jueves, 22 de marzo de 2012

Este jueves un relato: Déjà vu


La sala de espera era amplia, luminosa. Rebeca se sentó en un  cómodo sillón que ocupaba una de las esquinas, alejada del resto de pacientes.  Sus ojos recalaron en un cuadro colgado en la pared, frente a ella. Un vasto campo pintado a la acuarela en tonos azulverdosos salpicado de lo que parecían pequeñas manchas de sangre; al fondo una casa blanca, escoltada por dos altos árboles de frondosa copa que proporcionaban   sombra a lo que parecía un rústico banco de madera situado a sus pies. Un golpeteo en su cabeza; extrañeza y  sorpresa al mismo tiempo. Ella conocía aquel  lugar.
Se levantó para observarlo con detenimiento. Esa casa, esos árboles, ese banco…ella había estado sentada  allí mismo. Recordaba a la perfección ese campo de amapolas.
--Cuando quiera puede pasar  --le dijo la enfermera.
Se encamino por el pasillo tras ella. Su retina aún conservaba la vivacidad de los colores del paisaje confundida con la sensación del déjà vu. No era la primera vez que le sucedía.  Durante años se había presentado de manera ocasional, confundido entre otras manifestaciones  que la perturbaban aún más. Ser capaz de leer la mente de otras personas suponía un problema infinitamente más grave que tener la impresión de haber estado en lugares que no tenía porqué conocer.  En su necesidad de encontrar explicación había recurrido a todos los medios a su alcance. Videntes, echadoras de cartas  parapsicólogos…embaucadores, al fin y al cabo, que no le habían preoprocionado  ninguna mejoría. Por temor a que le diagnosticaran locura, había retrasado su visita al médico.
Una mujer alta, con bata blanca, se le acercó, la saludó y le dijo que se sentara. Rebeca  sonrió.
--¡Hola! ¿Cómo estás? –dijo  Rebeca.
--¿Nos conocemos? –preguntó la doctora extrañada por la famliaridad.
--Claro, ya he estado en esta consulta otras veces.
La doctora, no respondió. Rebeca era una paciente nueva que le habían derivado de psiquiatría a su consulta de neurología.  Se sentó. Tras respirar hondo,  tragó saliva, intentando calmarse; por muchos años que llevara ejerciendo su profesión le seguía resultando muy  doloroso tener que comunicar malas noticias.
Más en el blog de Carmen

38 comentarios:

  1. Malas nuevas...¿la doctora a la paciente o viceversa?
    En ese paisaje ya estuvo, lástima las gotas de sangre, lástima de haber estado o haberlo soñado.
    Relato intenso que señala una profesión, una carga a veces, para las dos.
    Besitos muchos y felicidades por la publicación, suerte amiga.

    ResponderEliminar
  2. Te iba a decir que me parecía haber reconocido el paisaje del cuadro...pero no!, mejor me contengo y me lo callo, no sea que también a mí me den ese tipo de malas noticias!...o peor aún, me encierren sin más explicaciones jejejeje

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para encerrarte haria falta mucho mas, no ves que yo sigo aquí...jajaja

      Eliminar
  3. Una experiencias angustiosas esas de creer y de ver, de sentir y presentir para el que las vive y para quien las trata.
    Intensa esta consulta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se habla mucho de la angustia del enfermo, pero el medico tb la sufre

      Eliminar
  4. Igual era la doctora la que tenía alzheimer... o se sentía doctora y era la paciente??

    Muy bueno ese par de conceptos compementarios.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que mas quisiera eso la doctora, la noticia no iba por ese lado

      Eliminar
  5. Curioso esto del dejà vu, saber al detalle el lugar donde te encuentras sin haber estado nunca; aunque en este caso el final es algo misterioso con la respuesta de la doctora.
    Felicidades por tu libro
    Un abrazo
    Carmen

    ResponderEliminar
  6. Debe ser dificil ser frontera entre la locura y la cordura, ser el hilo que zurce los girones de otra realidad.
    ¿Nos conocemos?
    (Será en junio, si dios quiere)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero sue sea asi y en Junio disfrutar de tu compañía

      Eliminar
  7. Soy de la opinión de que no se puede contar todo, algunas cosas deben quedar solo para nosotras mismas. Luego vienen los mal entendidos y pá el hospital sicriatico.

    Muy bueno doctora.


    Besos...besos...besos?

    ResponderEliminar
  8. supongo que en cierta manera este texto te habrá resultado "fácil"...lo que no creo que te haya resultado fácil o, al menos, considero que el vuelco que le das al final del breve texto es muy bueno, es esto, el final...
    por que sí, bien hablado dle deja vu ese de los cataplines...pero, al instante, dejas de lado a la paciente para centrarte en la doctora...no hablas simplemente del deja vu...hablas de la gente que afronta como profesional este tipo de casos...y he ahí lo bueno de tu texto: el otro personaje, ese personaje en segunda visión, a un lado, que, al final, cobra, diría yo, todo el protagonismo...y aquí, repito, resido lo bueno de tu texto...
    medio beso, de las morenas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien captado mi mensaje. Ahí quería llevaros.

