viernes, 29 de octubre de 2010

HALLOBLOGWEEN


HISTORIAS PARA NO DORMIR

Rachel no creía en fantasmas, ni en zombis, ni en brujas, ni en vampiros, ni en hombres lobos…o cualquiera de esas criaturas entre mágicas y sanguinarias que van por el mundo intentando fastidiar lo más posible a los mortales humanos.
Rachel se mofaba del miedo de los demás y disfrutaba con las películas de terror.

Rachel no creía hasta que sucedió aquel trágico suceso que le cambió la vida para siempre.

El desencadenante fue una película, Pesadilla en Elm Street, que había visto en casa de una amiga protagonizada por el horripilante Freddy Krueger, que nace en las pesadillas de los niños y adolescentes para asesinarlos, teniendo así sus actos repercusión en la vida real. Nada más salir en pantalla con su caracterización física: un rostro desfigurado, un sombrero ajado, un jersey de rayas verdes y rojas y un guante de cuchillas que él mismo ha elaborado, su amiga Alice comenzó a chillar, lo que hace siempre, mientras Jodi se tapaba los ojos con un cojín. El resto se arrebujaban unas con otras y Rachel las contemplaba asombrada de que aquella pantomima les produjera tanto espanto. Al fin y al cabo era una película y en la realidad no ocurren esas cosas, se decía. ¿Cómo se podían asustar de algo que sólo existía en la sádica y horrenda mente de unos guionistas? Al concluir la película se marcharon a tomas una pizza y concluir la noche del viernes.

Al llegar a su casa, la encontró vacía. Sus padres estaban de viaje. Se duchó y después fue a la cama a leer un rato mientras regresaba su hermana, con la que compartía el dormitorio. Al poco apareció Sandra, cansada y muerta de sueño y le obligó a apagar la luz. En la oscuridad, y nunca le había ocurrido, le vino a la mente la imagen de Freddy, que rechazó con un rápido parpadeo. Entraba en el sueño, y volvió a ver su cara y ya nada más hasta que despertó. Era de madrugada y tenía una intensa sensación de ahogo, como si alguien la estuviera estrangulando. Intentó calmarse, no lo logró. Había tenido una horrible pesadilla, soñaba con Freddy. Éste se adentraba en la habitación, que reconoció por las cortinas de flores y la estantería de libros y se dirigía  hacia Sandra para matarla con sus cuchillas. Rachel quería gritar pero nada salía de su garganta, algo o alguien se la agarraba con fuerza hasta dejarla sin respiración. Veía a su hermana luchando con él, sin escape alguno, las afiladas hojas impactaban una y otra vez en su cuerpo, en la cara, y las sábanas se teñían de sangre, hasta que la dejó moribunda. Se apresuró a encender la luz y el horrendo espectáculo  que contempló superaba con creces a lo soñado. Su hermana, acuchillada, moribunda y con unos enormes ojos abiertos que encerraban el espanto de lo que le habían hecho. El color rojo de la sangre la mareaba, quería ir hasta su lado pero no podía, entonces una casi imperceptible musitación salió de los lívidos labios de Sandra: ¿Por qué lo has hecho? Entonces, bajó la vista hacia sus manos que agarraban fuertemente un cuchillo de cocina, para comprobar que tenía el camisón empapado de sangre y  de nuevo sintió que algo atenazaba su garganta, porque no se escuchaban los gritos que emitía con todas sus fuerzas.

Me culparon por un asesinato que no cometí, repite ella, muy segura.
El doctor que la atiende le explica que en su enfermedad a veces se mezcla la realidad con la fantasía y que puede ser que alguien, alguna voz, le ordenara matarla. Lo niega. Sabe que no es verdad.
Está convencida que Freddy mató a su hermana y que la castiga por no creer en él. Ahora le aterroriza dormir, nunca lo hace por la noche, y se pone el despertador cada poco tiempo, por si se duerme, para no llegar a soñar. No quiere que vuelva Freddy a sus pesadillas. Piensa que ese monstruo se ha apoderado de su mente y busca instalarse en su cuerpo.
Rachel, ahora, cree en fantasmas, en zombis, en brujas, en vampiros, en hombres lobos…o cualquiera de esas criaturas entre mágicas y sanguinarias que van por el mundo intentando fastidiar lo más posible a los mortales humanos. Con ella lo consiguieron, su vida se ha vuelto una Pesadilla en Austin State Hospital (1)


(1) Austin State Hospital:Hospital psiquiátrico del Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas en Austin, Texas, Estados Unidos.

