Ir al contenido principal

¿Hombres o tiramisú?



Todos los sábados del año, mis amigas y yo, nos reunimos para almorzar. Festejamos que el marido de Purita la abandonó por una chica, más joven, que conoció en internet y que ella se quedó en la gloria. Como repite hasta la saciedad: Lo que le ha caído a la internauta, no tiene nombre.
Esta amiga disfruta comiendo, por ello pensamos que lo que más le gustaría sería instituir ese día, libres de trabajo, para congregarnos en una opípara comida.
Estos largos almuerzos suelen terminar en un prolongado café con chistes.
Tengo que confesar que no me gustan demasiado los chistes, pero sobre todo ¡ODIO LOS CHISTES MACHISTAS Y FEMINISTAS! Cuando mi amiga Patro se entretuvo en explicarnos, por enésima vez, qué son dos neuronas en el cerebro del hombre (había aumentado una respecto a la semana anterior), desconecté.

En la mesa contigua a la nuestra, cuatro hombres celebraban un almuerzo de trabajo. Discutían, sobre unos folios desplegados en el mantel, cada vez más acalorados. No soy muy fiable, pues me suelo equivocar, pero juraría que ninguno sobrepasaba los cuarenta. Vestían uniformes de ejecutivos y no dejaban de beber el tinto que, repetidamente, el camarero vertía en sus copas.
Pendiente de lo que hacían y decían, mi mirada se cruzó con la de uno de ellos. Alto, moreno de pelo, aunque con entradas canosas, bronceado por el sol o los rayos UVA, nariz egipcia y unos ojos, azul cristalino, de esos que te sumergen en un mar de sensaciones.

Para una soltera, como yo, este tipo de encuentro perceptivo visual supone, siempre, una descarga de adrenalina en sangre, una bobalicona sonrisa de oreja a oreja y un entretenimiento en mi rutinaria vida.

Al darme cuenta de que él también se fijaba en mí, entorné los ojos, tras un aleteo triple de pestañas, haciéndome la interesante, y bajé la cabeza seductoramente. En ese punto, me encontré con el tiramisú que saboreaba antes de aquella extraordinaria visión y con el que soñaba desde hacía una semana. La vista de aquel colosal postre me devolvió a la realidad.

Los cincuenta me pillaron desprevenida. Sin darme cuenta aumenté dos tallas y no conseguía bajar el sobrepeso a pesar de la estricta y permanente dieta. Mi piel se volvió seca, áspera y el pelo perdió el brillo. Me compré lo último para remodelar el óvalo facial. Comencé a maquillarme más, para disimular las arrugas, y a usar ropa de marca con la que compensar la decrepitud que sentía sin conseguirlo. Acaparé lo más novedoso en libros de autoayuda y algo leído en el último, retumbó en mis oídos: Tienes que quererte más. No puedes abandonarte. Si te cuidas te sentirás bien, atractiva…

Con disimulo aparté el tiramisú. Trescientas calorías menos. Suspiré orgullosa de mi hazaña.

Levanté la vista hacia el morenazo, decidida a continuar con el coqueteo. Me siguió el juego y sonrió. Le devolví la sonrisa. Retiré de mi vista el postre y me levanté contoneándome. Me acompañó de reojo.

En el baño, saltaba de alegría. Me sentía la mujer más atractiva del universo. Tomé la determinación de acercarme a él antes de marcharme. No debía desperdiciar aquella ocasión que el azar que brindaba. Salí, pisando fuerte, y… casi me caigo de espaldas. Una rubia, no demasiado guapa pero sí resultona y muy joven, le besaba en los labios antes de sentarse a su lado.

A duras penas me recompuse de aquella traición. Al pasar a su lado, practiqué mi mirada de:  Así te fulmine un rayo y te deje achicharrado. Me sentí mucho mejor.

Nada más sentarme, Purita me preguntó:
—Berta, cariño ¿Te terminarás el tiramisú?

Dirigí la vista hacia él, luego hacia mi amiga y de nuevo hacia él. Me sorprendió con un cómplice guiño. Dudé un instante y...