      Eliminar
  9. Dèjá vu es un episodio transitorio, aislado, que a veces nos asalta y nos sorprende. Cuando ese episodio deja de ser anecdótico y se convierte en norma, lamentablemente hablamos de otra cosa. Del otro lado, el profesional que tiene que tratar lo que no es ni mucho menos un episodio aislado sino una enfermedad mental, intuyo que no termina de acostumbrarse, que su humanidad hace que le resulte muy duro a veces el ejercicio de su profesión.
    Nos vemos pronto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Relato muy descriptivo tanto de como se siente el que "sufre" un dejá vu como la situacion del que tiene que darle forma real cuando esta sensacion se asienta de forma constante. No es extraño que tenga que tragar saliva y respirar hondo para acometer su mision.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu de esto también sabes un poco por tu propia experiencia. Besos

      Eliminar
  11. relato muy detallado y descriptivo que me ha hecho pensar y sentir que es muy real

    ResponderEliminar
  12. Perdón por la tardanza en comentar, ¡pensaba que ya lo había leído! de hecho creo que he tenido un pequeño déjà vu, pero me parece que lo que ha sucedido es que comencé a leerlo y tuve que dejarlo a medias para ir a un sitio. En fin, que me ha gustado mucho tu déjà vu, aunque me da penilla de la paciente, esas cosas no son nada agradables y la pobre se sentía un poco bicho raro por así decirlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Crisitina, a todos nos pasa igual. Besos

      Eliminar
  13. Estoy cambiando el comentario desde que me puse a escribirlo, lo he pasado a interpretar como el estado de esas personas que están convencidas de saberlo todo.
    Me encanta, me ha dado para pensar.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno espero que ademas de pensar te haya hecho pasar un buen rato.

      Eliminar
  14. Supongo que la doctora comprende ese tipo de trastorno temporal que dura segundos, pero que hace que nos sintamos commo si ya hubieramos vivido eso antes. Es curioso este fenómeno. Y el final es abierto que induce a pensar que respuesta dará.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Supongo que la doctora comprende ese tipo de trastorno temporal que dura segundos, pero que hace que nos sintamos commo si ya hubieramos vivido eso antes. Es curioso este fenómeno. Y el final es abierto que induce a pensar que respuesta dará.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le va a decir que tiene un tumor cerebral, fijare qué noticia

      Eliminar
  16. Excelente relato, primero visto desde el lado de la paciente que sufre alguna alteración neurológica y en parte le cuesta asumirlo. Del otro lado la sensación de la doctora que tiene que anunciarle al paciente algo que no es agradable. Me quedo con la intriga de lo que será ese anuncio, pero me deja pensando y eso me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola María José, el deja vú que aquí compartes tiene un trasfondo tal vez inexplicable para la paciente pero para la doctora comprensible si se trata de una dolencia. No deja de ser inquietante la sensación de sentir estar repitiendo situaciones de este tipo.
    Un gusto leerte, gracias por tu comentario en mi blog, te dejo un beso y espero seguir compartiendo nuevos jueves de relatos.
    Jime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias poquita por venir a mi lugar de encuentro

      Eliminar
  18. ufff... una mala noticia para dar... deja vu total!!! excelente amiga! me encanta el relato! un beso!

    ResponderEliminar
  19. Guauuuuu, ya tenía yo ganas de llegar aquí a ver que nos contaba nuestra amiga la psiquiatra del dejá vu...¿visión? ¿Premonición? ¿Psicosis? o ¿tumor cerebral?...
    Me ha encantado tu visión desde el otro lado de la mesa, creo que el dejá vu de forma ocasional, es algo que todos en uno u otro momento hemos vivido pero que cuando se convierte en una constante…la cosa es de preocupar, algo ahí arriba, en lo que nos rige…no anda bien.
    Sobre todo amiga muy bien descrito y escrito como era de esperar. Un beso grandote, que yo también estoy ansiosa de verte.

    ResponderEliminar
  20. Me alegro de verte por aqui de nuevo, o será un deja vu...jajaja

    ResponderEliminar
  21. Lo primero, pedirte perdón por llegar tan tarde,
    Lo segundo, felicidades!!! por ese nuevo libro, que en cuanto pueda voy a disfrutar leyendo,
    Tu déjá vu, es complicado, l@s medic@s cuando se encuentrar que tienen que dar una tan mala noticia, imagino que sufren, por ell@s, pero sobre todo , por el paciente,creo que a un médico de vocación le tiene que resultar frustrante, no poder hacer nada para aliviar esos momentos...Me gusto mucho....Besos Lucia.

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (138) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (14) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (13) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anna. (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La luna huele a lavanda (1) La mirada de Chapman (1) La señora Sthendal (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Patria (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) novela (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com