jueves, 8 de septiembre de 2011

Este jueves un relato : No se puede hacer más lento



El aire huele a algodón de azúcar y manzana caramelizada. Por  el altavoz de la tómbola, a todo volumen,  se anuncia  la venta de papeletas para el sorteo del magnífico e inigualable “perrito piloto”, el preferido de los niños; al fondo, la música de la noria invita a  subir en ella. Felipe descansa en una inestable silla a la sombra de unos de los pocos árboles que hay en el recinto ferial; espera a que el sol de apague y la bulla  deambule de aquí para allá; que los niños excitados se suban a los cacharritos, mientras las mamás los miran con embelesadas sonrisas y que los padres, aburridos, se fijen en él. Ese es el momento, su momento. Es lo único que sabe hacer y lo hace muy bien. Todo los días saca lo suficiente para un vivir, como sacaba su padre y su abuelo.
Felipe frota sus manos, las calienta, las prepara, las alerta, las acaricia como su más preciado tesoro, arrima  la mesa pequeña donde reposan los cubiletes y de pronto se le  escucha decir: ¿Dónde está la bolita? Al principio como un susurro hasta que su garganta se aviva para hacerse escuchar entre el enjambre de ruidos. Dos hombres, salidos de la nada, se acercan y apuestan. Felipe, el trilero, maneja los cubiletes con tal destreza que parece que sus manos tuvieran alas. En la primera apuesta no aciertan, pero sí en la segunda y en la tercera. El señor de la chaqueta parda se lleva tres billetes, se aleja contento enseñándoselos a la gente y comentando lo fácil que le ha sido acertar.
Manuel mira como la gente se agolpa alrededor de la mesita, introduce  la mano en el bolsillo del pantalón y toca el dinero que lleva, el único que le queda después de montar a su hijo en los caballitos. Sería una buena manera de poder sacar algo y llegar a fin de mes, piensa. No debe ser tan difícil cuando hay gente gana. Es cuestión de fijarse bien, de tener retentiva y a mí en eso nadie me gana. Le hace señas a su hijo para avisarle de que se va hacia el lugar donde se juega.
De pie delante de Felipe apuesta tímidamente. El trilero bocea ¿dónde está la bolita?, al mismo tiempo que con gran ligereza ubica y reubica los cubiletes. Debajo de este responde Manuel. Sí, señor, acertó, dice el trilero. Recoge el dinero y saca más del bolsillo, continúa apostando. Su hijo se ha colocado a su lado y él, metido en la faena del juego, ni siquiera lo ha advertido. Esta vez no acierta, ni la siguiente, ni la siguiente… El chico, que conoce las penurias que pasan, le tira de la manga de la chaqueta. Manuel con ojos enloquecidos le grita: una vez más, necesitamos ganar.  Entonces, el niño mira con ojos miedosos a Felipe y le suplica: ¿Lo puede hacer más lento?, es el único dinero que tenemos hasta fin de mes.
Aquella mirada de cordero degollado llega hasta el alma del estafador; nunca le había sucedido nada igual, en toda su vida se le había encogido el corazón de aquella manera, ni nada ni nadie había despertado su conciencia. Sus manos se acompasaron en un vaivén  más lento casi sin darse cuenta, cuando paró el padre dijo la bolita está debajo de este…, allí se encontraba. Manuel cogió el dinero con rapidez, su hijo tiró de él sin apartar la vista de Felipe al que sonrió agradecido, no necesitaron palabras. Al instante se escuchó d enuevo: ¿Alguien se atreve? ¿Dónde está la bolita?

13 comentarios:

  1. Vale, de acuerdo, ya me has vuelto a dejar sin palabras. Estupenda vision con tu toque personal caracteristico..... chapó
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. El estafador con corazón. Lo que no se puede hacer es más bonito que como lo has contado.

    ResponderEliminar
  3. qué acbronaza sossosooso o eres...¡¡has dado en el alma de un trilero!! ya me imagino a ese tahur-trilero-cubiletero escuchsndo la voz de ese niño...ya ya me l imagino y ablandándosele su...¿corazón? sí, supongo que su corazón, pues considero que o bien tienes este frío como el acero o no tienes na´que hacer..
    en cierta manera, maría josé, me ha emocionado el giro que le has dado a las palabras de rené lavand...él sabe perfectamente que aunque lo haga lentísimamente nunca lo van a pillar...es una manera de exaltar un truco. y sin embargo, este trilero tuyo lo que hace es exaltar el corazón, el buen hacer, la bondad...
    medio beso.

    ResponderEliminar
  4. Y vale. Y yo iba a comentar. Pero he leído el comentario de Gus y, con la salvedad que yo no soy trilero, me sumo a todo.
    María Jose, amiga, bueno buenisimo, reflejo de la adicción al juego, de como sacar del vicio a quien ha caído en él. Ternuray supervivencia.
    Y un beso.

    ResponderEliminar
  5. Un estafador con buen corazón. El juego es muy malo, cuando se empieza a ganar se quiere más,y cuando se pierde se quiere recuperar. El único con sentido común, el hijo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Del desespero a la mirada complice de agradecimiento. Precioso relato
    Mª Jose y esas palabritas:
    cacharritos,bulla..andaluzas andaluzas,
    Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Dulce e improbable, ya casi no quedan corazones así.
    El relato es delicioso, lo vives, lo hueles, hasta te alejas de la mesa de los cubiletes con la imagen clara en la distancia, del niño agradecido.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hermoso y tierno relato!
    Muy gráfico. Te siente allí, presenciando la escena.
    Gracias por el ratito.

    ResponderEliminar
  9. María José, olé el trilero corazón de oro. En las ferias, en los mercados, los parques, en el bus, en el ascensor, en...quedan jugadores de la vida, tramposos sin corazón, niños dulces de mirada intensísima, Manuel tuvo la suerte encontrarse con el humano verdadero, sin trampas.
    Lo he visto vivo en tus letras.
    Besito.

    ResponderEliminar
  10. Yo no he hallado la sorpresa final, me hubiese sorprendido si quien hiciera el juego fuese un político, un banquero...

    Entre pobres suele darse esta conducta.

    Besito.

    ResponderEliminar
  11. Me has emocionado!!!! Seguro que el trilero sabá bien de lo que hablaba el niño. No tenemos mas dinero hasta final de mes...
    Una historia con final feliz, aunque se haya cambiado el guión.
    Así es la vida, siempre nos dá sorpresas.
    No así tú, querida amiga, que nos tienes habituados a maravillosos relatos sobrados de imaginación.
    Besitos,.
    Por cierto, me has llevado a los Cacharritos de la Feria de Sevilla. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Bonita historia, me has llevado a escenas conocidas, a ese trilero avispado, supongo que no por eso tienen falta de corazón.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. La verdad, dudo mucho de la compasión de un trilero. Ojala tu conmovedor relato fuese cierto alguna vez. Un abrazo

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (195) Personal (135) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (13) La caricia de Tánatos (12) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (7) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Trilogía del Mal (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La fuerza de Eros (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) microrrelato (1) relato (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com