Mas pesadillas en el blog de Teresa



© MJMoreno 2010







Share This:   FacebookTwitterGoogle+

miércoles, 27 de octubre de 2010

Este jueves un relato: La Anarquía en los jueves literarios.





Cuando el silencio maltrata

El salón está en penumbra. Ignacio descansa en su viejo sillón de piel. Cabizbajo mira los dos dedos de whisky de malta que se acaba de servir. Con insistencia mueve el ambarino líquido escabullendo sus oscuros pensamientos entre las suaves ondas que se forman. Le gustaría no estar ahí, no pasar una vez más la tortura de escuchar las agrias, desconsideradas y mordaces palabras de su mujer.
Clara desde el extremo opuesto de la amplia habitación, lo mira con desprecio, con asco. Su visión le produce náuseas, no puede soportarlo. Lo han tenido todo y ahora… Echa un vistazo a su alrededor, contempla con detalle las distintas obras de arte que ha ido atesorando a lo largo de su vida, yendo de anticuario en anticuario: el jarrón de la dinastía Min, la alfombra iraní, las bandejas de plata…Ella sabe que la única solución es vender todo para salir adelante. Están en la ruina.
Ignacio no despega los ojos del licor y provoca que Clara se enfurezca aún más. Arruga el entrecejo y se acentúa su gesto de repugnancia. Le odia, le considera un inútil que ha dilapidado la herencia que le dejaron sus padres sin pensar en ella, en sus hijos. La rabia contenida durante años le bulle en el estómago. Suspira.
Por un instante Ignacio levanta la vista buscando algo de calor, de consuelo en ella. Quiere que le perdone. está dispuesto a trabajar en lo que sea, con tal de que ella tenga la vida de una reina  que siempre quiso darle. Nunca fue un buen gestor y su mala inversión en bolsa le ha llevado a la quiebra. Quiere que ella sepa que está desolado por lo ocurrido, que no era su intención y que la quiere como el primer día que la vio despachando en el puesto de pescado del mercado. Nunca encuentra las palabras adecuadas para dialogar con ella, no sabe expresarle lo mal que se siente cunado sus inquisitivos ojos se posan en él y ahora ni eso, ni siquiera le mira, peró el conoce de sobra lo que está pensando. No es la primera vez.
Altiva y orgullosa Clara ha girado la cabeza para no cruzarse con los desamparados ojos de él. Quiere que sufra. Ignacio vuelve a su whisky con una pena honda y negra que le rompe el alma.
Una chica uniformada interrumpe el silencio para anunciar que la cena está preparada.
—Cuando quieras puedes servir la cena, Rosa. Para el señor no pongas cubierto, se encuentra inapetente.
© MJMoreno 2010







 
Más relatos anárquicos, sin tema, en casa de Gustavo
Share This:   FacebookTwitterGoogle+

miércoles, 20 de octubre de 2010

Este jueves un relato: Robótica


REVOLUCIÓN

Del diario de un superviviente
Cuando la explosión termonuclear aniquiló la tierra, sólo nos salvamos diez hombres que nos encontrábamos reunido en el sótano de la casa de Pepe para ver un partido de futbol. Sería por el año…ya ni me acuerdo; la memoria me juega malas pasadas. Tras lo confuso de los primeros momentos, el sabernos dioses y señores de toda la tierra supuso un gran impulso para nuestro ego masculino, que de una vez por todas dejaría de luchar contra el llamado sexo débil, que tomaba el poder a lomos de gigante. Nos organizamos muy bien y como entre nosotros se hallaban mentes muy preclaras en diversos campos, medicina, física, ingeniería, cocina, arquitectura, diseño…dimos un giro a esa humanidad que ya no tenía razón de existir, por una nueva cuyos ideales se concretaban por no extenderme, en la ayuda altruista encaminada a un bien general. Necesitábamos, eso sí, manos para esa ayuda y creamos la primera serie de robots, un poco rudimentarios pero que cumplieron de maravilla su cometido y de los que se generaron una nueva serie más perfeccionada para los trabajos finos. La vida continuaba y todos éramos felices o por lo menos eso decíamos.
Las leyes las dictaba un parlamento democrático con composición paritaria entre humanos y robots, y presidencia alternante. En una de las sesiones, el médico presentó un proyecto de ley que le llamó Generatriz. Intuyendo que nuestra vejez y consecutiva muerte estaba cerca, se había diseñado una máquina generatriz, que hacía las veces de útero, con el fin de tener descendencia humana. Tras un largo debate se aprobó, siempre y cuando se engendraran exclusivamente fetos masculinos. Los robots, no entendían nada de aquel asunto y no pusieron inconvenientes. Gracias a esa máquina, nos seguimos perpetuando…
Año 333 de la nueva Era, tras la explosión.
—Pues sabes lo que te digo, que yo a esto de la maquina generatriz no le veo el chiste. Es verdad que algo más que la mano te desahoga, pero a costa de engendrar un hijo que luego tienes que aguantar, alimentar, vestir, educar...y sólo se te permite tres desahogos en toda la vida.
—Es para no superpoblar el planeta, ya lo sabes.
—Lo sé. Pero no me niegues que estamos en precario.
—Para los robots es mucho mejor. No necesitan nada. Un poco de aceite y ya está. Sin problemas existenciales.
—Pues el otro día me dijo Teurion el alto, que en un catálogo prohibido, había visto una robot.
—¡Anda ya! Eso no existe.
—Que sí. Están prohibidas, pero las hay. Yo me he hecho con la dirección y he pedido una por correo. Son muy discretos, dice Teurión, la escondes en tu casa bien para que nadie la vea y ya está.
—O sea que en lugar de follar con la máquina generatriz lo vas a hacer con una robot.
—Que no. Que no son como los que tú conoces. Han imitado a las mujeres de antes de la explosión.
—¿Cómo?
—A partir de unas imágenes de un libro que encontraron en un yacimiento arqueológico y según dicen, están programadas nada más que para eso, para follar. No saben hacer otra cosa, solo gimen, ni siquiera hablan.
Tres meses después.
—¿Cuanto tiempos sin verte? ¿te llegó el encargo ese del que hablamos?
—Por supuesto, ni te lo imaginas. Una maravilla, con una piel que parece enteramente natural, unos labios carnosos, unos pechos con pezones turgentes y un…
—¡Calla que me estás poniendo a cien!. Entonces, serás el hombre más feliz en la tierra.
—Lo era, ya no.
—¡Qué me dices!
—Pues no sé, querido amigo, que últimamente cada vez que me acerco a ella me dice que le duele la cabeza y cierra las piernas y no hay manera de abrírselas.
—Y ¿cómo puede ser eso? ¿No decías que no hablaba? Tendrá algún chip defectuoso, con cambiarlo tienes bastante.
—Eso me decían en las características técnicas. Por lo visto a todas les está ocurriendo lo mismo. Cuando la han explorado en el taller no le han encontrado nada extraño ni ningún tornillo fuera de su sitio.
—Pues ya es mala pata. Ya te digo, que contrariedad.
—Lo peor no es eso.
—¿Hay más?
—Desde hace unos días no hace más que decir: cuando vayas al váter a orinar no olvides levantar la tapa.
—¿Qué? Eso si que es extraño. No sabía que el váter tuviera tapa.
—Ni yo. Yo no sé qué hacer. Voy a ponerme en contacto con la fábrica a ver qué me dicen.
—Que te vaya bien, ya me cuentas.
Del diario de un humano superviviente
...No sé como ha ocurrido pero están por todas partes. Nos mandan, nos dominan esas máquinas infernales de hacer sexo. Por algo estaban prohibidas. Las robots se han hecho con el poder y han instaurado una nueva Era. Los pocos supervivientes nos ocultamos para no ser sus víctimas. ¡Dios mío! ¡Socorro! ¡Que alguien me ayude! Han descubierto mi escondite, vienen a por miiiiiiiiiiiiiiiiii.
© MJMoreno 2010





Más historias de Robots en casa de Gustavo

-----------------------------------------------------
Os leeré el domingo porque me marcho de viaje. Un beso y divertiros con las historias de robots
Share This:   FacebookTwitterGoogle+

martes, 19 de octubre de 2010

Risoterapia gratis



-Doctor, doctor, digame la verdad. Despues de la operación podre tocar la guitarra ?
- Si hombre, perfectamente.

