Ir al contenido principal

Este jueves un relato: Mis jueves






-¿Por qué los jueves?

-Pues no tiene una explicación, Tésalo lo quiso así. Cuando se terminaron los sábados de Mercedes, él decidió continuar para no perder el contacto y pensó que a mitad de semana iría bien.
-¿Todos seguisteis escribiendo?
-Pues ahora no recuerdo, pero la mayoría creo que sí, aunque con el transcurrir de los años algunos nos abandonaron.
-¡Qué pena!
-Algunos de ellos continúan con su blog y otros no. Ten en cuenta que el mundo de los blogs es muy duro y efímero. Escribir todos los jueves o casi todos, sobre un tema a veces se hace complicado compatibilizarlo con las responsabilidades, deseos, actividades…de cada uno. Además en el momento en que dejas de escribir por un tiempo pierdes la comba y luego te cuesta más recuperarla.
-¿Qué pasó con Tésalo?
-Pues no sé a ciencia cierta, creo que dirigir al grupo todas las semanas le vino largo, por eso pidió ayuda. Seguro que aunque por ahora no participe nos lee todas las semanas.  Desde entonces tomó el relevo Gus y hasta hoy.
-¿Por qué jueveros?
-jajaja…Ahí me pillas. No sé de donde partió la palabra, quién comenzó a utilizarla y fabricó una imagen que nos representara. Creo que vino del otro lado del océano, pero luego se lo preguntamos a ellos y seguro que lo saben. Tienes que tener en cuenta que lo importante no es la palabra en sí, sino lo que entraña.
-¿Cómo?
-Ser JUEVERO no es sólo escribir sobre un tema, previamente elegido, y colgarlo en tu blog a ser posible el jueves, aunque hay por ahí muchos indisciplinados que lo cuelgan cuando quieren…jejeje.
-¿Entonces lo importante no es escribir bien, de forma amena, con relatos bien construídos literariamente…?
-¡Qué va! Eso lo puede hacer cualquiera; de hecho, hay magníficos blogs literarios y grupos dónde te enseñan, te corrigen, te señalan y te indican cómo hubiera quedado mejor tu relato. Esos grupos son geniales si lo que quieres es avanzar en este mundo  de la escritura.
Ser JUEVERO trasciende, en el sentir kantiano.
Ser JUEVERO es compartir, colaborar, cooperar, acompañar, ayudar, amparar, empatizar, disfrutar con las lecturas, saber leer más allá de la líneas para detectar como se encuentra esa persona, qué mensaje nos deja, hoy por mí mañana por ti, preservar, cuidar de los otros como si fueras tú mismo … lo de menos es lo que escribas y cómo lo escribas.
Ese es el alma de nuestro grupo. Lo demás viene rodado, por eso la necesidad de comprobar en vivo y en directo si lo que intuímos en el mundo virtual es así, y de ahí nuestros encuentros
-¡Vaya! Pues no sé si entonces me interesa este grupo. Yo quiero aprender, escribir una novela y por eso he comenzado por el blog.
-Ahora ya puedes escoger libremente. Es más creo que deberíamos de construir un decálogo de los que es ser JUEVERO, para los que como tú se acercan al grupo sepan dónde se meten.
-Me lo pensaré porque yo no se si podré con todo eso.
-Cuando lo decidas, aquí estamos, siempre abiertos a nuevos integrantes. Los grupos deben de tener savia nueva para que no se marchiten.
-Vale. Pues hasta otra…


-¿Y ese?
-Uno que quería entrar en el grupo…
-¿Y?
-Se lo va a pensar. Cuando le he explicado que lo importante es lo que somos y no lo que escribimos parece que no le ha interesado.
-Cómo a tantos…

Más relatos en el Daily 

Comentarios

Manuel ha dicho que…
que nivel... en griego.
¿Vero, no me habras colado un virus griego y por eso me sale el texto asi? jajajajajaja
Any ha dicho que…
Jaaaaaaaaaaaa me muero!!! No entiendo ni medio pero me encantó, me atraganté de la risa con el mate jajajajja!
Voy a empezar a estudiar griego ...

Besoooooossssss
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
Vaya María José, ahora en griego, jejeje, me encanta el párrafo siete (ni idea) Se pondrán de moda los jueves multilíngües, el próximo lo escribo en galego, latín o en catalán.
Dedicado a Vero, ella nos traduce.
Besito, pillina juevera.
Juji ha dicho que…
Buen guiño, sí señora, lo he pasado a un simple Arial para leerlo :)
"-¿Y ese?
-Uno que quería entrar en el grupo…
-¿Y?
-Se lo va a pensar. Cuando le he explicado que lo importante es lo que somos y no lo que escribimos parece que no le ha interesado.
-Cómo a tantos…"
Geniallllllllllllllllllllllllllll
Besitos.
Natàlia Tàrraco ha dicho que…
jejeje, gracias JUJI, pillé el invento nada más ponerme donde debería ir la palabra Daily que está en rojo griego...pilla redomada, María José, te esmeraste compañera, gran idea.
Al final pones el colofón:
"Ser JUEVERO es compartir, colaborar, cooperar, acompañar, ayudar, amparar, empatizar, disfrutar con las lecturas, saber leer más allá de la líneas para detectar como se encuentra esa persona, qué mensaje nos deja, hoy por mí mañana por ti, preservar, cuidar de los otros como si fueras tú mismo … lo de menos es lo que escribas y cómo lo escribas...et"

