Ir al contenido principal

Paseando con... Almudena Navarro




Hoy paseo con Almudena Navarro. Tuve ocasión de conocerla personalmente en mayo de 2013 con motivo del acto que celebró Amazon en la Feria del libro en Madrid. Ella fue una de las ganadoras del premio speed dating de  KDP Amazon por la novela que ha publicado  este verano "La Alejandría Olvidada" que tuvo y sigue teniendo muchas ventas. Cuando Josep Capsir y yo misma la escuchamos hablar de esta novela no tuvimos duda que era la merecedora del premio. 

Un agradable encuentro (madrid junio 2013) en el que nos desvirtualizamos muchos escritores que ahora son un referente en el panorama literarario español

Paseamos con Almudena por Valencia donde ella vive con su familia, escribe y prepara unas oposiciones;  hemos ido hasta su parque preferido donde hay una escultura de una tortuga roja gigante. Me cuenta que se ha criado jugando en esa tortuga y que sentada en ella se hizo las fotografías que acompañaron a su primera novela 
(un poquito se ve de ella en la foto que encabeza el paseo)

Comenzamos nuestra charla preguntándole que se defina:  

¿Quién es Almudena Navarro?
Nadie importante. Una persona más, con sueños y objetivos, orientada hacía el aprendizaje y la mejora constante. Ama de casa, madre, opositora e imaginadora.

¿Té, café o chocolate para desayunar? 
Tengo la tensión muy baja, me encanta dormir, así que café, por necesidad, pero prefiero en Cola Cao.

¿Recordar o soñar? 
Ambas, ¿no son lo mismo?. Tengo la impresión de que algunos recuerdos son sueños; y algunos sueños, recuerdos. Me gusta recordar los buenos momentos, los cotidianos, y eso se ve reflejado en mi novela La Alcoba Escondida. Pero creo que es mucho mejor soñar, anclarse en el pasado es demasiado estático y encorsetado.  

¿Una figura importante en tu infancia? ¿por qué?
Mi abuela materna, me sentía muy unida a ella. Era una mujer con un porte especial, con un “saber estar” contundente. Provengo de una familia con mujeres con mucho carácter, y yo reconozco que en ese sentido soy de perfil bajo. También hecho mucho de menos a mi abuela paterna, era una mujer sencilla y alegre, de costumbres fijas, con la que tengo más en común. Me gusta cocinar sus recetas exactamente igual que lo hacía ella, de ella he heredado el gusto por la gastronomía manchega.
(Ahora me explico el lugar escogido para su novela La alcoba escondida)

¿A qué país te gustaría viajar? 
He viajado mucho, lo reconozco. Pero supongo que nunca es suficiente, me encantaría conocer Asía: Laos, Camboya y Vietnan.

¿Cómo es un día cualquiera para Almudena?
Despierto a mis hijas, las visto para ir al cole, les doy el desayuno… Repaso que lleven todo en la mochila, incluído el almuerzo. Y cuando me quedo sola repaso toda la prensa nacional. Más que una costumbre es una manía, todos los días y en este orden: El Confidencial, EL Mundo, El País, Las Provincias y el Levante. Despues de eso antes me ponía a escribir, ahora me pongo a estudiar porque estoy opositando. Ahora con tantos frentes abiertos, mi rutina diaria esta algo trastocada.

¿Soledad o bullicio? 
Nunca he sido de extremos, necesito la soledad puntualmente, pero prefiero el bullicio y las risas, especialmente las de mis hijas disfrazas de Elsa y Ana de Frozen cantando por la casa: Sueltalo, sueltalo que el frío reina ya. Me gusta la alegría.
  
¿Cuál es tu comida preferida? 
Las judías con perdíz, la tortilla de patata, las berenjenas en todas sus variantes… Me gusta mucho la cocina española.
  
¿Te gustan los animales? ¿Tienes mascota? 
Me encantan los perros, pero lo pasé muy mal cuando se murió mi perra, Trufa, la que tenía en casa de mis padres, era irremplazable. Ahora tengo las tortugas de mis hijas, Pin y Pon. Pero personalmente me parecen algo aburridas.. Les habló, les chillo, les canto, les meto cosas en el tanque; pero nada, ni se inmutan. Soy peor que mis hijas, que despues del primer día, las han ignorado descaradamente.
(Las tortugas deben ser bastante aburridas ;-)
  
Una canción: 
“Ain´t no mountain high enough” / Marvin Gaye y Tammi Terrell. Y me encanta la banda sonora del Hobbit: I see fire / Ed Sheeran




Una película: 
No me decido o Lo que el Viento se llevó o La Guerra de las Galaxias. Jajaja… Igualitas…

Un libro: 
La Judía de Toledo de Lion Feuchtwanger.






¿Cuántas horas necesitas dormir para encontrarte bien? 
Soy feliz durmiendo, así que 8 mínimo, 9 lo idóneo y 10 de lujo.

¿Crees en el amor a primera vista? 
Sí, pero no suele ser una buena idea. No se quiere de verdad a alguien hasta que no se le conoce bien. El amor verdadero incluye manías e imperfecciones.

¿Qué importancia das a la familia? 
Toda, mi familia es mi fuente de felicidad. Yo soy mi familia.

¿Qué es para ti la amistad? 
La amistad es algo que no se rompe por el tiempo, ni por discusiones. Es algo eterno y desinteresado.