- ¡Que bien ! porque antes no sabía.

---------------------------------------------

Doctor, doctor que tal ha ido el parto ?

- Bueno, todo muy bien, pero a su hijo le hemos tenido que poner oxigeno.

- ¿Oxigeno ??

-¡Con la mamá habíamos decidido llamarle Federico!...
-----------------------------------------------------------
-Doctor, doctor, tengo tendencias suicidas, ¿qué hago ?
- Bueno, pues pase usted por la Administración y pague por adelantado...
-----------------------------------------------------------
- Doctor, doctor, mi esposa cree que es un refrigerador.

- No se preocupe. Ya se le pasará.

- Sí, pero mientras tanto yo no puedo pegar un ojo en toda la noche, porque ella duerme con la boca abierta y la luz me da en la cara.

----------------------------------------------------------------------

-Doctor: Usted tiene una perfecta salud. Vivirá hasta los 80.
 Paciente:-Pero doctor, yo tengo 80 ahora.
-Doctor: ¿Lo ve? ¿qué le dije?.
-------------------------------------------------------------------
En la consulta de un centro de salud, un matrimonio le comenta al doctor que tienen problemas sexuales. El doctor desea entrevistarse con ellos pero por separado.
El marido se queda en la sala de espera, que está llena de gente y entra primero la mujer. El doctor le pregunta:
-Señora, ¿usted tiene orgasmos?
La mujer con cara de duda, abre la puerta y le grita al marido:
-Manolooooo.! ¿Nosotros qué tenemos: Orgasmos, Adeslas o Sanitas?”



Si he conseguido provocarte risa debes de saber que:
Has practicado ejercicio
Te has masajeado la columna
Se han limpiado en profundidad tus ojos si has conseguido reir con lágrimas
Has oxigenado tus pulmones.
Has liberado un montón de endorfinas por lo que desaparecerá tu estrés
Te has hecho el lifting más barato del mercado
Has prevenido el infarto
Mejorará tu sueño
Has mejorado tu humor
Has exteriorizas tus sentimientos


¿Conoces una forma mejor de empezar o terminar el día que riendo a carcajadas?
Además es baratísima, muy buena terapia para estos momentos de crisis.







Share This:   FacebookTwitterGoogle+

lunes, 18 de octubre de 2010

¡Por Dios! Seamos serios de una vez por todas


Hace unas semanas, en una agradable cena, charlaba con unos compañeros en relación a un tema que nos había ocupado toda la jornada de trabajo de una reunión monográfica sobre Las perversiones. Esas reuniones anuales  se caracterizan por situar entorno a una mesa redonda, expertos de  campos que clásicamente no se han puesto de acuerdo, el judicial, el médico forense, médico-psiquiátrico y el psicológico para tratar sobre un tema monográfico. En esta ocasión, salió a la palestra, como era de esperar el arduo tema de la pedofilia y de sus largos brazos, llegándose a discutir incluso sobre lo pertinente y legítimo o no de las redadas de supuestos pedófilos por internet y el interés de  los medios de comunicación en dar buena cuenta sobre estos temas.
Bien, el caso es que este compañero, a los postres, me habló de que había muchas madres que mataban a sus hijos y que sin embargo no trascendia como sí lo hacían si los agresores eran hombre. Mi estupor fue grande, pues si bien conozco lo que es el Síndrome de Munchhausen por poderesTrastorno que casi siempre involucra a una madre que abusa de su hijo buscándole atención médica innecesaria, también sé de su rareza, lo que aún me hacía dudar más sobre ese comentario.
Reiteradamente me ha venido a la memoria esa aseveración hasta que caí en la cuenta de esos recién nacidos abandonados por sus madres en la calle, en la basura... porque no dicen que están embarzadas y dan a luz solas en el baño...y que al ser descubiertas siempre cuentan que se niño nació muerto, asfixiado con el cordón umbilical y por eso lo dejan tirado; o madres que incendian sus casas con sus hijos dentro, o las que torturan a sus hijos...En una búsqueda rápida en Google se pueden encontrar muchas entradas a este respecto y al final tuve que concluir que mi interlocutor llevaba razón.
Hoy me encuentro en el periódico El Mundo. es con la noticia siguiente:
Cuatro menores víctimas de la violencia de género en lo que va de mes
El hallazgo del cadáver de un bebé cuyo cuerpo apareció calcinado en el interior de un vehículo al que presuntamente su padre prendió fuego, abrió la trágica estadística de mortalidad infantil derivada de la violencia de género de este mes de octubre, que se ha cobrado ya cuatro víctimas.
El enfrentamiento entre sus padres fué el origen del parricidio que acabó con la vida del pequeño de 14 meses, en la localidad coruñesa de Paderne.
Cinco días después, el cuerpo sin vida de una niña de 18 meses fue hallado en aguas de la playa de la localidad guipuzcoana de Zarautz. Como consecuencia de las desavenencias entre los padres, la menor vivía con su progenitor en una chabola situada en un descampado cerca del parque Montetxio y se investiga si su muerte fue fruto de una negligencia o provocada de forma intencionada.
El último caso de violencia de género hasta la fecha deja también dos niños muertos. El cadáver de una mujer de origen marroquí y los de sus dos hijos han sido encontrados en el baño de un piso de Tarragona cubiertos de cal.
Los asesinatos de menores suelen ser los 'daños colaterales' en las guerras de pareja, pero aunque octubre está siendo pródigo en muertes infantiles, sucesos de este tipo son frecuentes.
El pasado cuatro de junio, un hombre mató a puñaladas a su mujer y a su hijo de cinco años en Almería y el pasado 5 de abril, una mujer fue detenida en Zaragoza, acusada de haber asesinado a su bebé. La precaria situación de la pareja podría haber sido el móvil de este crimen.
Y lo que me ocurre es que no lo entiendo, aunque sea politicamente correcto. Estamos en la época de la violencia de género y la adscripción de cualquier noticia a ello, vende mucho más. Hasta el rídiculo de justificar en el último párrafo, que la causa de una mujer mate a su bebé es por la precaria situación de la pareja... ¡Por Dios! Seamos serios de una vez por todas.
El hecho que debería conceptuar la noticia  es la muerte de esos bebés o niños a manos de sus padres. Eso es lo verdaderamente importante, lo preocupante, y  sobre lo que deberíamos reflexionar todos, hombres y mujeres, que somos los responsables del bienestar, cuidado, defensa, educación... de los que aún no pueden valerse por sí mismos.
Imagino que habrá muchos/as que no estén de acuerdo con este planteamiento. Y yo una vez  más lo voy a decir claro y alto, el problema no es sólo de género o edad, el problema somos la especie humana que está perdiendo su humanidad moral, su capacidad de compasión, de altruismo, de empatía, de considerar al otro, como lo que es, una persona. Sin ello, seguiremos dando palos de ciego, y unas veces les tocará a unos y otras a otros.
Mucho cuidado porque nadie está a salvo.


El Mundo.es
Share This:   FacebookTwitterGoogle+

miércoles, 13 de octubre de 2010

Este jueves un relato: Aciertos y Equivocaciones

Reedito este micro que fue premiado en la Comunidad de Escritores y poetas, pues el trabajo y la corrección de la novela me han impedido escribir nada nuevo. Mi intención era no dejar de participar y "el jefe Gustavo" me lo ha permitido. Gracias



  Fatal equivocación


Él nunca supo la verdad de lo ocurrido.


Ella lo planeó al milímetro para llamar su atención. Sabía a qué hora, cuándo y cómo lo haría. Calculó con lápiz y papel el tiempo que tardaría en regresar su marido para ver el partido de futbol y esperaba ansiosa a que Ernesto abriera la puerta. Aguzaba su oído a fin de escuchar el tintineo de las llaves; todo era silencio. Cinco, diez, quince minutos… Su vista se nublaba, sentía flotar su cuerpo y todo se volvía de color azul.


Le pareció escuchar algo. Se esforzó en abrir los ojos creyendo que de esa manera reconocería el sonido, no pudo. Sus párpados no le respondían. Le costaba respirar, de nuevo el color azul espeso, asfixiante, que la envolvía entre sus etéreos brazos. Veinte, treinta, cuarenta minutos… Me equivoqué, fue su último pensamiento, mientras unas lágrimas resbalan por sus mejillas.
Ya no hay vuelta atrás.



Más aciertos y equivocaciones en casa de Gustavo
Share This:   FacebookTwitterGoogle+

sábado, 9 de octubre de 2010

Un poco más de mí






Princesa 115  me reta a que publique este meme.

Lo primero que tuve que hacer es enterarme de qué es un memé y fui, como no a la Wiki, en la que a grandes rasgos me enteré de que era:  Un meme es, en las teorías sobre la difuíón cultural, la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro o de una mente a otra.
De manera que pensé que sería una buena forma de daros a conocer algo más
de mi, de mi persona y personalidad. Aquí va...

1.- ¿Te llevas bien con tu suegra?
Falleció hace tiempo, pero me llevaba bien con ella.
2.- ¿Cuál es tu reto?
Seguir viviendo, que no es poco.
3.- ¿Qué le dirías a tu jefe si te tocara la lotería?
Pues en verdad nada porque cuando compramos lotería solemos hacerlo a medias, así que a él también le habría tocado.
4.- ¿Qué harías si descubrieras que alguien te está mintiendo?
No me gusta la mentira. Me cabrearía, luego pediría explicaciones y al final me aguantaría.
5.- Si se quema tu casa y sólo puedes salvar una cosa, ¿qué salvas?

Si no hay persona, ni animal en casa que salvar, salvaría mi PC.

6.- Entras en un sitio y hay mucha gente, ¿qué haces?

Irme, no me gustan los sitios donde no se puede charlar sin subir la voz.
7.- ¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?

Casi siempre medio lleno, algunas temporadas…medio vacío, depende.

8.- Te encuentras una lámpara mágica, ¿qué tres deseos pides?

Salud, salud y salud…con ella puedes conseguir lo que quieras.
9.- ¿Qué te llevó a escribir el blog?

Terminar mi primera novela La caricia de Tánatos. Un amigo me propuso hacer una página web y un blog para promocionarla, estaba pendiente de que una editorial la publicara, aún no me ha dado respuesta después de años y medio.
10.- Si fueses un dinosaurio, ¿cómo te llamarías?
No me veo como un animal grande.
11.- ¿Querrías cambiar algo de tu pasado?
No. Mi pasado, mis vivencias, soy yo. No estoy dispuesta a renunciar a nada.
12.- ¿Cuál es tu sueño?
Ahora mismo, ver publicada mi novela.

13.- ¿Qué es lo más vergonzoso que has hecho?
No me avergüenzo de nada de lo que he hecho.
14.- Si fueras un animal, ¿cuál serías?

Un perro cariñoso y fiel.

15.- ¿Qué no harías nunca por dinero?
Todo depende de la cantidad …jajajaja.

16.- ¿Qué o quién es capaz de sacarte de tus casillas?
La gente que intenta pisotear a los demás, que te trata como un objeto. Los programas rosas de la TV, los odio.
17.- ¿Qué has hecho en tu vida de lo que estás tan orgulloso?
Mi hija.

18.- ¿Cómo te gusta/gustaba enamorar?
Siendo yo misma.
19.- ¿A qué personaje famoso o no famoso te gustaría parecerte?
Nunca lo he pensado. A ver, se me ocurre que a Piolín, tierno y a la vez despiadado. Una buena combinación, según para qué cosas.


Ahora tengo que proponer una nueva pregunta para que la cadena siga y se vayan añadiendo preguntas de blog en blog…

20.- ¿Con qué estación del año te identificas más?



Yo reto para que lo haga, sin ningún compromiso a:


Medea


Ana Pedraza

Natalì

Susus


Inmabrujis

Share This:   FacebookTwitterGoogle+

miércoles, 6 de octubre de 2010

Este jueves un relato: Página 24, línea 3 del libro que estoy leyendo


Página 24, línea 3, dice así:
Las manos de la mujer empezaron a temblar... 

Mi relato para esta semana a partir de esa frase:

SOLEDAD

Intentó calmarlas metiéndolas en los bolsillos del delantal sin conseguirlo. Llevaba un día completo sin beber y su cuerpo protestaba. Ahora o nunca,  dijo. Desde hacía unos meses intentaba dejar de beber sin conseguirlo. No quería ayuda, más bien, no se atrevía a pedirla; nadie conocía su problema con el alcohol. Ni ella misma recordaba como comenzó este tormento que no conseguía quitarse de encima. ¡Qué vergüenza! Si su marido o su hijo descubrieran que era alcohólica. Sí, una alcohólica, ahora podía decirlo, tiempo atrás se lo negaba. ¡Qué estupidez! Si sabría ella que lo que hacía no era bueno, pero la ponía tan alegre que se olvidaba todas sus penas de ama de casa amargada e ignorada y le resultaba tan fácil hacerlo. Ella siempre estaba sola en casa a esa hora y a la mayoría de las horas del día. De esa manera, una copita llevó a otra y a otra…
Sale de la habitación aprisa, impulsada por el resorte de la privación y va hasta la cocina. Se arrodilla y del fondo del armario de la limpieza saca la botella de anís que guarda camuflada entre botes y balletas; allí su tesoro está a salvo, en su lugar secreto. La acaricia y suspira. Una sorbo, un pequeño sorbo calmaría su temblor y la ansiedad que corroe sus entrañas. ¡Dios mío! lo necesito, exclama al cielo. Se la acerca a los labios y antes de que llegue a rozarla, retira el brazo con violencia. No puedo caer, no puedo caer, repite mientras vierte el meloso líquido en el fregadero y contempla ensimismada cómo se lo traga el desagüe al mismo tiempo que una lágrima brota de sus ojos y atraviesa veloz su mejilla en pos del preciado líquido.
He de conseguirlo, quiero ser libre, he de conseguirlo, se dice para afianzar su decisión mientras se sienta en el frio suelo, abraza sus piernas y se mece con ese monótono ronroneo a modo de nana. Las temblorosas manos, la boca reseca y esa opresión en el pecho que le golpea como si fuera a morirse. Ahora o nunca.


Más libros en casa de Gustavo

Share This:   FacebookTwitterGoogle+

domingo, 3 de octubre de 2010

Reflexiones desde la nostalgia



El viento silba impenitente y los torbellinos trasladan las hojas de un lado para otro, mientras ellas buscan un rincón dónde refugiarse de tan terrible amenaza.
El cielo cubierto de grisaceas nubes  dispuestas a verter su llanto sobre la polvorienta y aún calurosa ciudad.
Típica tarde de domingo otoñal.
El domingo se apaga y la nostalgia serpentea por todos los rincones de mi piel.
Mañana lunes... vuelta a empezar en este sisifiano camino a la rutina, hasta el fin de semana siguiente, que en esta ocasión es largo, muy largo; para descansar, para disfrutar con lo que nos gusta, una ventana abierta al mar, risas de niños, aroma a salitre y luego...de nuevo lunes.
Un contínuo pasar que nos lleva a devorar el tiempo. Me da miedo la rapidez con que pasan las horas, los días, las semanas, los años... mis horas, mis días, mis semanas, mis años... y después...



Gracias
Share This:   FacebookTwitterGoogle+

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (198) Personal (137) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (14) La caricia de Tánatos (13) Mis lecturas (12) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (8) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Trilogía del Mal (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Olvidar (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) relato (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La fuerza de Eros (2) La marca personal (2) Novela Negra (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) microrrelato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Maltrato (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Otros autores (1) Pere Cervantes (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Tres minutos de color novela policíaca (1) Viaje (1) adolescentes (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) concurso Zenda (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) historiasconorgullo (1) jóvenes (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) presentación (1) psicópata (1) redes sociales (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com