Continuará

Comentarios

Ardilla Roja ha dicho que…
jajaaajaa hija mía, a ver con qué me sorprendes.

Si fuese yo, me comía el tiramisú sin dejar de mirarlo. Sin prisas, rebozando las comisuras de la boca en chocolate y relamiendo bien la cuchara.

Los hombres tienen sus diferencias unos de otros, pero en eso son todos igualitos.

La rubia esa, seguro que era contratada y la barby cincuntona le saldría gratis.

Qué novelera soy. Mejor espero a leer el desenlace.
Nancy ha dicho que…
Jajaja, la táctica de ardilla me parece recomendable. Éntrale al tiramisú de forma provocadora.
maria jose moreno ha dicho que…
Me parto contigo Ardilla. Yo también me habría comido el tiramisú jejje pero no sabemos que hará Berta.
Besitos ..jaja
maria jose moreno ha dicho que…
Nancy, el tiramisú es seguro, lo otro una promesa...le tiraremos al dulce y algo es algo
Buena tarde de sábado
alma máter ha dicho que…
Mmmmmmm... con lo bueno que está el tiramisu.... Yo me lo comería enterito sin lugar a dudas.

Gracias por tu visita ¡nos leemos!! espero el siguiente "capítulo".

Un beso.
estoy_viva ha dicho que…
ja ja ja mira yo mejor me zampo el tiramisu mientras lo miro, por si acaso, no sea que pierda el chico y quitarme el amargo de la boca...
Es un placer leerte me he partido de risa aunque muchas cosas que dices me siento muy identificada, no has pensado en recortar alguna cosilla porque yo si, lo malo es que hay tanto que estirar...que no se donde llegara el ombrigo...ja ja ja
Feliz fin de semana
Con cariño
Mari
Anónimo ha dicho que…
la mama que te pari00
se sup0nia que ya n0 que ya n0 iba a ser de la señ0ra de 50...
leches, n0 debe de ser de ella...
ella debe de tragarse ese tiramisu tan tan...
mira, me p0nen a mi un tiramisu de es0s
y al mism0 tiem0 una señ0ra de 47 p0r ejempl0, y que este asi, de tiramisu...
que te crees que elgiria?
c0ntinuara
a j0derseeee¡
ja
medi0 besaz0 , maria j0se de las m0renas
__MARÍA__ ha dicho que…
Yo me comería el tiramisú con la boca y al moreno con los ojos. Y que se chinchara la rubia acompañante.
Después en la soledad de mi habitación, con el tiramisú haciendo su efecto engordante, me acordaría del moreno y tendría un orgasmo a su salud.
Eso haría yo.
A ver que pasó...sigue, sigue.
Anónimo ha dicho que…
Hola Maria José, me encantó que dejes un comentario en mi blog, y por supuesto que serás bienvenida cuando quieras.

Acá estoy en el tuyo que es muy lindo, me encanta la música que acompaña.

Mi reacción con el morocho de ojos lindos no sería comer el postre, a lo mejor no lo pienso mucho y me pongo de pie y se lo vuelco en la falda como sin querer. jaja. soy muy mala.
Te mando un abrazo.
maria jose moreno ha dicho que…
La verdad es que me lo estoy pasando en grande con sus ideas para el final de tu relato. La de María me parece estupenda jejjej, de eso siempre hay tiempo, pero él no se enteraría.
La de Norma tampoco está mal, tirarle el tiramisú encima. Pero bueno, el chico tampoco tiene culpa. Ella ha tonteado con él....me dabato. ¡NECESITOS IDEAS PARA ESTE FINAL! jajaja.
LUNA ha dicho que…
Siiiiiiiiii estoy totalmente de acuerdo con Maria!!!!
Dále al tiramisú, relámete con coqueteria sin apartar la vista de él, continúa con el aleteo de las pestañas, que está probado que las mujeres podemos hacer más de una cosa a la vez!!!!! y luego, con su recuerdo, un homenaje al cuerpo!!!quien sabe si no sólo con su recuerdo, a lo mejor se hace carne!!!!jajajajaja
Bueno,esperaré
Besitos dulces
Elena ha dicho que…
Muy bueno Mª José, a ver en que queda la historia.
Yo, sin dudar me comería el tiramisú, al fin y al cabo es lo único que la mujer se podía comer ese día, jajaja

Un beso.
Angeles ha dicho que…
Bueno creo que si la vida te da un buen tiramisú, hay que disfrutarlo y cuando te da un moreno guapo también, si todo es un postre!!!
Buen finde!!
Besos:)
tag ha dicho que…
Berta, ni te lo pienses, ataca primero al tiramisú y luego al cuarenton infiel, jajajaja.

Que historias mas reales le suceden a Berta. Me encantan.

Besitos
maria jose moreno ha dicho que…
Daros cuenta que todas escogeis el tiramisú ¿por qué sera? Teniendo a ese morenazo cerca..jejeje
Quizas dudemos de que seamos capaces de conseguirlo.
Estoy con Angeles, las dos cosas son buenas...
Y Berta ¿qué pensará?
Gracias a todos y besos individuales
maria jose moreno ha dicho que…
Tag
Me parece muy acertado y coincides con Angeles. Loq ue tiene que hacer Berta es decidirse por los dos, ya veremos...
jejeje
Emma ha dicho que…
¡¡SANTO CIELO!! ¿Quién es el chico de la foto? está más que guapo, es un bombón me he quedado con la boca abierta y la baba casi desbordada, te has ganado un 100 María José con ese chico, el tiramisú nunca lo he probado pero se mira súper rico, pero el chico mucho más :D
pobre Berta :( esa sensación debe de ser devastadora, te cuento que conocí a mi ex hace 9 meses, casi como Berta con el hombre__ las miradas y el coqueteo por ambos era más que obvio, al final cuando se retiraba pensé que se iba, pero no fue así, se detuvo después de caminar unos cuantos pasos, platico con sus amigos y se voltio dispuesto a caminar así a mí, y cuando lo tuve frente a mi no dije nada y deje que el hablara, así que lo que me dijo fue, ¿me das tu Messenger?, y de inmediato claro que se lo di, y pss así fue como lo conocí :D y algo chistoso fue que después de pedirme el correo y de pasar un día de conocerlo lo primero que me pregunto fue, ¿qué edad tienes?, y me reí jajajaja, pss la vd no pensamos en eso y descubrimos que él tenia 3 años menos que yo, ósea el 18 y yo estaba por cumplir los 21 pero no fue impedimento.

y en cuanto a ¿Hombres o tiramisú? sin pensarlo me quedo con los hombres aunque no se lo merecen pero no puedo vivir sin ellos, y creo que ninguna mujer...

me retiro, no había pasado por tu blog, porque la escuela me trae de cabeza, además de otras cosas, y el tiempo uff muy corto..

María José, me encanta leerte en diario de una de 50 y... es padrísimo, felicidades por ello
que estés súper bien y disfruta de todo y cuanto tienes en la vida.
maria jose moreno ha dicho que…
Ves Enma como todo procede de la vida real. Quién lo iba a decir que a ti te paso lo mismo.
No creo que a Berta le pidan para hablar por el messenger, pero ya veremos como terminamos esta historia que se me esta yendo de las manos ...jeje
Un beso guspisima y estudia que es lo importante
maria jose moreno ha dicho que…
Enma, se me olvidaba ese chico es Juan Garcia Mister España 2006
Belkis ha dicho que…
Hola María José, vengo a agradecerte tu visita a mi espacio y el que me sigas. Me encuentro con esta interesante historia, que deseo continue para ver el desenlace. Efectivamente esos coqueteos se pueden presentar en cualquier momento de nuestras vidas y que bien nos hacen. Aumentar la autoestima siempre ayuda, pero si se queda solo en una ilusión también es positiva porque te llenó de alegría aunque fuera sólo un rato. Seguiré dando un vistazo por tu espacio.
Un cariñoso saludo
maria jose moreno ha dicho que…
Belkis, como dices quién no ha hecho eso alguna vez. LO que no sabemos es qué hará Berta, si te digo la verdad, yo aún no sé como acabará esta historia, pero me han dado un montón de ideas.
Besos y feliz domingo
Felix Casanova Briceño ha dicho que…
Maria Jose...

