miércoles, 22 de septiembre de 2010

¡Este jueves un relato!: ¿En qué trabajas?

La luna y los lunáticos

En el 21 de Julio de 1969 a las 2:56 de la madrugada, el comandante Neil Amstrong posó sus pies sobre la superficie lunar en el llamado Mar de la Tranquilidad. Por primera vez el hombre llegaba a la luna.
Yo tenía 11 años y un aburrimiento de muerte en aquel tórrido verano, de manera que aquello nos sirvió para crear un nuevo juego para nuestras noches de estío: ser astronautas. Nos subíamos a las verjas que rodeaban los arriates de las casas y con mucho cuidado descendíamos cómo si lo estuviéramos haciendo en el mismísimo satélite terrestre. Yo, que prefería jugar con los chicos antes que con las chicas, más dadas a las traiciones y critiqueos, me convertí en la primera niña/mujer que pisaba la luna por arte de nuestra infantil imaginación.

En Octubre, nada más comenzar el colegio, Sor Victoria, la profesora de lengua y literatura, nos encargó hacer una redacción sobre tan magno evento y yo ni corta ni perezosa la concluí manifestando mis deseos de surcar el inmenso espacio sidera. De mayor sería astronauta.
No sé por qué, ni nunca llegué a saberlo, los motivos de que aquella aseveración levantara una polvareda de palabrerías entre las monjas que terminó con mi llamada al despacho de la directora con la consiguiente reprimenda. ¿En qué cabeza cogía que una niña tan aplicada como yo hubiera escrito tremebundo disparate? ¿Dónde se había visto? ¡Una mujer astronauta! Repetía sin parar, la monja. Nosotras debíamos cuidar de los hijos, del marido y del hogar y como mucho, estudiar una carrerita corta que ampliara nuestra cultura. Ante tal provocación, respondí ruborizada que no estaba de acuerdo con ella y que yo sería astronauta. No frustrarían mis anhelos. En fin, subsiguiente a mi terca respuesta, mis padres fueron alertados, mediante llamada para hablar con la tutora, de mis enloquecedores deseos y yo castigada por escribir lo que no debía.
El tiempo pasó y a la vista está que no he sido una astronauta convencional, pero sí una navegante espacial, aunque sea en el dañado espacio interior de las personas. En ese lugar que mantenemos, incluso, oculto para nosotros mismos y que a veces, el sufrimiento nos lleva a compartir, mediante la palabra, con algunas personas privilegiadas, entre las que, por suerte, me encuentro. A diario me cito con seres procedentes de la luna sin tener que subir a una nave espacial.

Amo mi trabajo y no lo cambiaría por ninguno.

En las  estrelladas noches miro al cielo y recuerdo a esa niña ilusionada por hacer algo distinto, que pretendía salir de la mortecina rutina en la que querían encasillarla, sonrío. Fui afortunada por contar unos padres que me dieron las alas para volar en el ambiente universitario y por encontrar allí a maestros que creyeron en mí y se impregnaron de mis ansias de ser diferente, distinta.
En realidad, lo soy.



 
Mas relatos en casa de Gustavo

49 comentarios:

  1. Y de alguna manera también navegas con tu nave particular que es este blog y algunas veces "aterrizas o abloguerrizas" en otros planetas y satélites de otros soñadores, emotivo relato y además real, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sabes, todos aquellos que hemos tenido la suerte de tener una gran imaginación, hemos sido todo lo que hemos querido, y lo que nos queda. Tú fuiste astronauta, claro que sí, esa era tu diferencia, que soñabas despierta.
    Buen relato.

    ResponderEliminar
  3. Soñar es bonito y llegar hasta lo más alto debe ser una gozada.
    No creo que te hayas quedado muy lejos de tocar el cielo porque con tus relatos nos trasportas a ese mundo mágico y nos llevas de la mano.

    Besos y un camión de sonrisas

    ResponderEliminar
  4. ha que irse lejos con la cabeza a veces.

