viernes, 29 de octubre de 2010

HALLOBLOGWEEN


HISTORIAS PARA NO DORMIR

Rachel no creía en fantasmas, ni en zombis, ni en brujas, ni en vampiros, ni en hombres lobos…o cualquiera de esas criaturas entre mágicas y sanguinarias que van por el mundo intentando fastidiar lo más posible a los mortales humanos.
Rachel se mofaba del miedo de los demás y disfrutaba con las películas de terror.

Rachel no creía hasta que sucedió aquel trágico suceso que le cambió la vida para siempre.

El desencadenante fue una película, Pesadilla en Elm Street, que había visto en casa de una amiga protagonizada por el horripilante Freddy Krueger, que nace en las pesadillas de los niños y adolescentes para asesinarlos, teniendo así sus actos repercusión en la vida real. Nada más salir en pantalla con su caracterización física: un rostro desfigurado, un sombrero ajado, un jersey de rayas verdes y rojas y un guante de cuchillas que él mismo ha elaborado, su amiga Alice comenzó a chillar, lo que hace siempre, mientras Jodi se tapaba los ojos con un cojín. El resto se arrebujaban unas con otras y Rachel las contemplaba asombrada de que aquella pantomima les produjera tanto espanto. Al fin y al cabo era una película y en la realidad no ocurren esas cosas, se decía. ¿Cómo se podían asustar de algo que sólo existía en la sádica y horrenda mente de unos guionistas? Al concluir la película se marcharon a tomas una pizza y concluir la noche del viernes.

Al llegar a su casa, la encontró vacía. Sus padres estaban de viaje. Se duchó y después fue a la cama a leer un rato mientras regresaba su hermana, con la que compartía el dormitorio. Al poco apareció Sandra, cansada y muerta de sueño y le obligó a apagar la luz. En la oscuridad, y nunca le había ocurrido, le vino a la mente la imagen de Freddy, que rechazó con un rápido parpadeo. Entraba en el sueño, y volvió a ver su cara y ya nada más hasta que despertó. Era de madrugada y tenía una intensa sensación de ahogo, como si alguien la estuviera estrangulando. Intentó calmarse, no lo logró. Había tenido una horrible pesadilla, soñaba con Freddy. Éste se adentraba en la habitación, que reconoció por las cortinas de flores y la estantería de libros y se dirigía  hacia Sandra para matarla con sus cuchillas. Rachel quería gritar pero nada salía de su garganta, algo o alguien se la agarraba con fuerza hasta dejarla sin respiración. Veía a su hermana luchando con él, sin escape alguno, las afiladas hojas impactaban una y otra vez en su cuerpo, en la cara, y las sábanas se teñían de sangre, hasta que la dejó moribunda. Se apresuró a encender la luz y el horrendo espectáculo  que contempló superaba con creces a lo soñado. Su hermana, acuchillada, moribunda y con unos enormes ojos abiertos que encerraban el espanto de lo que le habían hecho. El color rojo de la sangre la mareaba, quería ir hasta su lado pero no podía, entonces una casi imperceptible musitación salió de los lívidos labios de Sandra: ¿Por qué lo has hecho? Entonces, bajó la vista hacia sus manos que agarraban fuertemente un cuchillo de cocina, para comprobar que tenía el camisón empapado de sangre y  de nuevo sintió que algo atenazaba su garganta, porque no se escuchaban los gritos que emitía con todas sus fuerzas.

Me culparon por un asesinato que no cometí, repite ella, muy segura.
El doctor que la atiende le explica que en su enfermedad a veces se mezcla la realidad con la fantasía y que puede ser que alguien, alguna voz, le ordenara matarla. Lo niega. Sabe que no es verdad.
Está convencida que Freddy mató a su hermana y que la castiga por no creer en él. Ahora le aterroriza dormir, nunca lo hace por la noche, y se pone el despertador cada poco tiempo, por si se duerme, para no llegar a soñar. No quiere que vuelva Freddy a sus pesadillas. Piensa que ese monstruo se ha apoderado de su mente y busca instalarse en su cuerpo.
Rachel, ahora, cree en fantasmas, en zombis, en brujas, en vampiros, en hombres lobos…o cualquiera de esas criaturas entre mágicas y sanguinarias que van por el mundo intentando fastidiar lo más posible a los mortales humanos. Con ella lo consiguieron, su vida se ha vuelto una Pesadilla en Austin State Hospital (1)


(1) Austin State Hospital:Hospital psiquiátrico del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas en Austin, Texas, Estados Unidos.

