Ir al contenido principal

Halloblogween 2011


Zombiblogs 2ª parte

La noche era  negra, muy negra. El Campo Santo, una fiesta. Las almas se agitaban nerviosas de un lado a otro  cotilleando de sus cosas después de trescientos sesenta y cinco días sin hablar; las brujas volaban en sus escobas y los fantasmas ululaban asustando a los zombis que bailan con movimientos  artrósicos.
Los zombiblogs, muy serios, reunidos, como cada año alrededor de la tumba del hechicero y maestro, el ilustrísimo escritor don Anselmo Reyes Candau que los condenó a vagar eternamente de blog en blog por no publicar una novela en vida. 
—¿Cómo te ha ido este año? —pregunta Xavier a Marta.
—De puta pena, no veas los problemas que he tenido con blogger. No me dejaba actualizar el blog y además no podía comentar en los de mis seguidores.
—Yo me pasé a Wordpress, y he abierto cuatro más.
—¿Cuatro más? Pues vaya, lo tuyo si que es maldición. A mí con uno me basta y me sobra —responde Marta.
—Oye, ¿dónde está David? No se le ve por aquí.
—¿No te enteraste, Xavier ?...jajaja, menos blogs y más información…
—¿Qué le pasó?
—Publicó una novela
—¿Cómo?
—Cómo te cuento. Harto de vagar por los blogs, puso una novela que había escrito y que nunca le publicaron en descarga directa gratuita en la red. Ya lleva casi cinco mil descargas…
—¡Joder! Los hay con suerte. Y, ¿así se librará de la maldición que cae sobre nosotros?
—Por lo pronto dice que ya no es un zombiblogs sino un zombiepub
—Jajeje… un zombiepub, ¡está chulo ese nombre! Pero, ¿dónde está hoy?
—No quiere saber nada más del maestro Anselmo y se ha ido a reunirse con los ipadictos a la tumba de Steve Jobs.
—¡Oh, oh! Pues vaya, no sale de una cuando se mete en otra peor.

Jajaja… rieron al compás. La tierra tembló y los murciélagos revolotearon por encima de sus cabeza.


Más historias de Halloween en el blog de Teresa

Mi contribución fotográfica de esta semana sobre el tema de Halloween

Comentarios

Leonor Montañés Beltrán ha dicho que…
¡Qué bueno! Todos tenemos los mismos problemas en este mundo de los blogs.
Algunas almas han estado advirtiéndome que no pueden dejarme comentarios. Debe haber un espíritu maligno que anda paseando por la red fastidiando. Esperemos que cuando se vuelvan a sus tumbas dejen de molestar. Un beso.
Neogeminis ha dicho que…
jejejeje esta historia si que resulta espeluznante!...más de uno se verá aquí retratado!..no es mi caso porque estoy más que feliz en los blogs y eso de esperar editor...ni en is mejores sueños!...que no aspiro a semejante honor!...lo dejo para los que saben. En todo caso, sí siento de cerca ese terror de perder lo publicado y sus respectivos comentarios a causa de algún desperfecto que invada la red y todo lo borre!

En fin, no puedo ver la primer parte -me sale que se trata de una página restringida a los invitados- pero he disfrutado con la segunda y se agradece!
=)
Un abrazo.
maria jose moreno ha dicho que…
Arreglado el enlace de zombiblogs 1ª parte ;-)
Carmen Andújar ha dicho que…
Todos tenemos tantos problemas con los blogs y sus comentarios que bien parece que unos seres de ultratumba nos estén maldiciendo, esperemos que poco a poco todo se arregle.
Muy bueno y original
Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
joderse, de las morenas, tarde pero ha merecido la pena esperarte...además, con dole lectura...diríase que me has mandando al inframundo con lo dle enlace...es una muy muy buena ocurrencia..
por cierto, qué suerte que tienes, psiquiatra bonita, desde ahora ya no pertenecerás a ese mundo de zombies que andan medio como en el limbo, pues al haber PUBLICADO YA¡¡¡¡
bien, estaba ahora respondiendo a teresa...la digo que esta reunión, y por ahora he leído la mitad tan sólo, está siendo elevada de calidad y de ingenio...es una de esas reuniones que de vez en cuando se da en los jueves...sólo que acá pareciera que casi todos nos pusimos de acuerdo para destapar el tarro de las esencias...y cómo no, usted también lo destapó..
medio beso.
Anónimo ha dicho que…
Magnífica entrada en la que la tribu de los zombiblogs y la maldición que sobre ellos pesa, esta descrita magistralmente. Me gustaría saber a qué tribu zombie pertenecemos y cual es la maldición que sobre nosotros pesa,los que ni siquiera se nos pasa por la cabeza la idea de publicar una novela y que por lo tanto estamos exentos de esa maldición.
Un abrazo.
San ha dicho que…
Entretenidos estan eston zombis jejeje , estos y los muchos que van pululando por ahí. De esa maldición espero que estemos exentos, aunque algo de refilón lo palpamos.
Besitos cordobesa.
Alicia Uriarte ha dicho que…
Me tranquiliza que saber que estoy exenta de esa maldición desde que elegí solo acompañar a los que quieren publicar. Muy bien reflejado ese mundo de los zombiblogs

Saludos.
Maat ha dicho que…
Hola María José.

Has tenido una idea genial al elegir el tema de tu relato. Ha sido realmente divertido. Lo de los murciélagos me ha dado un repelús...

Un abrazote.

Maat
Sindel ha dicho que…
Jajajaja me divertí mucho con este relato, buenísimo el tema que elegiste y muy real!!! A veces los blogs parecen estar malditos.
Un abrazo.
Maria Liberona ha dicho que…
jajajajaja ... me has hecho reir mucho jajjaja que divertido , muy entretenido y original e imaginativo el relato , la verdad los zombies si van con el mundo actual y su ténologia eeee no lo crees?
me ha encantadoooo realmente un gusto y un gran agrado leerte...
Juan Carlos ha dicho que…
Bueno, bueno. Y si encuaderno mis cuentos favoritos me libro de la maldición? Jaja.
Divertidas e ingeniosas entradas, tanto la 1 como la 2.
Muchos besos, amiga.
Laura Nuno ha dicho que…
Vaya, parece que los problemas cotidianos traspasan el umbral entre vivos y muertos.
Muy buen relato. Divertido y ameno. Pero imaginarte a zombies "blogueando" te da no se qué.
besines;

Laura Nuño
Teresa Cameselle ha dicho que…
¡Plas, plas, plas! Te aplaudo desde mi Macbook, con mi hija al lado jugando con su Ipad, y leo tu relato por una convocatoria hecha en mi blog, por suerte ya he publicado dos novelas ¿significa que no me volveré zombieblog en el futuro? Eso espero, jajaja, macabra la referencia a Steve Jobs, la tomo como un homenaje.
Gracias por participar ¡
Celia ha dicho que…
Buenísima tu entrada. Ya decía yo... pero, has llegado y además con muy buen relato.
Amiga... que muy bien y que me alegra verte por aquí.
Besinos
alfredo ha dicho que…
Divertido por la parte que nos toca. Y a la vez amenazante, me andaré con mucho cuidado de no publicar nunca nada, que haga peligrar mi estabilidad zombibloguera.

A un retrato de este tipo, no hay que hacerle ascos, algún día nos puede suceder a nosotros... es todo tan mágico y misteriorso.

Besos
don vito andolina ha dicho que…
Hola,preciosas letras van desnudando la integral y pura belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos en verso..
Luis Bernardo Rodríguez ha dicho que…
Me causó mucha gracia. Me asustó un poco tu visión de un blogger. Excelente humor, saludos desde Uruguay
Ceci ha dicho que…
Muy buenos los relatos Ma. José! me gustó por lo original de la maldición zombiblogera, y la perfecta continuidad entre uno y otro. Quien diría, a mas de un año entre uno y otro ya hay un zombibloger menos, y un espectro adicionado, un steve jobs con cama adentro en el campo santo!!
Abrazo
Manuel ha dicho que…
jajajaja, muy buena esa continuación de la tradición, siempre hay que buscar alternativas aunque sean dignas de zombies.
un beso, MJ
Liwk ha dicho que…
Muy original, creo que captaste la esencia del Halloblogween perfectamente. Me has hecho soltar la carcajada.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …