Ir al contenido principal

¡Este jueves un relato!: La alargada sombra de la duda

LA OTRA


La alargada sombra de la duda

Sabía con total seguridad que existía otra.
Si me preguntaran el momento exacto en que lo advertí, no podría decirlo. Fue una sonrisa a destiempo, un beso innecesario, una pregunta sin respuesta, un silencio…Nada era igual entre nosotros. Nuestro amor siempre sincero y entregado se convirtió en una rutina opresiva que ninguno podíamos controlar.
De reojo, le observaba nervioso coger el móvil cuando le llegaba un mensaje y al instante, una explicación no pedida.
—De la oficina, que no encuentran unos informes.
—¿Qué vas a hacer?
—Nada. Que se la apañen como puedan. Ya estoy harto de ser el que resuelve todos los contratiempos.
A partir de ese momento, su pecho se debatía en una ansiosa respiración. Un exagerado temblor de piernas y una nerviosa agitación de manos constituían la antesala de un ir y venir, con aspavientos, en lo que hablaba solo y que concluía en un:
—Me voy y regreso en un minuto. Un beso lanzado al aire y un perdona cariño, pero no me fío de ellos.
Un ritual que llevaba a cabo cada vez con más asiduidad y una intensa pena que me devoraba por dentro nublando mi razón y llevándome a los extremos del delirio.
—Eres una celosa patológica, una enferma. No existe ninguna otra —me dijo cuando una tarde, cansada de vivir así le solté todo lo que pensaba y me planté delante de la puerta para no dejarle salir al encuentro con la otra.
Lo mismo, aunque con palabras más suaves,  me dijo el psiquiatra al que me llevó.
—Señora, no sé si lo que usted dice es verdad o no, pero no nos interesa. Lo importante es lo mal que lo está vivenciando.
—¿Eso significa que soy una enferma?
—Usted tiene una personalidad suspicaz y desconfiada, y ello puede hacerle ver fantasmas donde nos las hay.

Al salir de la consulta tomé conciencia de que todo era producto de mi alterada mente, y que el médico y mi marido llevaban razón. Mi desconfianza me hacía malinterpretar aquello que sucedía. Me lo repetía una y otra vez, cuando el corazón se me paró de golpe al mismo tiempo que los ojos se me salieron de las órbitas...

Iban agarrados de la cintura, besándose sin disimulo alguno y exhibiendo obscenamente su amor.

Allí estaba mi delirio, porque mi marido llevaba razón, no existía una otra, era un otro.


Más relatos aqui

Comentarios

Mercedes ha dicho que…
Menudo relato, y el final... ¡Madre mía! Has pensado que quizas el que llevaba agarrado a la cintura el marido pudiera ser el psicólogo. Porque, está claro que o era él y estaba compinchado, o era completamente imbécil para no darse cuenta de que la mujer estaba enferma. Y encima le cobraría una pasta.
Un texto muy ameno.
Un abrazo.
M.Iglesias ha dicho que…
Un final no por inesperado menos frecuente hoy en dia.
Los/as rivales ha aumentado en sus posibilidades actualmente jejejejejejeje.
Eso si, al psiquiatra habria que comprarle unas gafas, vaya vista

P.D.: que bien disfrutar de nuevo de tus relatos.
Un beso
José Ignacio ha dicho que…
No es fácil engañar a una mujer.
Sea el uno o la otra como dice la canción: "traes olor a leña de otro hogar"
Un saludo.
Buenas fiestas
maria jose moreno ha dicho que…
Mercedes
A los psiquiatras noes es muy difícil saber si el/la paciente dice la verdad o no. En realidad tampoco nos intersa mucho porque partimos de la forma en que maneja el asunto. Real o fantaseado es dañino. Y te puedo asegurar que no era el psicológoco...jajaja. Era el amor de su vida. Hay tanto de esto ultimamente...
maria jose moreno ha dicho que…
Manolo
Ya me ves, aqui retomando la escritura. He puesto las cosas al dia y sigo ordenándome para aprovechar al máximo. Y es cierto la rivalidad se ha duplicado...jajaja. El psiquiatra no podia saber mas que lo que ella le decia y ya sabes que hay veces en la celotipia en la que uno se imagina cosas ...
maria jose moreno ha dicho que…
Jose Ignacio
Lo de la leña no lo conocía pero ¡qué razón tienes!
Un beso
Jose ha dicho que…
Magnifico comentario para estrenarte en esta nueva singladura,ya que yo si tenia una ligera duda si regresarias ó no.