    ResponderEliminar
  5. Admiro cualquier trabajo que esté realizdo con esmero y dedicación.
    Me basta que digas que amas tu trabajo, para tener mi mayor admiración y felicitarte.
    No todos tienen esa suerte.
    Pero además, admiro el que te dediques a ayudar a personas cuyas heridas no se ven, pero pueden ser más invalidantes que cualquier deformidad morfológica, por nacimiento o trauma.

    Las heridas del alma, de la razón, son las más corrosivas que puedan haber...

    Gracias por tu ayuda, por tu entrega.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No se culpe a nadie, que diría Cortázar. Por suerte, tú lo has dicho, en el cofre de la imaginación caben todos los mundos posibles; suerte que contemos con este pequeño agujerito por donde escaparnos cuando haga falta.
    Un beso de astronauta a astronauta.
    "Hiuston, problema resuelto"

    ResponderEliminar
  7. Mamé
    Llevas toda la razón, esta forma de navegar es similar a la espacial, con nave incluida. Gracias por tu temprano comentario.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Mercedes
    Imaginar no cuesta y cuando ademas tienes una infancia en aquellos años en los que casi no contábamos nada más que con ella para sobrevivir al tedio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Toco el cielo con vuestros cariñosos comentarios. Espero seguir así.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. jordim
    Encantada de recibirte en mi casa.
    la imaginación y nuestra cabeza nos lleva a sistios insopechados, a veces incluso hasta perder la cordura. No es el caso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Iaia, qué alegría verte de nuevo por aqui. Tengo un poco abandonado este espacio internautico por las vacaciones y el regreso que ha sido más duro de lo que pensaba.
    Amo mi trabajo, como decia aunque a veces me desepere el sufrimiento real o fantaseado de quienes depositan en mí su confianza en un reestablecimiento que quizás sea un milagro conseguir.
    Gracias amiga y un besazo

    ResponderEliminar
  12. Paseando por las nubes
    Tú sí que sabes de espacio y cielos, siempre subida a esa nube desde la que poner en marcha tu buen hacer de escritora.
    Un beso espacial y que no tengamos problemas con Houston...;-)

    ResponderEliminar
  13. Al final te has acercado a tu sueño infantil, al fin y al cabo eres de las que responden cuando oyes "Houston,Houston,tenemos un problema"
    Besossss, MJ

    ResponderEliminar
  14. Lo conseguiste María José, se quedarían con un palmo de nariz las monjas frustradoras de sueños y sembradoras de semillas amargas.
    Lo conseguiste astronauta, internauta, escritora volando espacios, conocedora de mundos rotos y planetas desquiciados a los que visitas con la nave de tu cariño y conocimiento.
    Te felicito y me felicito por navegar éteres siderales a bordo de naves literales, literatas, amigas y amigos sin escafandra.

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, muy cerca pero con los pies en la tierra. Lo malo es que a veces Houston no me responde...

    ResponderEliminar
  16. Añado María José, lo mío era jugar a los índios, a piratas, A ROMANOS!!! en ello sigo.

    ResponderEliminar
  17. Que suerte ser navegante de sueños, volar y hacer un mundo donde el amor, compromiso social es una realidad, tener un trabajo agradable especial, en fin eso de escribir es fascinante, lo hago desde hace poquito pero abrio un camino hacia mi liberacion interior, una carga que llevo por un trabajo demasiado comprometido.
    Me gusto mucho el relato, astronauta de los sueños...
    Primavera

    ResponderEliminar
  18. Natali
    Hola amiga y madre de V. Efectivamente lo conseguí, pero a dia de hoy sigo sin intuir que les pasó por aquellas cabecitas cuando leyeron mi redacción. debia tener un concepto de mi que no cuadraba con aquellos deseos. Reía con mis amigas sobre lo sucedido sin encontrar explicación. Si te soy sincera, estaba convencidísima que lo sería...
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Primavera
    Escribir es soñar, imaginar, poder, libertad....es un oficio fascinante, por lo menos para los que lo hacemos compartiendolo con otro trabajo principal. Igual para el escritor a tiempo completo se convierte en un suplicio.
    Gracias y un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  20. Natalia
    Yo tambien jugue a indios y vaqueros con los chicos pero no a piratas. Debe ser que como en Córdoba esta lejos el mar no se nos ocurría.
    Tambien cogíamos grillos en aquellas calurosas noches en las que salíamos a jugar a la calle tras la cena y el olor que predominaba en ellas era de pimientos fritos.

