miércoles, 5 de mayo de 2010

Este jueves un relato: El regreso


Sólo quedan dos días para regresar.

Mi alma protesta con una infinita congoja que paraliza mi respiración en un suspiro entrecortado y llora con lágrimas retenidas que aportan un brillo especial a los ojos que intento disimular. Me debato ante la decisión que he tomado de volver. Podría no hacerlo, esperar un tiempo, pero al final daría igual. Volvería a este mismo punto en el que hallo, con la misma angustia atrapada en la garganta y el miedo transpirando por los poros de mi piel.

Sólo quedan dos días para regresar.

Te abandonaré y ello me produce un hondo sentimiento de culpa. Sí, lo sé muy bien. No debería tenerlo. Simplemente, las circunstancias han cambiado y no me queda más remedio que adaptarme. En la teoría es fácil decirlo; el problema radica en llevarlo a la práctica. Y ahí, me doy cuenta de que no me siento preparada, que mi omnipotencia era ilusoria y que en el fondo me carcome la culpabilidad por el desamparo en que te dejo. O lo que es peor, la sospecha de que deposites tu amor en esa otra persona que estará a tu lado, con lo que añado a la culpa, el fantasma de los celos.
Mi amor, muy pronto no formaré parte de cada uno de tus instantes; no te cubriré de besos a todas horas; no percibiré el incesante galopar de tu corazón sobre mi pecho; tampoco compartiré contigo el tiempo de alimentarte, ése que nos llena de placer; ni velaré tu sueño en el que tus mejillas se tintan del color de las manzana rojas. No podré responder a tu llamada y llenarte con mi amor cada vez que lo necesites.

Sólo quedan dos días para regresar al trabajo. Se termina la baja maternal.

Más regresos en el blog de Gustavo

22 comentarios:

  1. jajajaja¡¡¡¡ Cómo me has engañado!!!!!!
    Yo pensando en un amor lleno de dolor, un amor que te vuelve loca, pero...¡ con las piernas peludas!!!!!

    Dios mio!!! Te juro que te comprendo, que hago mia todas tus palabras...
    Dejar a un bebe..... es lo más duro y lo más cruel del mundo.
    Genial.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. jaja...Parece que se ha cumplido lo que pretendía. Me pareció un regreso del que se habla poco y sin embargo cada dia lo llevan a cabo multitud de padres.
    Un besaso y buenas noches

    ResponderEliminar
  3. Qué gamberra!
    Muy bueno María José. Es un regreso de los más duros.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Tengo que confesar que también me has engañado un poquitín, jajaj. Pensé lo mismo que Luna, una amor doloroso y esas cosas, jajaja.
    Pero efectivamente hoy en día y por suerte, se dan mucho las bajas paternales.
    Enhorabuena por tu relato, me ha gustado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Siempre te las apañas para escribir relatos cortos con chispa.
    Me encantan tus textos, ni aburren ni son pretenciosos, lo tuyo es la origialidad.

    Un beso Mª José.

    ResponderEliminar
  6. JAJAAAA!!! a mi también me habías engañado.

    Ahora es cuando verdaderamente se empieza a disfrutar del bebé, ya sujentan bien la cabecita, duermen más, parece que se dan cuenta de todo.

    Pero es duro, es verdad.

    ¡Feliz día!

    Miguel

    ResponderEliminar
  7. María Joseeee, que lo veía venir, pilla. A esa madre decirle que no hay para tanto, que no es un adiós para siempre es un regresaré ha hacerte la papilla y a cambiarte el dodotis. Genial instinto materno. Bsitoossss.

    ResponderEliminar
  8. Ay, qué dilema el de las madres que tienen que dejar a los nenes para volver a trabajar. Todas, más o menos, lo hemos sufrido. Nos perdemos tantas cosas de ellos...

    De todas maneras, los hijos poco a poco se van desprendiendo de los lazos maternales, aunque siempre serán nuestros bebés y nosotras sus madres :)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Me cagüen la sota bastos!
    Me tragué el anzuelo hasta el píloro.
    Estupenda descripción de una angustia que lo mismo vale, al parecer, para un roto que para un descosido.

    ResponderEliminar
  10. Hola María José.

    He leído todo el relato perfectamente engañada. Quizá sea la imagen que acompaña a la derecha de tu blog.Seguro.

    Un precioso y verídico argumento. Le has dado un toque muy especial.

    Un abrazo.

    Maat

    ResponderEliminar
  11. Simplemente genial. Como siempre lleno de ternura. ¿Algun defecto?. Ninguno

    ResponderEliminar
  12. Emotiva realidad, que no por más habitual es menos dolorosa.

    Pero, creo que la mujer sigue necesitando esa parcela de autonomia por la que tanto ha luchado.

    Claro, lo cortés, no quita lo valiente y ese "gusanito, entre pañales" ...tira tanto!!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Creí estar leyendo una maravillosa historia de amor,y eso era en realidad...una de las más maravillosas historias de amor sobre las cuales se puede escribir y tu,amiga, le has dado forma con tus palabras haciendo que llegue a lo más hondo de tus lectores,me has engañado hasta el final hasta el mismisimo último parrafo.Enhorabuena

    ResponderEliminar
  14. yo he tenido que cambiar algunas vece de escenario. A ello se acompañan el abandono.
    Es verdad, el mordimiento en estos casos ha sido siempre un lastre.