Mas pesadillas en el blog de Teresa



© MJMoreno 2010







22 comentarios:

  1. No podemos dudar de que existe Freddy, somos él, soñado, inventado en peli, pero en los cerebros en los oscuros recovecos de las neuronas, anida un Freddyyyy ¿por algo será? Hagamos examen de conciencia, mirémonos en el espejo, ¿acaso no le tenemos manía al vecino asqueroso, o al jefe o al guaperas que no nos mira?
    Acatemos las consecuencias de ser esquizofrénicos compulsivos y actuemos honestamente, según nos dicta la mente.
    Motossierras de rebajas en grandes superfícies, o afilar cuchillo jamonero, o...
    Hasta el límite hemos de llegar, sin vergüenzas, a terror límpido.

    Extraordinaria muestra que me empuja a saber quién soy y a donde voy, te lo agradezco María José y no digo comoooooo, nos vemos en noche cerrada, sin luna en la calle de...Córdoba seguro.
    Besito incisivo afilado.

    ResponderEliminar
  2. Joooooder Maria José. Mira que me gustan las películas de miedo pero las de casquería, como viernes trece o las pesadillas con Fredy, no puedo, luego sueño así que menos mal que para la noche aun queda y que mi chico no está hoy. Jejeje
    La pobre Rachel ¿es una Psicótica? o ¿realmente fué el cabrón de Fredy? Inquietante lo mires por donde lo mires. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Nos acostumbras tan bien, a tan buenos relatos, que claro, si tardas en actualizar te echamos de menos.

    Me ha venido a la memoria el hermano de uno de mis mejores amigos. Murió el año pasado atropellado (el conductor se dió a la fuga, pero la policía le pilló a los dos meses). Tenía esquizofrenia paranoide, y, para evitar sorpresas, tenían los cuchillas, tenedores, cualquier instruamento que pudiera ser peligroso bajo llave y con candados. Desde aquí, donde quiera que esté, le mando un abrazo, porque lo conocí desde que nació, y vi como se fue transformando, viviendo su "realidad", hasta el final.

    ¡Feliz fin de semana!

    Miguel

    ResponderEliminar
  4. Pobre Rachel, que horrible pesadilla ¿o fue real?. Tanto en un caso como otro ella lo vivió como real y por lo tanto así lo sintió. Un horror.

    Muy buen relato. Aunque particularmente las películas de Freddy nunca fueron me mi agrado, tu relato me ha encantado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Nunca me gustarón las películas de terror, y pagar por pasar miedo no va conmigo, pero de todas formas hay muchísima gente que les encanta, prefiero leer tu relato y espero no tener pesadillas, hoy esconderé los cuchillos y tijeras, je je je , un saludo huuuuu hhhuuuu

    ResponderEliminar
  6. A mí me encanta pasar miedo con las pelis y los relatos.
    Lo malo es después, que no puedo ir sola a ningún lugar de la casa.
    ¡Cómo somos los humanos!

    Besos brujiles.

    ResponderEliminar
  7. Somos, somos, como dice Natàlia, un poco monstruos todos. O el miedo a las penalizaciones o la cobardía nos impide ser verdaderos animales. No las normas, para nada.

    Bravo, compañera!

    Abrazo férreo con manos de hierro y uñas de acero!

    ResponderEliminar
  8. Freddy existe
    Freddy existe
    Freddy existe

    Un abrazombie para todos,
    Ramón Alcaraz (súperamigo de Freddy)

    ResponderEliminar
  9. No puedo ver una pelicula de miedo ni aunque me amarren a la silla!!!
    Pero hay realidades que aterrorizan, nunca se sabe cual es el lado afilado de los cuchillos en la mente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Querida Maria José, para mi, particularmente, lo más terrorífico de esta historia, y mucho, es la posibilidad de perder la razón y no saber si lo que viva, es real o no.

    A mi edad, tengo miedo a pocas cosas, salvo al sufrimiento o a alguna desgraciaba los míos.

    Pero perder la razón y no ser dueña de mi actos, es algo que me aterra.
    Seguramente esto se debe porque he visto a mi madre en malas condiciones psíquicas y no me quiero ver reflejada en ello.

    Así que objetivo conseguido con cum laudem.
    Me he quedao cagaíta....
    Un besito, cariño.

    ResponderEliminar
  11. hoy estuviste genial! la verdad...me encantó la historia, bien narrada y de buen terror! besitos...
    te corrijo una frase que está mal escrita sobre el final así la arreglas, porque semejante cuento no debe tener errores...es muy lindo.

    Intentó calmarse, no lo lodró.

    BESOS

    ResponderEliminar
  12. No me gustan las pelis de terror,pero tú relato lo he leido con pasion.
    Me ha gustado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo en fantasmas, porque advierto su presencia ( o será solo el miedo lo que me despierta esa sensación?) Después de leer tu relato, ni loca veré una de esas películas que ya de por sí no me gustan.
    EXCELENCIA EN TUS PALABRAS.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Yo, con lo de cada día ya tengo bastante. Hay Freddys disfrazados de Políticos, de Obispos, de Directores de banco, no sigo porque me pongo a temblar de pánico.

    Excelente relato, ordenado, muy cinematográfico con suspense final.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ohh era el que siempre estaba en mis pesadillas, menuda noches me ha dado de miedo el dichoso Fredy... y eres bien mala trayendo esos recuerdos que deseo olvidar...dios que terror siempre me dio este personaje...ja ja
    Primavera

    ResponderEliminar
  16. No hay peor pesadilla que la de nuestros propios sueños, ni angustia más terrible que el miedo a quedarse dormido por culpa de un mal sueño.

    Bikiños

    ResponderEliminar
  17. Terrorífica de verdad la posibilidad de que uno, perdida la razón, pueda convertirse en el protagonista asesino de sus propias pesadillas.
    Un abrazo.
    P.D. Efectivamente Mª José, participé en pero quien mató al gato, convocatoria de nuestra amiga Mimí, y he rescatado mi relato de entonces, para esta ocasión.

    ResponderEliminar
  18. Nunca he podido con Freddy, debajo de todo el maquillaje, veo la cara de soso del actor Robert Englund, y no acabo de creermelo.
    Ahora, lo que a una mente impresionable le puede hacer una película de este estilo, en eso sí que creo.
    Terrorífico relato.

    ResponderEliminar
  19. Me encantan las peliculas de terror estilo Aliens el regreso.
    un placer pasar por tu casa.
    Que disfrutes la noche de haloween.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Huy, Mª José, y ahora como me voy yo a dormir, ¿eh? :)

    ¡Vaya historia!

    Tiene los ingredientes básicos de la fantasía y la realidad... Con razón decía mi abuela que había que temer más a los vivos que a los muertos...

    ¡Mon Dieu!

    Besotes de uñas romas ;)

    ResponderEliminar
  21. Hola María José, perfecto relato y que engancha.
    Por algo no he visto yo esta película ¿y si me pasara lo mísmo?

    Besitos
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  22. como diria benito, ese de benito y manolo....estaba yo de lo mio, vamos jodido de mi depre...va un amigo y me dice...este amigo tenia ...eso, nunca me acuerdo..una enfermedadpsiqica jodida...este amigo, como te decia va y me dice: "algunas noches yo no puedo dormirme por que creo que si lo hago me muero"...sera cabron¡¡¡ el caso es que yo me pase una semana sin dormir como es debido debido precisamente a esas malditas palabras...asi que habra que creer en fredies y demas, maria josee???
    uhhhh¡¡
    besazos, guapa.

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (137) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (14) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (12) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com