    ResponderEliminar
  21. Creo que más de una, al mirar la noche estrellada, ha pensado en lanzarse a la aventura espacial. En aquella época que nos cuentas era un completo disparate pensar en que la mujer surcara otras aguas que no fueran las de la casa y la familia. Afortunadamente, las compuertas se abrieron y ahora sí, ahora ya no hay barreras y una puede ser lo que desea, si se lo propone.

    Un relato muy tierno el tuyo, me ha encantado :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Astronauta de los sueños... ¡¡¡que bien suena eso!!! suena mejor que ser mala. Algún día te contaré los míos para que los descifres.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  23. Tal vez las podridas mentes de las obtusas monjas deberían pasar por una ... mejor no lo digo, no seamos groseras en un espacio tan bonito!

    Besos lunáticos o de lunares, bien fashion!

    ResponderEliminar
  24. Hola María josé paso a darte las gracias por pozarte en mi pequeño rinconcito, tienes un escrito muy bonito,lleno de magia, estoy con poco tiempo te seguiré para volver a leerte,a sido un gran placer entrar a tu blog.
    Un gran abrazo que tengas un bello día.

    ResponderEliminar
  25. La imaginación es un gran regalo. Cuando la vida no te agrada, huyes, y te haces astronauta o lo que haga falta.
    Has escrito y descrito un relato en el que se mezcla ese pasado al que estábamos "destinadas" las mujeres, con un presente real, que te hace feliz.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Al igual que yo eres una privilegiada trabajando en lo que te gusta, amas tu trabajo y no lo cambiarías por nada, navegas los espacios siderales de las mentes confusas, vives en el órgano más desconocido del ser humano allí donde se instalan los traumas, las decepciones ,las voces…un lugar muchas veces inaccesible en el cual debes conseguir adentrarte.
    Me ha encantado tu relato, tu descripción astronauta de la mente. Lo que está claro es que si uno consigue realizar sus sueños y es feliz con el trabajo que desempeña, LO HACE BIEN, con lo cual también queda claro que eres feliz escribiendo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  27. Hola María José:

    El espacio exterior y el mundo interior de las personas son parecidos. En cierta ocasión vi un reportaje que lo demostraba. Un viaje desde las estrellas, hasta llegar a la piel humana, y de ahí viajar a las células. Fue curioso comprobar que el Cosmos y el universo celular vistos uno al lado del otro son iguales. De modo que si, en cierta manera también eres astronauta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Mari carmen
    Gracias or tu comentario. Las cosas han cambiado y muhco, eso lo sabemos bien las que pertenecemos a aquellas generaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Bruji
    A mi tb me gusta eso de astronauta de los sueños, igual me cambio el nick jajaja
    Voy a leerte, un besazo

    ResponderEliminar
  30. Vero
    Había muchos obtusos/as no sólo las monjas...pero todo cambió en ese aspecto porque yo personalmente estoy rodeado de esos seres jajaja.
    Besos a lunares que es mas de mi tierra.

    ResponderEliminar
  31. Gladys
    Gracias a ti por estar compartiendo este espacio. Nos vemos en las estrellas.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Soy yo
    Gracias por pararte a comentar. Ya me contarás como llegaste aqui.
    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Medea
    Así me siento, privilegiada y por eso quise dejar constancia. Cuando nos gusta lo que ahcemos, no importa lo que hagamos, seremos felices, como tu bien dices.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Ardi
    Me alegro muchísimo de leer tu comentario. Me encantaría ver ese programa que me dices pero estoy de acuerdo, lo de fuera, lo de dentro, en fin, uno mismo.
    Garcias y besotes
    ¿Que tal el trabajo?