Ya me tienes intrigado, como acabara todo? La verdad es que se llevó un chasco muy grande, pero quién triunfará, el apuesto hombre, o el tiramisú,je,je.

Un beso y que tengas feliz domingo.
maria jose moreno ha dicho que…
Eso digo yo Felix..si yo lo supiera...jajaja
Igualmente para ti
Un beso
Adelaida Ortega Ruiz ha dicho que…
Jolines María José!
Si hay que elegir entre el tiramisú y el "papachongo" de la foto...
jajajaja

No te lo digo!!

¿Tú te imaginas lo que haría?

Berta que haga lo que quiera. Yo lo tengo muy claro.

Besos, besos.
Anónimo ha dicho que…
Pues donde se ponga un buen tiramisú, que se quiten todos los adonis del mundo (excepto mi novio, claro). Y te lo dice una de 23 años. Iba yo a levantar la vista de mi plato de tiramisú, ja!

Un saludo, y mil gracias por la visita a mi blog.
TriniReina ha dicho que…
Una de dos: o te lo zampas sin contemplaciones, o se lo estampas al "resultón" en plena nariz egipcia:):)

Yo me lo comería, al menos, el tiramisú, será más leal:)

Besos
maria jose moreno ha dicho que…
Adelaida
Me imagino perfectamente lo que harias con el morenazo de la foto. A Berta la dejaremos pensando una semana a ver por qué se decanta...jejej
Feliz lluvioso domingo
Besos
maria jose moreno ha dicho que…
Menda
Encantada de visitarte y de que me deculevas la visita. Imagino que esto para tí no es problema (tendras a los chicos a tus pias) pero despues de los 50 ¡díselo a Berta! jajajaja
Besos
maria jose moreno ha dicho que…
TriniReina
Me parto de la risa. Cada vez están dando ideas nuevas a Berta. Esperemos a ver con qué nos sale la proxima semana...jaja
Besitos
Manolo Jiménez ha dicho que…
Hombres que te ayuden a comer el tiramisú con más ganas ... si eso es posible.

Los otros, no merecen la pena.

Abrazos.
M. Iglesias ha dicho que…
Porque elegir???? quien dice que Berta no puede comerse el tiramisu mientras el ejecutivo trabaja?.
El coqueteo se inició, quien dice que no tenga las suficientes armas para continuarlo?
En cualquier caso, Berta tiene que concienciarse de que en esos momentos ha sabido atraer el interes solo con su mirada.... quien sabe!!
Un beso
VERÓNICA MARSÁ ha dicho que…
Yo me hubiera comido el tiramisú rechupando la cuchara con la lengua de la forma más provocadora que puediese y luego le daría la espalda y me marcharía. Siempre, siempre jamás, las mujeres tenemos que controlar este tipo de situaciones, aunque nos muramos de ganas por un buen achuchón o nos divierta el flirteo. Darles a entender "Qué quieres, una rubia? Pues tú te lo pierdes, alelao".

No tardes en poner el resto, eh? Mira que me pica la curiosidad!!!
Un besito y buen domingo.
sagc ha dicho que…
Me quede con las ganas de seguir leyendo el desenlase !!!

ja ja ja me meo lo has contado casi como una pelicula de esas romanticas-comedia. Me imagino la emoción que sentiste. Y si estoy de acuerdo contigo, uno se siente bien cuando alguien te queda viendo. Hay de miradas a miradas pero uno sabe distinguir cual es la que alaga :)