Ni más ni menos, sea en papue o en bieloruso. Besito juevero.
rosa_desastre ha dicho que…
Debe ser interesantiiiiiiiiiisimo Mª Jose, pero por mas que paseo la vista por las letras griegas, no soy capaz unirlas ajajaja. ¿cuando comenzamos las clases?
Un besazo
San ha dicho que…
Mª José voy a copiar y pegar, cuando me pregunten que es ser juevero!zas! lo saco y que lo lean, ni media palabra añado. Desde luego así son estos jueveros.
Besos muuuuuuuchos.
Encarni ha dicho que…
No sé si tu blog tiene traducción espontánea o la cosa se ha arreglado, porque he llegado y te he leído en un claro español, y oye, me he enteramo muy bien de lo que es ser JUEVERO, que antes lo intuía, pero ya lo sé, y lo he comprobado personalmente, algo de lo que estoy muy contenta.

Un abrazo fuerte.
Ardilla Roja ha dicho que…
Hola Maria José

Es duro mantener viva la chispa todas las semanas. Que me lo digan a mí! a muchos jueveros ni los conozco. Pero es así, la pendiente se vuelve cada vez mas inclinada y al final te dejas vencer. Tranquila, no sé griego, los duendes de la red estuvieron jugando con tu blog, seguro.

Espero no desaparecer durante tanto tiempo.
Un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
Debo de ser uno de los pocos que consigue leerte sin traducción simultanea. Un poco despistadillo llegaba a la reunión juevera el interesado en ella. Una vez aclarados los términos, el interés decreció hasta el punto del "no retorno". Aparentemente simple, no es pequeño el compromiso que uno adquiere consigo mismo (los demás nada imponen), al adherirse a esta reunión de amigos aficionados a la literatura.
Un fuerte abrazo.
José Vte. ha dicho que…
Parece que ya no hace falta la traducción simultanea que dicen por ahí arriba, ahora se lee en castellano alto y claro, como todo lo que en el magnífico texto explicas y con el que me siento totalmente identificado. Por eso me siento juevero.

Un abrazo fuerte, juevera.
Any ha dicho que…
Menos mal! Ya le estaba por chiflar a Vero para que me ayudara! ajjajaj!
Te hizo un reportaje el fulano ese ... yo creo que finalmente lo pensará y se quedará, es cuestión de que pruebe un par de veces. Lo mejor de este grupo es la libertad que tiene y la buena onda. Pocos pueden resistirse a eso.
Creo que lo de "jueveros" vino del Uruguay ... pero no estoy segura, no quiero meter la pata. Es rara la palabra, creo que el único día que toma esa forma es el domingo no? (dominguero), los otros días no me suenan. Fue una idea muy original sin dudas.
Adhiero al decálogo propuesto
un beso
Matices ha dicho que…
Creo que ya si... Mª José que manera de tenernos en ascuas, pues la verdad yo lo veo como tú, puede que seamos más un grupo con mucha empatía, pero detrás hay más creo que hay un puñado de estupendas personas, no puede ser de otra manera. Ser juevero es como lo has descrito, no hay más...

Besos
Por cierto, se me olvidaba...
Στρατιώτης αποχαιρετά το γιο, έχει μια χαρά να μοιραστώ μαζί σας αυτές τις ημέρες
Teresa Oteo ha dicho que…
Ay!! madrijuevera, es que hay algunos que no se enteran mucho, pero tú se lo explicas en griego si hace falta que para eso eres muy leida y muy escribida y lo van pillando.
Qué bonito es ser juevera!!
Un besazo enorme
Alfredo Cot ha dicho que…
Genial, Mª José. Contundente y definitivo.
Yo tampoco lo tenía claro, pero visto así me gusta mucho más.
Hoy, después de leerte, quiero ser más juevero todavía.
Besos.
Alfredo
Leonor ha dicho que…
Pues queda claro...ya sabemos que este grupo va más allá de las palabras unidas con mayor o menos acierto. Yo me quedo aquí mientras pueda.
Un beso.
Boris Estebitan ha dicho que…
Hola, que tengas un excelente fin de semana, ha sido un placer leer tu blog, es excelente. Te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un poema mío titulado “Muy tarde como para tomar acción”, es un poema sobre un amor que no pudo hacerse realidad.
Carmen Andújar ha dicho que…
Eatá claro que has definido muy bien lo que es ser juevero, lo que escribimos si, pero sobre todo lo que somos.
Un abrazo
mar... ha dicho que…
Pobrecito, seguro que cuando ha leído lo que significa ser juevero se le ha hecho un poco grande. Menos mal que yo llevo aquí desde el principio y ya lo tengo asumido, jejeje.
Este jueves ha sido especial por ver como todos hemos transmitido básicamente lo mismo, lo importante no son las palabras puestas con más o menos acierto, sino lo que expresan.
Un beso
CAS ha dicho que…
Un lugar de encuentro, eso son los jueves. Fuiste adivina o intencionada, pero lo lograste, en tu cabecera está resumida la esencia el jueves. Tu relato, que por suerte apareció y traducido a varios idiomas, está esa carita dulce con ojos muy sagaces, de esos que saben bien y llevan mucha información al corazón, el resto es necesario solo para la profesión.

Un beso enorme, mi arma!!!! y brindo por más abrazos en vivo y en directo!
CAS ha dicho que…
me comí muchas palabras en el comentario...sera que es la hora del desayuno y yo acá escribiendo... pero tú me entiendes, verdad?

besossssss

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …