo vas a conseguir. Te lo deseo de corazón :)
El Demiurgo de Hurlingham ha dicho que…
Te felicito y por 500 entradas más.
Montserrat Sala ha dicho que…
Te felicito, amiga Mª José. Seguro que tendras mucho éxito.
Guárdame un ejemplar, porque me gustaria que me lo dedicaras.
Saludos muy entrañables
Teresa ha dicho que…
¡Enhorabuena, María José! :)
Un beso.
Mercedes Gallego ha dicho que…
Se que esta trilogía dará que hablar; he leído La caricia de Tánatos y espero impaciente tenerlo en mi biblioteca firmado por ti. Te felicito de todo corazón y a la editorial también, pues han sabido valorar tu calidad.
Juan Carlos Galan ha dicho que…
Mi más sincera enhorabuena, María José. 500 entradas, más de 500 seguidores en blogger (uno más a partir de hoy mismo), más de 700 en google+ (también uno más a partir de hoy mismo) y miles en twuiter y facebook es para sentirse más que orgullosa. ¡¡Enhorabuena de nuevo!!
Yo que soy profesor de literatura siempre he dicho a mis alumnos la fortísima relación que existe entre la medicina y la literatura, que los médicos (los buenos, se entiende, claro) son auténticos humanistas, que la literatura cuenta en su haber con una lista importante de médicos escritores (Pío Baroja, Luis Martín Santos, Gregorio Marañón, Vallejo Nájera, josé Luis pinillos, Felipe Trigo y un larguísimo etcétera). A esta lista a partir de hoy incorporaré a Maria José Moreno.
Un abrazo

PD.- Te invito a que visites mi blog y si lo consideras de tu agrado lo incorpores a los que sigues habitualmente

Entradas populares de este blog

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …

Este jueves un relato: Un giro inesperado

Mi vida no es vida desde que Lola se marchó una mañana muy temprano, antes de que saliera el sol, o como yo le decía cuando madrugábamos, antes de que pusieran las calles. Mi existencia es un caos. No voy a trabajar, no duermo, he perdido el apetito, ni siquiera me apetece ver los partidos de fútbol con los que tanto disfrutaba. Paso todo el día pegado al cristal de la ventana, esperando como un tonto a que ella regrese. Cada dos por tres, vuelvo a repasar nuestros diez años juntos. Pienso en los paseos que dimos o en los viajes que hicimos, las comidas compartidas, los ratos de juego, la cama... ahora tan vacía. Me sumerjo en un mundo de nostalgia del que a duras penas salgo, para dirigirme de nuevo hacia la ventana. No sé que será de mí. Hoy se cumplen dos meses desde que Lola se fue y no sé cómo rehacer mi vida. Un ruido en la puerta me saca de mi ensimismado y repetitivo monólogo interior. El corazón me brinca tanto en el pecho que creo que me puede estar dando un infarto. ¿Y s…

Mi nieto cumple 2 años

Han pasado 365 días en un soplo.  Casi no me he dado cuenta y Alberto cumple hoy su segundo año de vida.  Acabo de releer la entrada que hice para felicitarle en su primer año y terminaba diciendo que Alberto era «todo un personaje». Hoy puedo afirmar que así es.  Un año en el desarrollo de un niño, a esta edad, es muchísimo tiempo y este segundo año se caracteriza porque la bipedestación les hace dejar de ser bebés. Se hacen mayores. Por un lado te gusta porque la interacción con ellos es tremenda, por otro te da penilla que dejen esa etapa de dependencia total.

El telefonillo de la puerta de la calle suena y cuando miro por la pantalla veo su cara con una gran sonrisa y con sus bracitos empujando la puerta. «abrir, abrir».  La alegría  llega a casa.  Sale del ascensor como un caballito desbocado nervioso porque no sabe dónde me va a encontrar. Cuando me ve me abraza y me dice «hola, yaya» o sale huyendo para que vaya corriendo tras él y cuando lo pillo y lo alzo ríe a carcajadas. Supongo …