Bienvenida seas

Un saludo
maria jose moreno ha dicho que…
José
Hombre de poca fe...jaja con que creias que no volvería. Pues aqui estoy con mis relatos con los que espero disfruten mis lectors.
Un abrazo con olor a incienso.
MAMÉ VALDÉS ha dicho que…
¿Su amante no sería el médico? Hubiese sido un final aún más sorprendente, buen relado, un saludo.
maria jose moreno ha dicho que…
jajaja...Vaya imaginación la vuestra. Mira que querer liarlo con el psiquiatra????
La verdad es que aún huebira sido más sorprendente ¿Cómo no se me ocurrió? jajaja Ahora que a toro pasado cualquiera.
Besos Mané
rosa_desastre ha dicho que…
El dolor de sentirse reemplazado no sabe de géneros... pero el daño de saberse al otro lado de sus preferencias desgarra.
Un beso
Natàlia Senmartí Tarragó ha dicho que…
María José, no creas que desde el Cariño de a Coruña se me pasan tus palabras, para nada.
Te he leído y al leerte he notado que tocabas LA OTRA típica, pero enseguida he visto los contornos de una tristeza y un desengaño íntimos. Se le va la vida, los porqués y los cómos a esa mujer, ningún entendido pactado le soluciona eso. He sentido un enorme vacío en esa vida, pero espero que sepa o encuentre valor, para aquello de:
menos mal, ahora viviré a mis anchas aunque sean estrechas, serán las mías ¿qué es ancho o esrecho?
Mirando a la mar...no sé porque, pero todo parece relativo.
Curará esa mujer, vivirá aires nuevos. !ave! cariñoso desde Cariño, un placer leerte.
XoseAntón ha dicho que…
Supongo, aunque es difícil incluso suponer en casos así, que uno a de mirarse a sí mismo, sin pensar en nadie más y preguntarse ¿soy feliz?, ¿yo, soy feliz? Si la respuesta es sí, lo demás no importa; por el contrario, si la respuesta es no, hagan lo que hagan, sean fieles o no, los demás no importan. En cuestiones de felicidad hay que convertirse en egoístas; si bien podemos compartir esa felicidad, ser generosos con ella, nuestra felicidad, para bien y para mal, nos corresponde y también la responsabilidad de buscarla sin necesidad ni ayuda de los demás.

Bikiños
Anónimo ha dicho que…
Me ha llamado la atenciòn la falta de perspicacia de aquel especialista.
No ayuda ciertamente no profundizar en lo que ha pasado fuera, a haber tomado decisiones.
Médico, maridos, amantes de maridos, a su modo todos ellos son cual conchas.