¿Tienes muchos amigos o muchos conocidos? 
Doy gracias todos los días por conservar a mis amigas de siempre, las que tenía cuando tenía 5 años. Son mis amigas del colegio, me conocen mejor que nadie. Es una amistad indestructible, toda la vida juntas.

¿Cómo llegaste a las redes sociales, facebook, twiter…? 
Soy una buena lectora, me compré un kindle y leí a Antonia Romero, Blanca Miosi y a Mercedes Pinto. Me encantó y decidí seguirlas (como lectora y como escritora). Tenía ya el borrador de La Papeleta en Blanco escrito. Las admiraba y admiro.
(Almudena fue de las primeras escritoras con la que traté en las red)

¿Quién o cómo te aficionaste a escribir? 
Siempre lo he hecho. Para mi escribir es como comer, dormir, o ducharme, no supone esfuerzo alguno. Reside dentro de mí.

¿Libro en papel o lector de ebook? 
Era firme defensora del papel… jaja. Ahora no puedo vivir sin mi Kindle. ¿Has probado a leer a Ken Follet o Posteguillo en la cama en papel? Una pesadilla. Tienes que cambiar de postura cada diez minutos, al final te duele la espalda.
(Lleva toda la razón, a mi me está pasando con Secretos del Arenal de Felix G. Modroño y eso que no es demasiado pesado pero no encuentro la postura)

Cómo escritora dinos ¿cuántos libros has publicado? 
Dos, he publicado dos. La Alcoba Escondida (antes, La Papeleta en Blanco), con la Editorial Roca y ahora La Alejandría Olvidada, en Amazon.

¿Qué genero es tu preferido, en el que te siente más cómodo?
¿Cómodo o fácil? Me siento más yo con la novela costumbrista, pero es algo que me lleva más tiempo, que es más dificil… forma de hablar, expresiones coloquiales de la época. Me resulta más fácil escribir novelas como La Alejandría, que a pesar de llevar tambíen una gran labor de documentación, no supone años de mi vida.

¿Lees mucho? 
Demasiado. Desde los doce años. Más de cien libros al año cuando adquirí soltura en la adolescencia. Mi padre tuvo que racionarme la compra de libros, porque iba arruinarle, y eso que cogía todas las semanas un libro de la biblioteca del colegio, en Francés o en Castellano. Intento leer en los dos idiomas, pero reconozco que últimamente leo más en Castellano.

¿Cuál es tu momento del día preferido para leer? 
Antes de apagar la luz, en la cama.

¿Qué te aporta el contacto tan directo que mantienes con tus lectores y con otros escritores? 
Me siento parte de un todo. En mi entorno intento no hablar mucho de mis libros, lo básico e indespensable. Hay un post de Marta Querol en el que explica bastante bien este tema. Con vosotros, mis compañeros, puedo hablar y profundizar sobre ello. Mostras mis inquietudes, resolver dudas, ayudar a los demás…
(Suele ocurrir con frecuencia...)

Una pregunta comprometida jajaja: ¿Qué opinas de los autores independientes?
Me sorprenden con su valentía. La gente cree que es fácil publicar en Amazon, que cuelgas la novela y ya está. No es así, ser indie es valentía en estado puro, arrojo y riesgo. Es ser emprendedores, es ser soñadores, es no tener miedos ni límites. Me gustan los indies, me siento indie.

¿Algún secreto inconfesable que quieras contarnos?
Soy bajita… (risas) Me gusta demasiado comer en Mac Donald´s, Burguer King, pero lo disimulo un poco para que mis hijas no adquieran ese hábito. Yo me como un Big Mac a escondidas, y a las pobres les doy leche de Avena para desyunar... Pero no surte efecto, dignas hijas de su madre. (risas)


Hace unos días estuvo en las instalaciones de Amazon donde se llevó a cabo el programa de radio La Ventana dedicado a emprendedores en el mundo editorial y empresarial.


Ha sido un agradable paseo con esta encantadora persona y excelente escritora. Me despido con pena, como siempre, y con el deseo de un reencuentro cercano. Si queréis saber mas de ella os dejo sus enlaces.
Página en Amazon
Página en Facebook
Entrevista en el programa de Cadena Ser La ventana

Entradas populares de este blog

¿Qué sucede cuando el ˝me gusta˝ sustituye al comentario?

Hace mucho tiempo comenté, en este mismo blog, que entrar en la redes sociales era como salir de paseo por tu ciudad. Cuando lo haces, vas a cruzarte con distintos tipos de personas: los desconocidos, con los que no interacciones, pasas a su lado sin inmutarte, sin mirarlos siquiera y sin sentir curiosidad por lo que son y representan; los conocidos, a los que saludas con un gesto de la mano, de la cabeza, con un adiós; los enemigos,  de los que huyes para no entrar en enfrentamiento y los amigos en su más amplio sentido, desde los amigos de la infancia y juventud, a los que hace muchos años que no ves y te alegras cuando te los encuentras, departes durante un rato, le preguntas por la salud, por la familia, en dónde vive, en qué trabaja, cómo les va... y luego te olvidas de ellos, hasta tus amigos (en el amplio sentido del término) que ves a menudo y lógicamente entras en conversaciones más interesantes, que las puramente protocolarias. 
Como decía las redes presentan este mismo patró…

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…