Un abrazote. Esperare la continuación :)
AnaLaprof ha dicho que…
En mi blog he dejado una poquita de suerte para ti...pasa a recogerla cuando gustes...muasssssssss
Por cierto...mmmmmmm tu post-re. jeeeeee
maria jose moreno ha dicho que…
Manolo
Creo que esa es una buena opcion para desenlace. Me lo pensaré.
Besos y feliz semana
maria jose moreno ha dicho que…
MIglesias
Berta está concienciada de que no tiene nada que hacer contra esa rubia, pero ¿no decían al encuestas de que a los 50 se estaba más atractiva? Igual ella pone en marcha esa atracción...jeje
Feliz noche de guardia
maria jose moreno ha dicho que…
Verónica
Me parto de risa con tu comentario. Sobre todo aquello de rechupando la cucharilla. Igual conviene ahcerle ver al morezano lo que es capaz de hacerle...jeje
Besos y feliz semana
Annick ha dicho que…
Mejor te comes el tiramisu ....que lo tienes a mano.

Besos desde Málaga.
maria jose moreno ha dicho que…
Sagc
Me alegro de que te quedaras con ganas de seguir leyendo eso es buena señal (digo yo..jejje)
Tenemos una semana para decidir que hará Berta... y sí esto es una tragicomedia...
Besos
maria jose moreno ha dicho que…
Ana
Gracias, paso ahora mismo y muchísimaaaaaaaas gracias.
Besos y que te vaya bien en la evaluación
maria jose moreno ha dicho que…
Annick
El tiramisú lo tiene a mano pero no es tan...como diría yo ¿Divertdo? ¿Gustoso? ¿cálido? ...
jajaja
Besotes desde la lluviosa Cordoba
MAR SOLANA ha dicho que…
Jajajajajaja, pues yo me como el tiramisú ante todo (Mmmmmmm...qué rico!)
Aunque si me encontrara en el pellejo "cincuentón" (yo ando cerca ;=)) de Berta estaría próxima a darme cuenta que ni el morenazo aquel ni el mejor tiramisú del mundo podrían acabar con esa inexplicable y permanente insatisfacción que porta de forma irremediable nuestra edad...

Gracias por llevarme en tu corazón y por acompañarme en mi cumpleaños...¡te invito a tiramisú en mi blog ;=))!!

Besos extra grandes, querida María José.

Un beso muy fuerte.
Betty ha dicho que…
Me quedé con las ganas de saber qué sigue!! :)
Bueno, al igual que la mayoría yo también me comería ese delicioso tiramisú, es más lo devoraría con mucho placer... es que es de mis postres preferidos!! ;)
Me encanta tu blog, super entretenido!
Besos
maria jose moreno ha dicho que…
Mar Solana
Me alegro de que haber puesto una sonrisa en tus labios y sabes lo que creo que Berta deberia atacarle a los dos al tiramisú y al morenazo, seguro que alfinal se alegraría... (el morenazo por supuesto)
Gracias a ti por visitarme
Pedro Ojeda Escudero. ha dicho que…
¡Él se lo pierde!
maria jose moreno ha dicho que…
jajaja ...es el primero que se identifica con el morenazo. Buena perspectiva.
Muchas gracias y seguro que él se lo pierde o no...jeje
mar ha dicho que…
Jajajaja, que bueno Maria José.
Pues yo me comería el tiramisú sin dudarlo, total que son trescientas calorias de nada, ya las bajaré después con ese morenazo que me sigue con la mirada y me hace sentir la mujer más atractiva del universo, porque donde me encuentre yo no tiene nada que hacer esa rubia que además seguro que era un familiar suyo.
Espero la continuación con ganas
Un beso de Mar
Mimí ha dicho que…
¡Qué bueno!
Me has tenido sonriendo todo el rato, jeje, y he comprobado que todas las comentaristas parecen mujeres, jeje.
Espero que siga, lo estás haciendo muy bien y el relato se ve muy natural.
Un abrazo
maria jose moreno ha dicho que…
Tú que crees Mimí. Ya lo tuve que advertir que se nos estaba viendo el plumero...jajaja, no sólo mujeres sino ademas contemporáneas de Berta...jajaja.
Menos mal que algún hombres e ha atrevido a compartir con nosotras, sin ellos no se ría lo mismo.
Un besote
ego_mismo ha dicho que…
ME ENCANTO ...........SIN PALABRAS AUNQUE ME DISTRAES DE MI MISION QUE ES CLARA Y CONCISA VINE A LA TIERRA A COMPRAR ALMAS Y LA TUYA ME INTERESA VENDEMELA! Y TE DARE TODO EL MUNDO ENTERO A TUS PIES Y NO TENDRAS QUE ELEJIR ENTRE HOMBRES Y TIRAMISU
ego_mismo ha dicho que…
MIS DISCULPAS ME IBA SIN DESPEDIRME Y MANDARTE BESOS DE FUEGO Y ABRAZOS DEL EGO