Tèsalo
maria jose moreno ha dicho que…
Rosa
El hecho de cambiar una o por una a, simplemente ha sido un juego, que me venia bien para un final mas impactante...jeje
besos
maria jose moreno ha dicho que…
Natalí
¿Qué tal por Galicia? Como bien dices, de típica no tiene nada esta historia por la calidad de las vivencias y por el resultado final, pero más frecuente de lo que imaginamos.
Gracias por tus palabras. Ya te echaba de menos.
maria jose moreno ha dicho que…
Natalí
¿Qué tal por Galicia? Como bien dices, de típica no tiene nada esta historia por la calidad de las vivencias y por el resultado final, pero más frecuente de lo que imaginamos.
Gracias por tus palabras. Ya te echaba de menos.
maria jose moreno ha dicho que…
Xose Anton
La felicidad está ne la base de todo. Cuando se rompe, deberiamos ser lo suficientemente libres y valientes para hacer aquello que nos llevara a la verdadera felicidad y sin embargo no lo hacemos.
Muchas gracias por tu comentario.
Uu besito
maria jose moreno ha dicho que…
Tésalo
Veamos, el psiquiatra no es un detective privado, ni tiene una bola de cristal. Por lo general a los psiquiatras nos da igual si lo que nos cuentan es real o no, lo importante es saber que estan sufriendo por ello. Investigamos en su forma de ser y hasta que punto pueda ser normal o estamos ante un sujeto delirante. Estoy segura de que nos equivocamos muchas veces. Esta es una de ellas.
Besos
VERÓNICA MARSÁ ha dicho que…
Hola de nuevo... Bueno, como estoy acostumbrada a lidiar con cualquier contratiempo, si me sucediera el caso, pues nada, a empezar de nuevo. Todos los shocks tienen una recuperación o una acumulación que permiten ser ignorados (que no superados).
Besos pascueros.
maria jose moreno ha dicho que…
Y que remedio queda Verónica sino tirar pa'lante como decimos por aqui...jajaja
Encantada de verte de nuevo por aqui.
Besitos
Alhena ha dicho que…
Eso que dicen que el último en enterarse es el engañado, lo dirán por ellos. Pienso que las mujeres tenemos un sexto sentido que enseguida nos damos cuenta cuando algo no va bien.

El final inesperado por el título del relato, pero en la realidad ya no tanto.

Un abrazo.
maria jose moreno ha dicho que…
Gracias Alhena por vsistrme y comentar este relato, llevas toda la razón, no es infrecuente, auqnue en realidad da iguak que sea otra u otro.
Un beso
Escribir es seducir ha dicho que…
EXCELENTE RELATO MARIA JOSE ME ENCANTO!!!!!!!!! LO QUE SI RESCATO ES QUE LA COTIDEANEIDAD HACE ESTRAGOS EN LA PAREJA Y CUANDO HAY INFIDELIDAD MUCAS VECES (NO SIEMPRE) LA CULPA ES DE DOS

SALUDOS
Anónimo ha dicho que…
Sorpresas te da la vida...la vida te da sorpresas...ay dios....jajajajaja


està buenìsimo

mis saludos cordiales
CORDOBESA ha dicho que…
Vas leyendo y piensas otra historia mas de infidelidad, y ella dándose cuenta de todo, pero claro nadie la cree, y sigues leyendo y piensas lo va a pillar con la OTRA, veras como lo pílla y como nos tenias que sorprender a tu manera, resulta que no es OTRO el causante de la infidelidad. Pues sabes una cosa, que cada vez esta siendo este relato más real. No hace mucho un amigo nuestro se llevo esta sorpresa, por que no había OTRO había OTRA. ! Que lío ¡ Un abrazo y me alegro que este ya por aquí entreteniéndonos besitos.
Mercedes Ridocci ha dicho que…
Sorprendente final. Es lo que le hace especial.
Un saludo
Susurros de Tinta ha dicho que…
El relato fantástico, pero te digo una cosita, ehhhh!!!!, si el muy cobarde no solo no es capaz de dar la cara, si no de llevarla a un psicólogo porque se está volviendo loca, mira, mira, ni psicólogo ni puñetas, un buen cuchillo jamonero y le corto los ...al muy cab...piiii, jajajja, mejor me callo, porque de verdad te digo que loca, no estaba y llevarlo, pues mal, a ver, si le niegan lo evidente, aissssss, el relato, muy bueno, miles de besosssssssssss.
CAS ha dicho que…
Después de la SUSUS de Gus, no puedo comentar nada. Me deja sin apasionamiento posible, ajjajaj, es que lo dice con tantas ganas. que mi comentario termina siendo muy fofo, jajaja

Recuerdo que una amiga siempre me decía que prefería que su marido se fuera con otro antes que con otra, y yo le decía, que de otra volvía, pero de otro, parece que no... EN FIN: muy bueno tu relato, con ese cierre que para qué te cuento.....
un fuertísimo abrazo (y un besito para la novia, ya volvió??)

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …