jueves, 4 de noviembre de 2010

Ese instante que te hace sentir bien.



En un extremo del salón, pegada a blanca pared, yace la vieja cómoda de nogal con pátina de oro que heredó de su abuela. Al atardecer, la oscuridad se apodera de la estancia y el viejo mueble queda escondido entre los negros y grises que dominan la mal iluminada habitación. Casi no se distingue el tapete de color marfil que la cubre. El último que tejió. A esa hora Lucía se levanta de la mecedora, en la que dormita entre lecturas y ganchillo. Se acerca al mueble y contempla las siete velas que la decoran. Una en tono rojo, seguida de otra en naranja, amarilla, verde, celeste, azul, añil y violeta, formando un arcoíris de matices y una sinfonía de olores, que van  desde la frambuesa a la mandarina, bergamota,  menta,  loto, lila y lavanda. Las mira con fijeza  mientras su mente lo echa a suertes con el pito pito colorito, se decide por la última. La enciende y la pequeña luz del pabilo compone una tenue atmósfera de nerviosas sombras.  Percibe el cálido aroma que desprende y sonríe, conoce las propiedades calmantes de esa planta. Regresa a su asiento y entorna los párpados. En el viejo reloj de cuco dan las ocho de la tarde, como siempre. Se mece despacio, disfrutando del instante. Su rutinaria vida le gusta, le hace sentirse segura.

© MJMoreno 2010




34 comentarios:

  1. cruzo los dedos por tu novela en el concurso...yo estoy por editar una, así que veremos que pasa.... en cuanto al relato...momento que me hace sentir bien, bueno...creo que son los no rutinarios... son los viajes, o los momentos de colgar la vida y dejarla a un costado para contemplar un paisaje, para distraerme y quedar absorto por la belleza que tenga frente a mí. un saludo...gracias por el relato!

    ResponderEliminar
  2. En este caso Gatón, a Lucía le basta con encender una vela todos los días, con escoger la fragancia que se adueñará por unos instantes de sus sueños mientras mece sus ilusiones.
    Ojalá tengamos suerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Esos instantes que nos hacen sentir bien, son los que componen nuestros días y a veces son lo suficiente para vivir sintiéndose feliz. No hace falta tener grandes experiencias, ni impactantes momentos, para sentirse bien, las pequeñas cosas adquieren importancia cuando forman parte de nuestra rutina. Un relato muy bonito María José. Muchísima suerte con tu novela, te lo mereces. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Lo has descrito tan bien que hasta yo me he sentido relajada.
    No hay que hacer grandes cosas para sentir la paz y el sosiego.

    Bello texto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Se me olvido decirte que me gusta la nueva decoración de tu blog.
    Muy otoñal. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Por aquí decimos...pasaba un avioncito....en lugar de pito pito colorito.

    Lucía le pone fantasía a la rutina... te suena eso?
    Me encantó, siento el aroma de esa vela, y me apacigua. Me voy a dormir en paz.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Lucía y las velas, la mecedora, el mueble silencioso y tantos otros elementos que hacen de tu relato una fuente de paz y felicidad, de sentido en la vida.
    En Dinamarca se celebra el día de Santa Lucía con velas.
    En Santiago de Chile el cerro Santa Lucía está enclavado en medio de la gran y estrepitosa ciudad y los estudiantes, los amantes y los ancianos caminan alegres por sus senderos.
    Ha sido un placer conocerte y leerte María José,

    Un abrazo desde Copenhague la Tranquila,

    Ian.

    ResponderEliminar
  8. Cordobesa
    estoy contigo, la aventura es genial, pero a mi personalmente hay instantes de este tipo, en el transcurrir diario que me llenan de satisfacción.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Elena
    Cualquier cosa que nos relaje es una ventura, en este caotico mundo en el que vivimos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Cas
    Ya me diras como es eso del avioncito, suena muy bien.
    Creo que sería un inico genial para unos de tus poemas "lucia le pone fantasía a la rutina...

    ResponderEliminar
  11. Ian
    Muy agradecida que desde la tranquila Copenhague me dejes tu comentario. Conozco la ciudad y me encantó, además es cierto que es bastante tranquila. Allí disfrute de la cantidad de velas que había, cuando la visité en España a penas estaban de moda.
    No conozco el Cerro de Santa Lucía, pero si es un sitio de paseo tendrá asegurada la belleza y el relax.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Acabo de leer un pequeño comentario en un períodico "No hay prisa en abrir los ojos" que me impactó.
    La paz de tu post no es la que yo necesito, música y un buen libro, una butaca y mucha luz.Ya ves, las velas encendidas me dan miedo de que se produzca un incendio. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Preciosa manera la tuya de retratar un momento. un instante en la rutina que no se priva de ser especial...me ha gustado mucho.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Son pequeñas gotas que nos arropan en un momento del día: una vela, un café, unos calcetines de lana, correr las cortinas... todo vale, pero hay que saber hallar el qué y el cuándo.

    Beso.

    ResponderEliminar
  15. Como dijo Epicteto:No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.
    Me gusta entrar aquí...un saludo

    ResponderEliminar
  16. Como dijo Epicteto:No pretendas que las cosas ocurran como tu quieres. Desea, más bien, que se produzcan tal como se producen, y serás feliz.
    Me gusta entrar aquí...un saludo

    ResponderEliminar
  17. Cada uno tiene su pequeño instante de felicidad durante el día. Las velas con olor a vainilla me gustan mmmmm!
    Suerte en el concurso! cruzamos los dedos desde el otro lado del mar
    beso

    ResponderEliminar
  18. Querida Maria José, no he visto esta entrada hasta ahora. No dudes que aquí están todos los dedos cruzados y con todo el cariño del mundo. Aquí mi chico también apuesta por ti. Nuestros mejores deseos, de corazón y un beso muy grannnnde.
    Magnifica entrada a la cual he llegado desde facebook

    ResponderEliminar
  19. Maruja
    Cada criatura sabe bien lo que le convienes.
    besitos

    ResponderEliminar
  20. Neo
    Quién lo diría ¿verdad? emcontrar ese aliento en la rutina diaria.
    Abrazos y besos

    ResponderEliminar
  21. Fibonacci
    Gracias por el aserto de Epicteto, siempre conviene recordadrlo.
    Gracias a ti por venir a esta tu casa.

    ResponderEliminar
  22. Verónica
    ¿Por qué a veces será tan dificil descubrir ese qué y ese cuándo.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Any
    Gracias por tu suerte, creo que necesitaré demasiada. No está fácil esto d elos concursos. Muchos y muy buenos.
    Besazo.

    ResponderEliminar
  24. Medea
    Ya sé que ambos estais conmigo y os lo agardezco un montón. Ya lo sabes.
    besitos

    ResponderEliminar
  25. Es una forma de ver y entender la rutina, esa que da la tranquilidad de lo conocido, de lo previsible. Hay a quien le da seguridad y hay a quien, tu lo sabes mejor que nadie, le produce ansiedad y miedo.
    En este caso la rutina asociada al ritual de las velas es como si le diera la cobertura de paz que necesita.
    De una forma u otra todos deberiamos buscar la forma de ganarnos esa paz
    besossss, MJ

    ResponderEliminar
  26. Magnífica instantánea de Paz. Mucha suerte con la novela. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Es cierto, ya lo han dicho anteriormente. Esos momentos de paz, de sosiego son los que merecen la pena. Esos detalles tan pequeños, pero tan llenos de vida. La felicidad se compone de pequeños momentos.
    El reloto huele a paz a tranquilidad y eso es lo que trasmites.

    Suerte, mucha suerte

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Dicen que la rutina da seguridad y así lo creo. Casi siempre, salir de ella es ir a peor, al menos a mí me pasa.

    Me encantan las velas, la lectura, el ganchillo...

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Hola, María José.

    Leyéndote, me he sentido como Lucía, meciéndome y sintiendo ese perfume que trae recuerdos imborrables en medio de un salón en calma.

    Hay que ver con tan poco texto todo lo que has transmitido. ¡Genial!

    Un abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  30. Esos momentos en la vida que nos hacen sentir bien, son precisamente el aliciente que necesitamos.
    un placer pasar a leerte.
    feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. La verdad es que la vida cotidiana, la que nos equilibra, que nos hace sentir cómodos, reconocibles, intimistas, está formado por pequeños gestos rutinarios,.
    Gestos que hacemos diariamente, porque necesitamos las sensaciones que nos proporcionan para sentirnos cómodos, "en zapatillas", en nuestro terreno....

    Precioso!!!!

    ResponderEliminar
  32. Todos los días hay momentos mágicos y yo estoy empeñada en encontrarlos.
    Besos bajo la luz de la tarde.

    ResponderEliminar
  33. A veces, el bienestar, la paz interior,depende de momentos como este. Momentos de una rutina con los que conseguimos esa necesaria armonía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. ahora mismo estoy agregando este blog a mis favoritos. muy buena info.

    [url=http://www.fanfiction.net/u/2530012/]students[/url]

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (195) Personal (135) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (13) La caricia de Tánatos (12) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (7) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Trilogía del Mal (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La fuerza de Eros (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) microrrelato (1) relato (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com