    Tèsalo

    ResponderEliminar
  15. ayyy qué tierno!...inesperado giro que has logrado darle al texto!...doloroso momento para toda mujer que debe regresar a su rutina laboral dejando a su pequeñito al cuidado de otros!...por fortuna, he tenido la suerte de cuidar de mis hijas sin necesidad de recurrir a guarderías.



    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Por lo que veo has conseguido engañarnos a todos, ¡¡¡como si no te conociésemos!!!, creo que la clave está en que nunca hablas de amor en pareja, que no desnudas tu corazón en tus relatos y estabamos todos así como muy cotillas, muy concentrados en leerte y zas!, aparece el mocosete a fastidiarlo todo, jajaja, muy bueno, miles de besosssssssssssss.

    ResponderEliminar
  17. Amores son amores. Este es un gran amor y esta parte de la historia si será dura... pero se compensa y nos acostumbramos y superamos esos celos e inquietudes tan normales.Es que es tan lindo quererlos y tenerlos!!!!
    besotes y buen domingo.(cómo nos fuiste llevando de la naríz...jajaj)

    ResponderEliminar
  18. Gracias a todos por vuestros comentarios. Perdonad que no os conteste uno a uno, pero el trabajo se acumula...besos

    ResponderEliminar
  19. Gracias a todos por vuestros comentarios. Perdonad que no os conteste uno a uno, pero el trabajo se acumula...besos

    ResponderEliminar
  20. Lo sabía Gus y tu estáis compenetrados hasta ese punto, jajaja. Uno que cualquier día da a luz y la otra que ya dio y le toca regresar a su pesar a otro mundo sin coloretas ni gu gu gu.
    No sé si con tres meses dicen gugugu o sólo hacen pompas, yo me lo he imaginado todo, un abrazote, María José.

    ResponderEliminar
  21. Precioso relato Mª José. No soy muy original si te digo que me has sorprendido descubriendo al pequeño protagonista de tu historia sólo al final del mismo.
    Debe de ser muy duro volver a la rutina diaria del trabajo, por muy gratificante que este sea, dejando atrás al bebé que ha acaparado todo tu tiempo durante la baja maternal.
    En este caso, un regreso no deseado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LAS PALABRAS DE MIS AMIGOS

Popular Posts

Recent Posts

Follow on Bloglovin

Categories

Este jueves un relato (192) Personal (134) Paseando con... (21) Sábados literarios de Mercedes (21) Bajo los tilos (13) La caricia de Tánatos (11) Mis lecturas (11) Anécdotas de una de 50 y (9) Contando las semanas en 52 palabras (9) Vida y milagros de un ex (9) Reseñas literarias (7) Comentarios (6) Contando 53 semanas (6) Maldad (6) Microrrelatos (6) Reto Semi Genérico 2015 (5) Actualidad (4) Escribir una novela. Manual de supervivencia (4) III Encuentro Bloguero (4) Imaginar un lunes (4) Relatos (4) Actualidad cultural (3) Arte Fractal (3) Las galletas de la fortuna (3) Pepe Pepino (3) Personal. (3) Taller (3) Trilogía del Mal (3) Vampirismo (3) Viajes (3) Anécdotas de una de 50 y Este jueves un relato (2) Fotografia (2) Historias médicas (2) La marca personal (2) Premios (2) Premios de amigos (2) Recuerdos de mi infancia (2) Una foto con relato (2) reseña (2) videos (2) 100 seguidores (1) Abecedario de flores (1) Actividades culturales (1) Alfredo Cot (1) Alicia y el teorema de los monos infinitos (1) Aniversario (1) Anécdotas de una de 50 y ... (1) Aragón Negro (1) Colaboraciones (1) Como diente de león (1) Dia del libro 2010 (1) El poder de la Sombra (1) Encuentros (1) Entrevistas (1) Historia (1) La fuerza de Eros (1) La mirada de Chapman (1) Los cisnes no tienen alma (1) Mal trago (1) Muertes de Sobremesa (1) Navidad (1) Novela Negra (1) Otros autores (1) Persona (1) Personas (1) Personba (1) Pilar Fernández Senac (1) Premio (1) Prenios (1) Publicaciones (1) Píldoras psicológicas (1) Recorriendo la Red (1) Reseñas de Bajo los Tilos (1) Reseñas de La caricia de Tánatos (1) San José (1) Séptimo cumpleaños (1) Te lo recomiendo (1) Viaje (1) anécdotas del baúl de la piquer (1) celebración (1) feria del libro de Madrid 2014 (1) la fuerza de Eros. (1) la idea (1) los violines sí. (1) tarta (1)

Blog Archive

Google+

Con la tecnología de Blogger.

Mis amigos

Google+ Seguidores

Total de visitas

Soy juevera

Soy juevera
Si tuviera color sería luna terrosa, si textura: el suave y delicado género que visten los duraznos cuaresmillos, si oliera sería a canela, a flor de algarrobo y caramelo bullente (Ceci)

Estás a mi lado, lo se...

Seguir by Email

Si quieres saber de mi­

Mi lista de blogs amigos

Translate

Advertencia Legal

Todos los contenidos de este blog son obra de María José Moreno y sus amigos y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996 de 12 de abril. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, edición, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora. © María José Moreno Registrado en Safe Creative:0908174244193
Copyright © Lugar de Encuentro | Powered by Blogger
Design by Blog Oh! Blog | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com