    ResponderEliminar
  35. Sabes? yo en algún momeno quise ser astrónoma. Mirá..-nos hubiesemos encontrado en otro espacio, yo mirandote desde la Tierra y volando allá lejos de esas monjas represoras, jajaj
    Me alegra oirte hablar con tanto cariño por lo que haces. y dél respeto y estíulo que supieron darte tus padres.
    (allá por donde tengo un blog de palabras al paso, te dejé un regalito...)
    BESOTES

    ResponderEliminar
  36. Hola Maria José
    Pero ¿de verdad se armó tanto revuelo por tu redacción?.
    Menos mal que tus padres veian las cosas un poco más claras y pudiste realizar tu sueño, porque navegar en la mente humana, la mayoría de las veces, es bastante más complicado que hacerlo por el espacio.
    Un beso de Mar

    ResponderEliminar
  37. Afortunada, sí, por tus padres, maestros, y todos los que te apoyaron, pero primero que nada por ti misma, por creer en lo imposible y hacerlo posible.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Queríamos ser viajera del Cosmos y, pese a la opinión de las religiosas que te educarón, no te has alejado mucho de tu objetivo. viajas por el cosmos interior de los que en tí confían y lo haces enamorada de tu trabajo. ¿Que más se puede pedir?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Precisamente eso: "Distinta" es lo que no querían que fueras y terminaste siendo. Tu traje de astronauta, no lleva platas ni aluminios, ni cascos de plexiglas. Tu traje de astronauta, es blanco como la esperanza y limpio como la Luz

    Besitos.

    ResponderEliminar
  40. Asi que no te contentas solo con mirar la luna sino que tambien la quieres tocar?
    Bueno,bueno has de tener mas que alas para ello.
    Pero el sueño,el sueño, quien te lo puede quitar?

    cariñtos

    ResponderEliminar
  41. Gracias a todos por vuestros comentarios. Afortunada viajera, lo soy, del cosmos y del Intus.
    Un beso

    ResponderEliminar
  42. es sabado
    es dia de mi lectura
    es dia de sueños...y me has hecho soñar con una niña que queria ser astronauta...¡¡debía de ser una niña de la leche, aguerrida, mu en sus trece, terca, sabedra que lo suyo era ser astronauta...quiza de la ment, quiza, diria yo, de las almas atrmentadas, almas que sn lunas en la tierra!!!
    sabes, de las mrenas, ¡cuanto me hubiera gustado espiarte en ess dias d niña y queriendo ser, al fin y al cabo, tu misma...queriends er astronauta...una reivindicacion libertaria¡¡¡¡¡
    hoy un beso entero.

    ResponderEliminar
  43. Creo Gustavo que deberias dar de comer a tu teclado porque se está comiendo las "os" jajajja

    ResponderEliminar
  44. Tu querias llegar alto, llegar lejos, llegar hondo, descubrir y desalojar sueños....Lo has conseguido, por eso eres diferente.
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Lo de la luna si que fue una pasada, yo era un poquito más joven que tu; pero me acuerdo como si fuera ayer, fue algo que rompió la rutina de todos estos años que fueron bastante negros.
    Ayer no pude colgar el comentario, no se que pasaba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  46. ¡Genial tu historia! ¡Qué mania las monjas con querer frustar vocaciones! Es que sé de qué me hablas... Y ya ves, al final navegas por el interespacio y no solita, no, que nos llevas a todos a volar por ahí... Gracias por mantener tus sueños, compartir estos ratos con nosotros y permitirnos soñar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  47. Emocionantes tus palabras, María José
    ¿Me dejas subirlo a la página del club de los incultos?

    ResponderEliminar
  48. Gracias a todos, os contesto con un poco de retraso Rosa, carmen y Mar.
    Mimí, por su puesto que puedes subirlo.
    Un besito

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Seguir by Email

Popular Posts

Categories

Este jueves un relato (195) Personal (135) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (13) La caricia de Tánatos (12) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Microrrelatos (7) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Relatos (5) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Trilogía del Mal (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) Dia del libro 2017 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La fuerza de Eros (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los colores de nuestro silencio (1) los violines sí. (1) microrrelato (1) relato (1) tarta (1)

Blog Archive

Translate

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Mi lista de blogs amigos

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com