Entradas populares de este blog

Cuando una novela no te gusta

La palabra gustar, del latín gustare, en su 3ª acepción hace referencia a «agradar, parecer bien»; tiene algunas otras entre las que se encuentran la 6ª, «que se desea, se quiere o se tiene complacencia en algo», o la 4ª, «que al tratarse de una persona se dice de ella que es atractiva». De cualquier forma, empleamos en el lenguaje común la palabra gustar considerables veces, a lo largo del día. En un restaurante es normal que nos pregunten si nos ha gustado la comida; si vamos al cine, al salir, seguro que hablaremos de si nos ha gustado la película; si vamos de compras, solemos preguntar a nuestro acompañante si le gusta la prenda que nos estamos probando, o cuando nos preguntan: ¿te gusta el fútbol? Respondemos sí, no o depende de quién juegue; en mi caso particular solo veo los partidos de la selección española.… Es decir, a lo largo de nuestra vida, nos vamos decantando por aquellas cosas, personas, situaciones…, que nos gustan y, también forman parte de nosotros, todas aquellas …

Cuando destruyen una parte de ti

A veces las circunstancias que te acompañan por la vida —dependiendo del temple afectivo que tengan— te hacen tu tránsito por ella, más fácil o, como en esta semana, bastante complicado.  En medio, como decía, de una dura semana han ocurrido dos sucesos que me han sacudido un poco mi panorama literario. En mi email había dos mensajes uno encima del otro. En el primero, algo frecuente pero que me sigue haciendo mella, que no me deja indiferente y contra el que continúo sin armas con las que atacar. Google me alertaba, una vez más, de que mi novela Bajo los tilos, aparecía en una  página de descargas llamada La Cantera de las descargas.  En el segundo, Penguin Random House, me comunicaba que tras la compra de ediciones B, se procederían a trasladar los stocks de libros a unos almacenes en Barcelona pero  se había hecho un análisis sobre mi novela Bajo los Tilos y después de dejar ejemplares suficientes para abastecer el mercado 18 menes, el resto, un total de 800 ejemplares serian DEST…

Mis lecturas 2018

Mis lecturas 2018


Lo que aquí escribo no son reseñas, solo mi impresión particular como lectora.



«Inspector Solo» de David Jiménez «El Tito»
Conocí al Inspector Marcial Lisón, el protagonista de esta entrega, en la primera novela del autor «Muertes de sobremesa» y ya me pareció un personaje potente, con el que poder mantener una serie, como así parece que es la idea de David Jiménez. 
En esta ocasión el inspector se enfrenta al asesinato de una prostituta rumana, Saha, y a su miedo de poder estar relacionado con él, de alguna manera. De nuevo, encontramos a Zoe Ochoa, su compañera y mejor aliada en el trabajo, pero que esta vez se convierte para el inspector en una nueva fuente de preocupación, por una relación que mantiene. 
Una novela muy actual en la que nos adentramos en un caso, cuyo entramado se va complicando por los numerosos frentes que tiene abiertos y que nos llevan de un lado a otro intentando saber quién será el responsable de esa muerte. 
Sin duda lo fuerte de la novela viene …